Nacional

Militar que mató a Víctor Jara en dictadura se enfrenta a juicio el 17 de junio en Estados Unidos

La viuda e hijas del cantautor pidieron una compensación económica por los daños emocionales que sufrieron tras su fallecimiento.

Por El Dínamo, 3 de Junio de 2016

Pedro Barrientos, ex funcionario de las fuerzas represivas del régimen militar, será juzgado el próximo 17 de junio en Florida, Estados Unidos, por la “detención arbitraria, tortura brutal y ejecución extrajudicial” de Víctor Jara, según consigna la citación.

La viuda e hijas del cantautor pidieron una compensación económica por los daños emocionales que sufrieron tras su fallecimiento, hecho que ocurrió en el Estadio Nacional de Santiago el 16 de septiembre de 1973, solo cinco días después del Golpe de Estado.

La demanda contra Barrientos -interpuesta por el Centro de Justicia y Responsabilidad, organización defensora de los derechos humanos de San Francisco- indica que el ex militar estaba a cargo de “la vigilancia de la detención de civiles” del Estadio Nacional, lugar que se convirtió en centro de tortura.

“Los soldados bajo la dirección de Barrientos vendaron los ojos, esposaron, interrogaron, golpearon brutalmente y torturaron a Víctor Jara. El lugarteniente Barrientos ordenó a sus soldados que lo golpearan y torturaran más para castigarlo por sus creencias políticas y su apoyo al presidente Allende”, describe el texto.

La demanda, que reveló Radio Cooperativa, recapitula que el ex militar puso a Jara “una pistola detrás de la cabeza” y jugó a la “ruleta rusa”, colocando varias balas de forma aleatoria en el tambor del revolver. “Durante este ‘juego’, Barrientos disparó a Víctor Jara en la parte de atrás de la cabeza. Después ordenó a otros cinco reclutas bajo su mando que le dispararan repetidamente”.

Los restos del cantautor fueron encontrado en una población aledaña al cementerio junto a otros ejecutados sin identificar. Tenía 44 balas en su cuerpo.

Una vez terminada la dictadura, Pedro Barrientos emigró a Estados Unidos y con el tiempo adquirió la doble nacionalidad, razón por la cual puede ser juzgado en ese país. En 2012, el Gobierno de Chile presentó una acusación formal en su contra por su responsabilidad en la muerte de Víctor Jara. Ahí se abrió una solicitud de extradición y se dictó una orden de captura internacional.