Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
“Atrapada”, “prisionera” y “amarrada”: las explicaciones al alto rechazo de Camila Vallejo en la CEP “Atrapada”, “prisionera” y “amarrada”: las explicaciones al alto rechazo de Camila Vallejo en la CEP

La diputada comunista ha presentado un deterioro en su imagen desde que llegó al Congreso. Uno de los responsables de este fenómeno sería el Partido Comunista, del que la parlamentaria debiera desligarse para poder retomar una posición positiva ante la ciudadanía, según las encuestas.

Nacional

“Atrapada”, “prisionera” y “amarrada”: las explicaciones al alto rechazo de Camila Vallejo en la CEP

Por 17 de diciembre de 2015

A finales del 2011, año en el que la Educación se tomó la agenda con el movimiento estudiantil, una de las principales exponentes de la demanda social, Camila Vallejo, por entonces presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), ostentaba un sólido 44% de percepción positiva por parte de la ciudadanía, según los datos de la encuesta CEP, versus el 30% de opinión negativa.

La movilización tuvo en jaque al gobierno de quien era Presidente por esa época, Sebastián Piñera, y el movimiento sobrevivió a cuatro ministros de Educación.

A_UNO_292745

Esta plataforma catapultó al Congreso tanto a Vallejo, como a quien fuera su par en la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Giorgio Jackson, y posteriormente a Gabriel Boric como sucesor de la titulada de Geografía (2013).

Con altas expectativas entraba una nueva generación de jóvenes a la política.

Dirigentes estudiantiles en el Congreso Nacional

Sin embargo, la percepción de la ciudadanía respecto de la llamada “bancada estudiantil” actualmente es -cuando menos- dispar. En tanto que Jackson se erige como la figura que presenta la mejor percepción positiva con un 44%, la diputada comunista ha presentado un deterioro en su imagen desde que llegó a la cámara baja en el 2014: En julio de ese año contó con 44% de percepción negativa, porcentaje que aumentó a 50 en abril de este año, que finalmente se alza por un 54%, quedando a tan sólo tres puntos del legislador peor evaluado de la política chilena según este sondeo, el senador y presidente de la DC, Jorge Pizarro.

¿Cómo es posible que una de las figuras que estuvo mejor posicionadas en la política nacional, con incluso una cuota importante de presencia en prensa internacional, ahora se codee con parte de los peores evaluados? El Dínamo realizó esta consulta y las conclusiones de diversos analistas se repiten: Camila Vallejo es “prisionera”, ya que está “atrapada” y “amarrada”.

A_UNO_554593

El director del Observatorio político electoral de la Universidad Diego Portales, Mauricio Morales, estima que la diputada hoy es vista “más como parte de la estructura orgánica del PC, que como una defensora de los ideales del movimiento estudiantil”. Además, a diferencia de Boric o Jackson, Vallejo no estaría cultivado una identidad propia. En otras palabras, “ella es vista más al servicio del partido que al servicio de sus representantes”, a lo que se le agrega que, independiente de que sí o no realice diversas actividades en su labor parlamentaria, “no se le ve realizando ni trabajo en terreno”.

Esta opinión es compartida por el analista político Gonzalo Müller, quien cree que ella “ha quedado atrapada en lo más oscuro del sistema político, de como lo ven los ciudadanos”. La comparación inevitable surge con Giorgio Jackson, al que se le ve con “libertad de acción. Con ella han visto disciplina política”. O sea, cuando el ex presidente de la FEUC ha criticado al gobierno, ella “ha privilegiado a La Moneda por sobre lo que ella cree”, estima Müller.

Un calificativo similar usa el sociólogo Alberto Mayol en su diagnóstico a la alta reprobación que experimenta Vallejo: “ella ha tenido que estar mucho más prisionera de la política de gobierno respecto a las reformas, y la confusión del proceso de Reforma, a ella le quita el halo de carisma que traía, como representante, de esa demanda desde los movimientos sociales”. Giorgio Jackson podría haber caído en ello, pero también ha podido criticar al Ejecutivo. En cambio la ex presidenta de la FECH “ha tenido que respetar la doctrina del PC, prácticamente irrestricto a las acciones del gobierno, que cuando existen contradicciones, rompen su capital político”.

A_UNO_525328

¿Es un fenómeno sin solución? Los tres analistas plantean diversos caminos para que la diputada pueda revertir esta situación. Müller plantea que Vallejo “debiera expresar sus opiniones con menos cálculo. Creo que la ciudadanía lo que no perdona es estar defendiendo algo en lo que no cree y ella se ha visto un poco atrapada en eso. Educación ha sido un frente con cambios e improvisaciones, donde se le ha visto defendiendo cosas que terminan cambiando y cediendo. Eso provoca un descrédito y molestia”.

Otro camino sería acercarse a la posición que tiene Giorgio Jackson ante la administración de Michelle Bachelet: “Dejó de asumir que tenía que colaborar con el gobierno, que tenía que apoyar ciclos de reformas con las que ellos han promovido sistemáticamente. Debe mantener un eje bien claro. Camila ha tenido que lidiar con la orden, me imagino, del partido”, sugiere Alberto Mayol.

A_UNO_385737

La mayoría de las alternativas coinciden en, como plantea Mauricio Morales, “autonomizarse del Partido Comunista”. Sin embargo, el director del observatorio electoral de la UDP también sugiere generar una agenda novedosa, para luego sumar la “promoción de políticas de transparencia. Hoy ella parece muy amarrada al PC. En el eje renovación y políticos tradicionales, Vallejo está más cerca o se parece más, a su corta edad, a un político tradicional que a uno renovado. Y como la política tradicional viene a la baja, como ella parece que forma parte de este grupo, también está en caída libre”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día