Nacional

El aliado de Juan Barros frente al Papa que perjudicó a las víctimas de Karadima

Drancisco ofreció sus disculpas a las víctimas de Karadima y aseguró haber recibido información errónea sobre el caso.

Por , 20 de Abril de 2018

El 15 de enero de 2015, el Papa Francisco nombró como obispo de Osorno a Juan Barros, hoy una de las mayores preocupaciones del Vaticano luego de su inminente salida del clero por el caso karadima.

Barros a sido sindicado como uno de los encubridores del ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, quien fue condenado por abusos sexuales por la justicia canónica. Pese a ello, durante tres años el Papa no creyó las denuncias, tratando de “calumnias” las denuncias contra Barros y de “tontos” a los habitantes de Osorno que pedían su salida.

Hoy la historia cambió.

Francisco no sólo envió a Charles Scicluna, un especialista en denuncias de abusos, a Chile para reunirse con las víctimas, sino que también -tras recibir el informe- ofreció sus disculpas a las víctimas. Asimismo, aseguró haber recibido información errónea: “He incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada (…) Pido perdón a todos aquellos a los que ofendí”, expresó el líder de la Iglesia Católica en su misiva.

De acuerdo al portal InfoVaticana, el responsable de esta información tiene nombre y apellido. Se trataría de Germán Arana, sacerdote jesuita español que “susurra en el oído” a Francisco.

Él fue el encargado de la investigación previa al nombramiento episcopal de Juan Barros para la diócesis de Osorno. En tanto, Barros pasó una temporada en España poco antes de ser nombrado obispo.

Arana se convirtió en uno de los grandes defensores de Barros, llegando incluso a acompañarlo en la toma de posesión en la catedral de Osorno.

“La pregunta que resuena ahora en la Iglesia es si Francisco, tras este gran fracaso de Arana, seguirá confiando en los consejos del misterioso jesuita español que presume de conocer ‘todos los secretos de Bergoglio‘”, concluye el medio vaticanista.