Mundo

Unión Europea decide cerrar su espacio aéreo a Bielorrusia por el “secuestro del avión de Ryanair”

Los jefes de Estado y de Gobierno pidieron prohibir que las aerolíneas bielorrusas sobrevuelen el espacio aéreo y aterricen en aeropuertos europeos.

Varios países ya han enviado una solicitud a la Organización Internacional de Aviación Civil para que abra una investigación sobre lo sucedido.
Varios países ya han enviado una solicitud a la Organización Internacional de Aviación Civil para que abra una investigación sobre lo sucedido.

Los países de la Unión Europea acordaron cerrar el espacio aéreo a Bielorrusia y congelar más de 3 mil millones en cooperación económica como sanción por el “secuestro del avión de Ryanair“.

En las conclusiones adoptadas por el Consejo Europeo, los líderes catalogaron de “inaceptable” el episodio que “puso en riesgo la seguridad aérea” y reclamaron la inmediata puesta en libertad del periodista Roman Protasevich y su pareja, Sofia Sapega.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea pidieron tomar las “medidas necesarias” para prohibir que las aerolíneas bielorrusas sobrevuelen el espacio aéreo y aterricen en aeropuertos europeos.

Fuentes diplomáticas indicaron a El País que las sanciones consistirán en “un paquete de medidas, más allá de simples sanciones individuales” que ya están en vigor contra ciertos dirigentes del régimen bielorruso, incluyendo a Alexander Lukashenko.

Varios países ya han enviado una solicitud a la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI) para que abra una investigación sobre lo sucedido.

Además, los líderes de la Unión Europea han mostrado su solidaridad con Letonia por la expulsión “injustificada” de todos sus diplomáticos en Bielorrusia, en represalia por la retirada de la bandera oficial bielorrusa durante el campeonato mundial de hockey sobre hielo.

Los mandatarios europeos aseguraron que era necesario adoptar medidas severas para reaccionar a un acto sin precedentes y que algunos líderes no han dudado en tachar de “terrorismo de Estado” y “secuestro”.

La crisis en la antigua república soviética se remonta al pasado mes de agosto, con las elecciones fraudulentas que dieron un sexto mandato a Lukashenko y fueron criticadas por la Unión Europea, ante el apoyo de Rusia. En este contexto, el bloque europeo ha adoptado tres tandas de sanciones y mantiene en su lista negra a 88 funcionarios de la cúpula bielorrusa.

Más Noticias

Más Noticias