Nacional

Los planes de la futura ministra de Transporte con Uber y las app de transporte

Estee jueves se reunió con la actual titular de la cartera, Paola Tapia, con quien abordó los puntos que se encuentran en la agenda de la entrante.

Por , 2 de Marzo de 2018

El próximo domingo 11 de marzo, tras el cambio de mando, Gloria Hutt (Evópoli) asumirá oficialmente como ministra de Transportes y Telecomunicaciones, quien ya fue subsecretaria de la misma cartera en la primera administración de Sebastián Piñera. Este jueves se reunió con la actual titular de la cartera, Paola Tapia, con quien abordó los puntos que se encuentran en la agenda de la entrante.

El primer punto tiene que ver con la modificación al Transantiago, luego de que en la campaña presidencial el presidente hablara de poner fin al sistema de transportes. Con la licitación en pausa, no es una realidad tan lejana. “El slogan del fin del Transantiago, no implica el fin de los buses”, respondió la ministra designada, explicando que podría haber un cambio de enfoque donde se privilegiará el Metro, con extensiones y la construcción de nuevas líneas.

“Lo que hemos comentado es que uno pasa de soluciones de tecnología de neumático a tecnología de rieles”, dijo Hutt en referencia a la idea de llegar a diez líneas en un plazo de ocho años. Hoy se encuentra en construcción la 3 y en proceso de licitación la 7.

Asimismo, Hutt tiene interés en concretar una “Ley Uber” que pueda regularizar el transporte de pasajeros a través de aplicaciones de este tipo. “Hemos tenido reuniones con varias partes interesadas. Creemos que estas soluciones tecnológicas -no voy a mencionar plataformas en particular- son parte de la realidad a las que vamos a tener que responder”, explicó.

“Lo que vamos a analizar es cómo aseguramos la igualdad de condiciones pero particularmente cómo aseguramos a las personas una abundancia de opciones para que cada persona pueda tomar la decisión que es mejor para el viaje que quiere hacer”, agregó.

Finalmente, otro de los intereses de la era piñerista que comienza es la aplicación de la tecnología 5G, ya que “hay desafíos que son de cobertura, es decir que haya una plataforma a la que toda la ciudadanía puede tener acceso, y también en capacidad”.

“Cuando hablamos de cosas que no están tan lejos en el futuro, como la telemedicina, necesitamos empezar a pensar en las redes 5G, que tienen alta capacidad. Cuando hablamos de educación a distancia, necesitamos también esa capacidad”, sostuvo.