Proyecciones de Banco Santander apuntan a que Chile crecerá un 2,9% en 2018

A través de su informe anual, la entidad bancaria afirmó que gracias a un positivo contexto global y al incremento del precio del cobre, entre otros factores, se prevé que la economía nacional crecerá casi el doble de lo que lo hizo en 2017.

Por
Proyecciones de Santander: Chile crecerá un 2,9% en 2018
Compartir

Bajo el nombre “Visión 2018, el desafío de recuperar el crecimiento”, Banco Santander presentó su informe de proyecciones económicas para Chile en 2018, el cual nos habla de que el país crecerá en torno al 2,9%. Esto, según Claudio Soto, economista jefe de Banco Santander, se debe –principalmente- a un escenario marcado por el alza del precio del cobre, mejoras en los índices de confianza y un contexto global favorable, caracterizado por la recuperación de las bolsas del mundo.

De esta manera, y de acuerdo a dicho informe, se prevé que la inflación se sitúe en un 3%. Mientras que el Índice de Precios del Consumidor (IPC) culminaría este año cercano al 2,6%, llegando a fines de 2019 al 2,9%, es decir, en 2020 se alcanzaría la meta que definió el Banco Central.

A pesar de que 2018 se perfila auspicioso para nuestra economía, el experto hizo énfasis en que “para que el que crecimiento sea sostenible en el tiempo, hay una serie de desafíos a abordar. Está la modernización del Estado y el seguir insistiendo en medidas que apunten a dinamizar la productividad”.

Dentro de este contexto, el economista de Santander destacó la importancia de agilizar los procesos de evaluación ambiental a los que se someten los grandes proyectos de inversión: “Hemos visto que los procesos de evaluaciones están tardando más tiempo, eso ha sido evidente en los últimos años, y eso tiene implicancia en la certidumbre de los proyectos de inversión. El tiempo en que se materializan éstos influye en que la inversión pueda recuperar mayor dinamismo y sea sustentable. Por lo mismo, en su programa, el Presidente electo, Sebastián Piñera, puso el tema de la modernización del sistema de evaluación ambiental”.

Por otro lado, y como parte de las iniciativas en las que se debería seguir avanzando, Claudio Soto se refirió a la Ley de Bancos, sobre la cual afirmó que “hay bastante consenso político para que la ley avance. El sistema bancario chileno es robusto, pero nuestra legislación se ha ido quedando desfasada respecto de otras legislaciones en el mundo. Creemos que, si no alcanza a ser aprobada en esta legislatura porque queda poco tiempo, es importante que el próximo Gobierno tome esto desde el inicio y le dé mayor celeridad a la tramitación”.

Cabe mencionar que la Ley de Bancos, que fue aprobada ayer en la sala de la Cámara de Diputados y que acaba de pasar a manos del Senado, busca subir los estándares en materia de solvencia y supervisión. Para ello, se fortalecerá la institucionalidad del regulador bancario, se incorporarán nuevos instrumentos para la regulación temprana y se incrementará la garantía estatal asociada a los depósitos a plazo, entre otras medidas.

Panorama mundial

Una recuperación relevante, tanto de la inversión como del consumo, al igual que un mercado laboral más ágil en 2017, fueron algunos de los factores que permitieron que la economía mundial experimentara un importante crecimiento, el cual -según el informe de Santander – debiese ser sostenido.

“El año pasado el crecimiento mundial se aceleró a 3,7% y este año va a crecer un poco más: 3,8%. De esta forma, 2017 marca un punto alto respecto de la historia post crisis financiera, en términos de que la cantidad de países que estaban creciendo fue la mayor desde la crisis. Y, el hecho de que se ha sincronizado el crecimiento en el mundo, le da más sustento a la idea de que el crecimiento va a ser mayor y más prolongado”, explicó Soto.

Estas positivas cifras también se sustentan en una mejora en la confianza, que se percibe en un alza generalizada de los índices bursátiles, en políticas fiscales estimulantes y expansivas. Sin embargo, este informe, a su vez resalta el hecho de que la inflación en el mundo se encuentra contenida, y que a  pesar de la disminución continua de las tasas de desempleo, aún hay varios países que cuentan con una tasa de participación laboral por debajo del nivel que tenían antes de la crisis. Esto último, implicaría que la presión sobre los salarios, y por ende sobre la inflación, podría tardar en aparecer. 

Más Nacional

Últimas noticias

Populares

Recomendados