Mundo

Vietnam impone restricciones tras alza de casos y detección de nueva variante de COVID-19

Las autoridades impondrán medidas de distanciamiento en Ho Chi Minh, la ciudad más grande del país, por un brote aparecido en una congregación religiosa.

La variante detectada en el país sería una mutación híbrida entre las variantes británica e india. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La variante detectada en el país sería una mutación híbrida entre las variantes británica e india. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Agencia UNO-Europa Press

Vietnam, uno de los países que había manejado de mejor manera la pandemia de COVID-19, decidió imponer restricciones tras el alza de casos de las últimas semanas, que surgió justo luego que se detectara una nueva variante del SARS-CoV-2.

En lo concreto, la ciudad Ho Chi Minh, la más poblada de la nación, impondrá a partir de este lunes a sus más de 9,5 millones de habitantes nuevas medidas de distanciamiento social por espacio de dos semanas, según ha informado el presidente del consejo local, Nguyen Thanh Phong.

Buena parte de la culpa del repunte de casos se encuentra en un brote aparecido en una congregación religiosa. La ciudad ha registrado 126 pacientes vinculados a esta concentración desde el miércoles, aunque 33 de ellos siguen sin estar confirmados por el Ministerio de Salud.

Las restricciones incluirán la suspensión de eventos sociales en buena parte de la ciudad, la prohibición de reuniones de más de 10 personas fuera de los espacios de trabajo, escuelas y hospitales, y de más de 20 personas en un lugar, así como el requisito de una distancia social mínima de dos metros en público, según declaraciones recogidas por el diario VNExpress.

En dos distritos de Ho Chi Minh las medidas serán todavía más estrictas: no se permitirán reuniones de más de dos personas en público y a los residentes se les recomienda que no salgan de sus casas salvo para comprar alimentos, fármacos o para trabajar en empresas consideradas como “esenciales”.

El secretario del Partido Comunista para la ciudad, Nguyen Van Nen, ha explicado que “la ciudad debe aceptar la medida de distanciamiento social para la protección a largo plazo” y que “el periodo de dos semanas puede ser bastante largo, pero no hay otra solución” porque “hay que tomar en cuenta que la ciudad puede acabar enfrentada al peor escenario posible”

Esta es la segunda vez que se impone un distanciamiento social en toda la ciudad. La primera vez fue en abril del año pasado, cuando siguió a una orden nacional.

Vietnam ha registrado 3.893 casos de infección por coronavirus en el último mes, incluidos 108 en la ciudad, y detectado en las últimas horas una nueva mutación híbrida del SARS-CoV-2 que combina las variantes británica e india y se propaga rápidamente a través del aire.

Más Noticias

Más Noticias