Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Diputado Florcita Motuda: “Si los hueones del Congreso quieren subirse la plata, suban el sueldo mínimo po, hueón” Diputado Florcita Motuda: “Si los hueones del Congreso quieren subirse la plata, suban el sueldo mínimo po, hueón”

En entrevista con El Dínamo en lo que él llama la “Quinta Vergara” en su patio, el diputado electo habla del Frente Amplio, Alberto Mayol y dispara contra el Partido Comunista.

Nacional

Diputado Florcita Motuda: “Si los hueones del Congreso quieren subirse la plata, suban el sueldo mínimo po, hueón”

Por 22 de febrero de 2018

Desde hace 33 años, el artista Raúl Florcita Alarcón vive en el sector El Arrayán de Lo Barnechea, en una pequeña casa a los pies del cerro, con su hija y una gata, financiándose exclusivamente de la música. Pero sus jornadas artísticas están apunto de cambiar radicalmente, cuando el próximo 11 de marzo inicie de manera formal su primer periodo legislativo, luego de haber sido electo en las pasadas elecciones del distrito 17, que incluye Curicó y Talca.

“Vivir acá es conveniente con la actividad que tengo (como músico). Si tuviera un trabajo diario de oficina, sería inaguantable. Y esto (apunta a la naturaleza) no existiría; sería como vivir en tubo, como los japoneses, en casas chicas. Los trabajo son un verdadero secuestro pagado”, dice el diputado electo en entrevista con El Dínamo en lo que él llama la “Quinta Vergara” en su patio, una suerte de anfiteatro incorporado en el cerro en la parte posterior de su casa.

“Florcita Motuda” habla rápido, le gusta conversar y salta de un tema a otro. A veces pierde el hilo de la conversación y no termina de responder las preguntas porque se le ocurren otras ideas, todo mientras come frutas directo de uno de los árboles que son parte de su propiedad. Es duro en criticar al Frente Amplio cuando cree necesario -lo que le ha generado más de algún reto-, cuestiona al Partido Comunista y habla de las grandes ideas que se vienen para los próximos cuatro años.

A contar de marzo, el nuevo legislador pasará también sus días en Valparaíso -donde arrendará una casa con su equipo- legislando junto a los restantes 19 diputados del Frente Amplio, convertidos en la tercera fuerza de la Cámara. Al cambio de mando, dice, llegará vestido con su capa blanca con lunas y estrellas negras, además de las antenas en la cabeza. “Imagínate si llego vestido de terno y corbata, ¿cuál sería el titular? Ni siquiera le pagaron y ya lo compraron. Es un hecho político necesario”, explica.

-¿Cómo le gustaría que lo llamen? Porque la Cámara es bien rígida y formal.

-Yo voy a tratar de que me digan Florcita para no sentir la extrañeza, porque estamos hablando de un lugar donde está la representación de una sociedad y que nos llamen a todos iguales no es representativo. Tampoco sería representativo que a la diputada mapuche (Emilia Nuyado) la obliguen ir de una forma, si ella puede ir con vestimenta formal mapuche, como a mí podrán pedirme vestimenta formal de payaso.

-El diputado UDI Osvaldo Urrutia pidió que se profundizara en el reglamento de la Cámara, sobre todo frente a esto. ¿Qué le pareció?

-Yo le mandé un “tuiter” donde le decía: señor Urrutia, diputado de la UDI, no tengo yo la culpa de que usted me tenga envidia, porque su máximo líder Jaime Guzmán fuere furibundo admirador mío. Y le puse un video donde él hablaba de mí, pero nunca respondió el tuiter.

-¿Y cómo se está preparando para llegar al Congreso?

-Yo tengo un equipo y me llegaré a experticiar en los temas. No siento la obligación de experticiarme en cada uno de los temas, son muchísimos y para eso uno tiene un equipo. Y por eso uno se va expertizando de rebote, del trabajo en conjunto. Todos en mi equipo son humanistas, gente muy agradable, alejados del partido pero que decidieron volver de forma entusiasma, porque yo entusiasmo a la gente con la que me conecto y eso es muy bonito. Me gusta mucho hablar, jajaja. Es una virtud tan bonita. A veces la gente me pide autógrafos en la calle y nos ponemos a hablar, yo hablo y la gente me dice ‘ya, Florcita, me tengo que ir, chao’. Al revés, ¿cachai? Jajaja.

La política y Mayol

-¿De qué se trata esta “mística política” de la que habla?

-De que se mira a la gente como una cosa media territorial: usted es de este lugar, ésta es su junta de vecinos o su organización, pero faltan los territorios sicológicos o temáticos. Por ejemplo, yo vivo con los músicos. Eso es un territorio que no está instalado en un espacio físico como tal. O a mística, de lo que puedo conversar con gente que es creyente o que es atea. Y esa franja de la sociedad, cómo se conecta si no viven una sola comuna.

-Y esto, concretamente, ¿cómo se expresará en la Cámara?

-No solo desde el punto de vista económico, que es el tema favorito que se trata en la Cámara, sino que también las necesidades místicas o espirituales o sicológicas que tiene la gente. No solo el comer o trabajar. Yo he estado como músico muchas veces al borde del hambre, pero componiendo una canción, hueón, feliz. Y de repente agarro cualquier cosa y me la como, pero con la felicidad de estar conectando con otros que están en el mismo tema. Es importante que la gente conecte con lo que le gusta hacer, porque la mayoría trabaja en hueás que odia y eso es tomar una gotita de cáncer diario. Pero eso cambia si puedes hacer aunque sea en ratos libres lo que te gusta. Te empuja a vivir en mejores condiciones.

-¿Y usted como diputado cómo puede aportar en eso?

-La primera cosa como acercamiento al distrito en que estoy será convocar a los jóvenes para hacer talleres de creatividad para que empiece a fluir hacia diferentes planos de la vida. Inventaré festivales, me las arreglaré para tenerles premios a ellos, pero que la creatividad empiece a aparecer en los jóvenes. Y también me interesa la relación con la gente de la tercera edad, pares míos, porque yo tengo 72 años. Yo estoy en una campaña de rejuvenecimiento físico, porque llegué a una conclusión muy interesante. Admirando al Nicanor le hice una canción homenaje hace dos o tres años, que se llamaba “A Nicanor le gusta vivir, le gusta crear, le gusta escribir poesía; a Nicanor, 100 años viviendo en la tecnología cuántica de la palabra”. Muy bonito título, que te habla de la calidad de la canción que puede haber ahí. Ahí me entusiasmé con el tema de los cien años y me comprometí a vivir mínimo cien años. ¿Por qué? Porque reconozco que lo valioso que tengo tiene que ver con el conocimiento y la experiencia del Humanismo Siloísta. Mira, se puede decir científicamente que esto es una rebelión contra la muerte.

-Y de aquí hasta esos cien años, ¿cuánto le gustaría estar de diputado?

-Tengo muchos proyectos interesantes que había dejado fuera, como la aspiración de hacer una sinfonía de orquesta y coro y la dejé por ahí, porque no pensaba en cuántos años iba a vivir, pero cuando me comprometí a vivir 100 años dije no, voy a retomar el proyecto de una sinfonía, que se va a llamar “Oraciones incandescentes para ateos y creyentes”.

-¿Pero le interesa ir a la reelección?

-Viviremos la experiencia a ver cuánto puede aportar uno, qué tan posibilitario puede ser uno para su distrito, para el país, y de acuerdo a eso, sin imaginarla, sino que sentirla, yo diré si aspiro a una reelección, si es de utilidad o no.

-Muchos se han quejado en el pasado de que es difícil hacer cambios concretos para las personas, como diputado. ¿Siente que puede haber algo de eso?

-Si yo estuviera aislado como dedo, pensaría eso, pero somos 20 los diputados frenteamplistas, y dos abuelos, la abuela Pamela (Jiles) y yo. Los demás son puros cabros muy inteligente y preparados, que nos van a enseñar también a hacer bien las cosas. No va a ser tan difícil como la gente piensa, los que dicen ‘qué va a hacer Florcita ahí’. Hay cuestiones que me han parecido interesantes, como la idea de (Alberto) Mayol, de amarrar la dieta parlamentaria a la unidad empleo mínimo. Entonces, ¡si los hueones quieren subirse la plata, suban el sueldo mínimo po, hueón! Muy inteligente Mayol. O lo del tren, muy bonito. El Frente Amplio ha sido un poco injusto con él. Éste debió haber sido un tremendo diputado.

-¿Cuál fue esta injusticia con Mayol?

-Ponerlo en un subpacto solo, donde no pudo sumar votos de nadie. Sacó como 25 mil votos y salieron otros como yo, que salí con 7 mil votos, ¿cachai? Porque éramos un conjunto de gente que logró que yo saliera. En cambio, pusieron intencionalmente a Mayol en un subpacto donde no había nadie. Fue una mala intención.

-¿Y por qué le hicieron eso, cree usted?

-Porque lo acusan de individualista, de que va solo, que no respeta al conjunto. Yo digo: hay que respetar al conjunto y también a las personas que tienen un brillo individual interesante. Si fuera por eso, ¿Gandhi hubiera existido? Gandhi fue una luminaria y las luminarias aparecen de repente porque el hombre está expuesto a la inspiración, donde hace aparecer sus destellos en la música, en la literatura, en la política.

-¿Y quién fue responsable de esto contra Mayol?

-Yo creo que la envidia y el temor, porque son situaciones que no se pueden personalizar. El Frente Amplio va a tener que hacer una revisión de las formas tan poco éticas de haber tratado a esta persona que es muy valioso. Además, él es creador de ópera y es un artista también. O sea, ¿quién más individualista que yo? ¿Se juntó alguna vez el Partido Humanista a decirme ‘haz este tipo de canciones’? ¿’Ponte estas pinchas o estas otras’? ¡No! Son inspiraciones que uno recibe.

Izquierda y derecha

-¿Cómo ha visto a lo largo de estos años a la izquierda post dictadura?

-Mira, me da cosa llamarla izquierda. Estoy buscando otro apelativo, porque las cosas como se están dando ya no son entre izquierdas y derechas. Yo creo que son pro ser humano y contra ser humano, porque de repente en estas derechas ha circulado la idea de que la plata no alcanza para todos y piensan que las guerras podrían ser buenas para que no hubiera tanta gente o de repente algunos artilugios para que gente muera. Yo he escuchado hablar de eso al creador de Microsoft. ¿Le has escuchado ese punto de vista? Esta mina del Fondo Monetario Internacional, que dice que los viejos están molestando, que hacen gastar plata, mátenlos, jajaja. Entonces, ese punto de vista tan anti humano hace que no sea justo decir izquierdista cuando hay algunos que jugaron un papel letal y nefasto cuando fueron la Concertación y la Nueva Mayoría. Hay una cuestión que es más definitoria entre gente que va por el progreso para todos o solo para algunos, que a la larga es el progreso de nadie, porque van a estar los que tienen plata defendiéndose de la tremenda cantidad de plata o del terrorismo o esta cosa o lo otro.

-¿Así ve a lo que se conoce hoy como derecha?

-Claro, pero reconozco a gente que tiene un espíritu más pro humano, ¿cachai? No me parece justo hablar de derecha o izquierda porque no alcanza el concepto. Uno va por el socialismo, que en realidad crezca la sociedad y el ser humano. ¿Qué reclaman del otro lado? Que se habla solo del Estado y no del ser humano. Cuando hablamos como humanistas, hablamos del cambio social y personal simultáneo. Cuando atacaban a Mayol diciendo que es un individualista, oye, respeto a los conjuntos pero también al individuo, ¡carajo!

Cultura y medio ambiente

-¿Tiene pensado qué proyectos le gustaría presentar?

-Bueno, los proyectos que vamos a presentar, tendrías que decir tú en plural, porque somos un conjunto de 20 frenteamplistas, ¿ya? Si me preguntas a mí, a mí me causa mucha indignación que se lleven presos a los músicos que están por las calles. Estamos haciendo una investigación de qué normas están sujetas para ello y lo que he sabido es que ya no los llevan por vagancia, como antes, sino porque se resistieron a mostrar su carné. Las municipalidades tienen que armar el cuento de qué hacer con los músicos que tocan en la calle. Yo pienso que podría empezar la Municipalidad de Valparaíso creando plazas para que la gente vaya y los músicos toquen ahí, para que los vecinos no reclamen de que les están metiendo bulla. Ahí los músicos pueden mostrar sus canciones y lograr ganancias por sus discos.

-¿Pero algún otro proyecto?

-A mí me entusiasma mucho el tema de bajar la dieta parlamentaria y de amarrarla al concepto unidad sueldo mínimo. Si bien no salió Mayol como Presidente, yo creo que hay que recoger su aporte, como expropiar el 20% de las empresas estratégicas, que hoy se pasan por el aro al gobierno. Si tenemos el 20%, va a estar ahí alguien mirando que no eludan impuestos, que no se caguen a las personas.

-¿En cuánto debería quedar la dieta parlamentaria?

-Lo importante es que quede amarrada.

-¿Pero ha pensado en una cifra? Un diputado UDI plantea que 500 mil pesos es suficiente.

-No he pensado. Creo que hay que estudiarla, pero lo que me entusiasma es amarrarla a la unidad del sueldo mínimo.

-En este momento se están negociando las comisiones donde van a estar los diputados. ¿Le interesa alguna en particular?

-Sí, me interesa el tema de cultura y medio ambiente.

-¿Ya está claro dónde van a quedar o no se ha zanjado?

-¿Qué has sabido tú?

-No se sabe mucho.

-Ya. Yo tampoco sé mucho.

-Probablemente cuando se termine el receso legislativo en marzo ahí se vea, ¿no?

-Puede ser. ¿El Congreso viejo se retoma el 1 de marzo?

-Sí.

-¿Y el 11 entramos nosotros?

-Sí.

-Ya.

“No confío mucho en la ciencia”

-Hubo una polémica por unos tuits antivacuna que publicó. ¿Cómo le…

-Espérate. A mí me llamó la atención y lo retuiteé y se me tiraron como jauría. Yo no entendía que estaba pasando. Después me enteré que hay líos en Italia por la carencia de vacunas, han aparecido otras enfermedades. Claro, hay que investigarlo y verlo bien, pero no vengan con amenazas. Una pajaronería mía.

-Pero a priori, ¿está a favor o en contra de estas campañas contra vacunas?

-Hay que investigar bien el tema, si es verdad que no poner vacunas hace que regresen la epidemias…

-La ciencia postula eso, al menos.

-Yo no confío mucho en la ciencia, te voy a decir. Desde que la farmacopea está amarrada a tratar de tener siempre enfermos crónicos para venderles remedios toda la vida, me hace a mí buscar alternativas naturales y hay muchas en grupos de internet, es re interesante. Tuve acceso a un grupo que tiene que ver con la trementina, que es un remedio que desde hace 180 años atrás aparecía en todos los textos de salud y yo he podido probarla y la encuentro muy interesante. Y eso es el derecho del ser humano de poder buscar su propia medicina. Que se determine qué vacunas son nefastas y producen otra enfermedad. Sería interesante eliminar esas vacunas particulares y dejar las que no producen daños.

-Han muerto dos jóvenes en Brasil por no vacunarse. ¿Debe haber obligación sobre ciertas vacunas? Porque podrían poner en peligro también a otras personas.

-Tiene que haber un estudio serio sobre las consecuencias secundarias de las vacunas, serio y transparente. No uno encargado por los que hacen las vacunas, ni la industria médica.

-Desconfía harto de la ciencia en este tema…

-No es contra la ciencia en general. Es lo mismo con la política: donde entra el billete se transforma la política en algo en favor de las empresas. Aquí lo mismo: entra la plata y pone determinadas preferencias de medicamentos. Y no estoy hablando de la ciencia en realidad, sino que de la mercantilización de los medicamentos.

El PH y Pamela Jiles

-¿Cómo se siente hoy en el Frente Amplio, pensando en que el Partido Humanista no llegaba al Congreso desde Laura Rodríguez? ¿Cómodo?

-Muy cómodo. Como es tan amplio, hasta podemos pelear. Y es bonito porque los jóvenes se pelean y siguen muy amigos como antes, una cosa que hay que aprender.

-¿Hay algo en que esté en desacuerdo con ellos?

-Eso de que pongan por delante solo al conjunto y no al individuo, como con Mayol. Hay que tener respeto por ambos. Porque en el individuo hay que posibilidad de inspiración, así como se inspiró Gandhi, Luther King.

-¿Qué le parece Giorgio Jackson y Gabriel Boric, que son las caras más visibles del bloque?

-Interesante, muy interesante. Tan jóvenes y con decisión. Estuvieron cuatro años y no los lograron quebrar e hicieron sus cositas y armaron este Frente Amplio. Lo único que encuentro yo es que ellos miran solamente a los políticos, a los que se consideran como políticos y discriminan a los que no son políticos. No se dan cuenta que un tipo que viene de la cuestión musical tiene una percepción también y tiene un contacto con la gente y puede ser un aporte. Ese es mi desencuentro con ellos.

-¿Y esto es porque le dijeron algo, lo criticaron?

-Viene de que de repente critican a la Pamela Jiles y a mí porque soy desobediente, en circunstancias en que yo pertenezco a un partido que ¡no da órdenes de partido!

-¿Qué le han dicho?

-Emm, ah, no me acuerdo jajaja. No lo tengo muy claro. Algunos se han sentido ofendidos cuando he hecho algunos reclamos por ahí, que ya ni me acuerdo.

-Pamela Jiles se ha enfrentado a varias personas del Frente Amplio, sobre todo con Boric. ¿Qué le parecen eso?

-Ella es una mujer política muy interesante, que tiene manejo de imagen, como personaje. Y de repente cuando le responden a ella se equivocan porque ella habla en mentira y en verdad, en serio y no en serio, como un personaje. Hay que responderle al personaje, ser tolerante, porque hay lenguajes diferentes. Mi lenguaje no es político. El lenguaje de la Pamela es de cara a la gente, a los medios, los maneja muy bien.

“El PC me da desconfianza”

-¿Qué le pareció el Partido Comunista dentro de la Nueva Mayoría?

-A ver, no sé la palabra, mmm. (Silencio) Ahora no me acuerdo de la palabra.

-Pero qué le pareció su actuación estos cuatro años.

-Lamentable. No se ve la sombra de la Gladys Marín ahí. Se ve como un “bueno, ya”, “peor es ná”. Cosas así. Se ve la carencia de un relato que llegue al corazón, que emocione. En eso el Frente Amplio está potente. La gente logró imaginarse el Frente Amplio al que todos aspiramos y votó por ese FA. Ahora es nuestra tarea construir el Frente Amplio por el que votó la gente.

-Daniel Jadue dijo hace unos días que el Frente Amplio estaba a la derecha del PC. ¿Qué le pareció?

-Eso es jugar ping pong. Son cositas sin trascendencia.

-Y él, ¿qué le parece?

-¡Me parece re interesante Jadue! Hizo las farmacias populares y todos los derechistas van a preguntarle cómo se hace. Me parece excelente que una persona tenga esa sensibilidad de convertir todo en una forma popular. Hay que tomar esa línea mental.

-¿Le gustaría ver al PC dentro del Frente Amplio?

-Chuta, es que son tan manipuladores que de repente me corre un escalofrío por la espalda. Se maniquean por aquí, por allá y logran hacer las cosas que ellos quieren. Si algo interesante pasa, bueno. En principio me da cosa. Nosotros tuvimos relación con el PC cuando Tomás (Hirsch) era candidato a Presidente y alguna vez se habló de votar nulo y el PC decidió votar por la Michelle Bachelet. Todas esas cosas de por sí me dan desconfianza. No el tipo de desconfianza que le da a la DC, de que estos tipos… no. Es otro tipo de desconfianza.

-¿Y las figuras de Camila Vallejo y Karol Cariola?

-Me encantan. Están un poquito con las manos amarradas, siento yo. Pero sí, las encuentro bien ellas.

-¿Por qué las manos amarradas?

-Porque el PC se identifica por la guía virtud de que son obedientes. No conviene ser tan obedientes.

“Un poquito más de bondad con los machistas”

-¿Tiene prejuicios contra algún diputado?

-No, curiosidad por verlos de cerca. Bueno, estar cerca de la Camila da curiosidad po, jajajaja. Que no me vayan a acusar de machistas no más, jajaja. Bueno, no es nada de raro que sea machista con la edad que uno tiene y la cultura que tiene, no elegida por uno.

-¿Quién más le da curiosidad conocer?

-Emm, cómo se llama este del PPD, que es re capo, que está metido en las cuestiones del futuro…

-¿Guido Girardi?

-Claro. Él me da curiosidad. Porque está metido en varias cosas, en las cosas del futuro, es bien ocupado, le da harto tiempo al tema político.

-Cuando habla del machismo, ¿cuán machista es usted?

-Soy lo machista que son los que tienen 72 años, ¿cachai? Y que a uno se le filtra porque eran las costumbres de la época.

-¿Cómo en qué cosas se da eso?

-Bueno, el piropear a las niñas (mujeres), en admirarlas, y que esa admiración solamente va por el físico, jajaja. Tonteras que uno tiene pegado de niño. Hay que tener un poquito más de bondad con los machistas que ya solo estamos tratando de no ser tan machistas.

-¿Y que le parecen las campañas para erradicar el machismo?

-El pretexto para la violencia no falta. Estamos viviendo una época que es violenta, donde todo se atomiza, difícil también para los jóvenes. En mi época, uno hacía un par de chalas y se ganaba la vida. No me creen que era re fácil para uno cuando joven. Pero ahora está totalmente cuesta arriba, una guerra. La guerra química de la droga, por ejemplo, la guerra que mató a Jimi Hendrix, una guerra del sistema contra los jóvenes. A mí me hubiese encantado escucharlo viejito. Cuando salí como Florcita dije: mi madres es la Violeta Parra y mi padre es Jimi Hendrix. Y acá estoy.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día