El controvertido rol de Golborne en la crisis del gas

“Enap está viviendo una situación financiera compleja. Tiene un patrimonio de US$350 millones y debe más de US$ 4 mil millones. No podemos, como directorio de esta empresa responsable, absorber los subsidios que pueda requerir una región, por muy razonables que estos pudiesen ser”.

 

Por

“Enap está viviendo una situación financiera compleja. Tiene un patrimonio de US$350 millones y debe más de US$ 4 mil millones. No podemos, como directorio de esta empresa responsable, absorber los subsidios que pueda requerir una región, por muy razonables que estos pudiesen ser”.

 

Con este discurso el ministro de Minería, Laurence Golborne -junto al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter–  salió este lunes a flanquear a su par de Energía, Ricardo Rainieri, ante la embestida de la Concertación por el traspaso del alza del precio del gas a la población de Magallanes, que aumentó el valor del combustible en la zona en un 16, 8%.

 

Hasta ahora el ministro mejor evaluado del gabinete de Sebastián Piñera había sido un mudo testigo de la crisis provocada por la determinación del Ejecutivo, que hoy tiene en las cuerdas a su par de Energía, con una solicitud de interpelación aprobada esta mañana y duramente criticado en La Moneda por su escaso manejo comunicacional. Sin embargo, Golborne –en su rol de miembro del directorio de Enap- tuvo un activo rol en la decisión que hoy tiene a Magallanes en las calles.

Es más, fuentes de la industria, representantes de los trabajadores de Enap, parlamentarios de oposición y hasta en el oficialismo coinciden en que el titular de Minería es la verdadera voz del Ejecutivo en el directorio en la Empresa Nacional del Petróleo y ha sido el principal promotor de convertir la firma estatal en un gobierno corporativo, al estilo de Codelco, con capitales privados objetivo en el que se enmarca el fin del subsidio al gas en la Región de Magallanes. Sin embargo, desde el Ministerio de Minería aseguran que éste no es el objetivo y prueba de ello es que la decisión del Ejecutivo no es eliminar el subsidio sino sólo rebajarlo. 

Rainieri paga los costos
Así, las cosas –según dice una fuente de la industria energética- en el gobierno, la primera preocupación era que esta crisis golpeara a Golborne, pero finalmente fue Rainieri quien debió salir a pagar los costos puesto que administrativamente su cartera es la encargada del tema.

 

Sin embargo, en la oposición tienen claro el rol del secretario de Estado mejor evaluado en la última encuesta CEP. Según el diputado PPD Felipe Harboe, “el ministro Golborne ciertamente tiene responsabilidad en esta crisis, toda vez que, como Ministro, debe desplegar su capacidad articuladora y visión política para prevenir conflictos sociales”. Según el parlamentario, miembro de la Comisión de Energía y Minería, que Golborne “no ponderara el impacto social que generaría la medida de recorte del subsidio del gas” demuestra “su impericia política”.

 

Aunque la interpelación ya se fijó para el próximo miércoles, en el Ejecutivo insisten en que esta modalidad de fiscalización de los parlamentarios no es de temer, sino que es un show mediático que suele beneficiar al interpelado -sobre todo por los bajos índices de popularidad de la Concertación. Así, poner a Rainieri en la línea de fuego tendría un costo menor. “En esto él ha sido un fusible”, dice una alta fuente oficialista.

 

Pugna por Enap

“El verdadero representante del Presidente Sebastián Piñera en Enap es Laurence Golborne, el ministro Rainieri ostenta la presidencia del directorio por accidente y todos entienden que su rol es más que nada administrativo”, dice un miembro del directorio de Enap, al referirse al rol del titular de Minería en las decisiones sobre el precio del gas.

 

En la misma línea, el senador José Antonio Gómez, presidente del PRSD y miembro de la comisión de Minería y Energía del Senado, sostiene de manera categórica que “el cerebro en esta alza del gas en Magallanes es el ministro Golborne”.

 

El rol de Golborne como cabeza del proceso de nuevo gobierno corporativo para Enap quedó claro tras el tira y afloja que tuvieron los ministerios de Minería y Energía al definir quién se quedaría con el control de Enap.

 

Durante la administración del ex ministro Marcelo Tokman, bajo cuyo mandato se aprobó la creación del Ministerio de Energía, quedó establecido por ley que la petrolera debía estar en manos de la nueva institucionalidad. El traspaso se oficializó el 3 de mayo pasado, luego de que la Contraloría General de la República emitiera una resolución que reafirmaba que la empresa debía quedar bajo el mandato de la cartera de Rainieri.

 

No obstante, Golborne reclamó que se le restituyera al ministerio de Minería la presidencia del directorio de Enap. Así, con expreso acuerdo del Presidente Sebastián Piñera, se envió a trámite en el Parlamento un proyecto de Ley que buscaba devolver la empresa a la cartera de Golborne.

 

La resistencia de los trabajadores y el rechazo de los parlamentarios de oposición José Antonio Gómez (PRSD), Ximena Rincón (DC) e Isabel Allende (PS), bloquearon la aprobación de la iniciativa, que finalmente fue retirada.

 

De este modo, Rainieri mantuvo el sillón principal del directorio. Sin embargo, es Golborne como miembro de esta instancia quien se ha arrogado el manejo real de Enap.