Cerrar
Cerrar publicidad

Nacional

Diputada Muñoz (RN) acusa ideologización a menores: “A las niñas les piden que lleven camiones y a los varones usar peluca”

En entrevista con El Dínamo, La legisladora evangélica hace un análisis de las distintas batallas valóricas que se están dando en el Congreso y se refiere a la denuncia sobre “talleres inductivos a la homosexualidad” en su región.

Diputada Muñoz (RN) acusa ideologización a menores: “A las niñas les piden que lleven camiones y a los varones usar peluca”

Agencia Uno

Por 10 de julio de 2018

En el edificio del ex Congreso Nacional en Santiago, aún muchos nombres de los nuevos legisladores son desconocidos entre los funcionarios. Uno de ellos es el de la recién electa diputada de Renovación Nacional, Francesca Muñoz.

Por decisión propia, la parlamentaria se ha mantenido alejada de los medios a fin de concentrarse en su labor legislativa, aunque en algunos momentos ha salido a defender sus principios, como cuando con la llamada “bancada cristiana” -que compone junto a Leonidas Romero y Eduardo Durán- salieron a criticar al Gobierno por el proyecto de identidad de género y por la Ley de Adopciones, que no excluyó a parejas homosexuales.

“Yo siempre he sido transparente en decir que voy a defender mis principios y mis valores”, dice Muñoz en conversación con El Dínamo, donde destaca las temáticas del área social que busca potenciar, como el proyecto de postnatal para los padres.

-¿Ser evangélica no influye en cómo legisla?

-Uno tiene una cosmovisión de vida como todos los parlamentarios y yo tengo una cosmovisión cristiana, y allí yo siempre voy a defender mis valores. Ahí también está mi foco social, porque el mundo evangélico se desarrolla mucho en el área más vulnerable, con los alcohólicos, los drogadictos, las familias, hospitales, las cárceles. Ese es nuestro trabajo más conocido. De diez reos cristianos, ocho son reinsertados en la sociedad, lo que es altísimo. Todo eso yo lo plasmo en proyectos de ley.

-Entre la evidencia científica y tu postura religiosa en temas como la identidad de género, ¿cuál prevalece al momento de legislar?

-Es que también está la evidencia científica que dice que no es bueno que menores de edad estén involucrados en un cambio registral de sexo y nombre, que es una decisión personal. El artículo 1 de la Constitución dice que hay un derecho a la dignidad y ahí entra la identidad. Entonces, la persona toma esa decisión cuando cumple los 18 años. Y en base a esa evidencia jurídica, yo pienso que los menores no tienen que estar incluidos en este proyecto. Asimismo, la evidencia científica muestra que los niños y adolescente están en plena etapa de desarrollo, entonces tomar una decisión tan importante debe ser en una etapa de más madurez. En esa evidencia me baso para decir que no deben ser incluidos en este proyecto.

-¿No influye en eso una visión cristiana?

-Hay que ser responsable con la niñez y la adolescencia. Yo me baso en la evidencia jurídica y científica para defender estos principios fundamentales. Yo he escuchado a personas que están interesadas en este proyecto que dicen que no le encuentran sentido a la ley si no se incluye a los menores de edad, porque ya se hace a través de tribunales el cambio registral. Que no se incluya a los menores de edad es nuestro foco.

-Cuando se inicia la sesión en Sala o comisiones, se hace “en el nombre de dios”, por lo que algunas personas piden eliminar esas alusiones. ¿Qué opina de eso?

-Por supuesto que no estoy de acuerdo. Resulta que somos un país laico, es verdad, pero con respeto y libertad de expresión, de culto, y frente a esa libertad, la mayoría de nuestro país es creyente y, por lo tanto, se debe respetar la cultura del país. Debe mantenerse que se abra (la sesión) en el nombre de Dios y la Patria.

Discriminación y burlas

-¿Cómo ha sido su experiencia en el Congreso?

-Ha sido bien ajetreado con el tema de los viajes, las comisiones, las actividades distritales. El distrito tiene un millón de habitantes, entonces es arduo el trabajo. En el Congreso uno también empieza a estrechar lazos con los más afines, como con Érika Olivera, (Eduardo) Durán, Leonidas (Romero), incluso el diputado (Miguel) Mellado. Ya estamos organizando unas comidas con la bancada de Renovación Nacional.

-Es súper amplia la bancada de RN, tanto en número como ideológicamente. ¿Cómo se coordinan en proyectos y distintas miradas?

-Tratamos de mantener el respeto, aunque salen en la prensa algunas situaciones, pero uno las aclara inmediatamente. Yo voy a seguir con mi posición y no voy a transar mis principios y valores, avanzando en defender lo que defiendo, como en llevar requerimientos al Tribunal Constitucional, por ejemplo, o que no se incluyan los menores de edad en el proyecto de identidad de género y esperando el reglamento de la objeción de conciencia, para poder participar en ese requerimiento ante la Contraloría.

-¿Se ha sentido discriminada en el Congreso?

-Sin duda es así. Uno percibe muchas veces y no solamente la bancada, sino que la sociedad en general te bombardean con cosas. Uno puede publicar una noticia y hay menoscabo a veces.

-¿Qué le dicen?

-La sociedad en general. Yo lo veo en general, con discriminación o burlas, pero simplemente tengo que seguir avanzando, eso no te puede limitar. Avanzar firme en las convicciones en los objetivos. No me importan los comentarios.

-Semanas atrás, el diputado Leonidas Romero dijo que la actriz Daniela Vega es hombre y que su nombre es Daniel. ¿Qué pensó cuando él afirmó eso?

-Lo que él dice es verdad. El punto es que yo siempre dije que debemos debatir ese punto no en torno a una persona, si no en torno al proyecto. Yo estoy defendiendo mis indicaciones y en eso tenemos que estar enfocados, no en una persona. El comentario que él dijo yo dije que sí estaba de acuerdo, porque él no estaba diciendo una mentira.

-¿No es violento plantear eso?

-Por eso el hecho debe estar enfocado en el proyecto de ley. Ahí es donde debe estar la discusión.

Mamaderas rosadas

-La semana pasada denunció “talleres inductivos a la homosexualidad” en su región. ¿A qué se debe eso?

-En un curso de cuarto básico, con niños de 9 años. Les dictaron un curso de diversidad sexual sin la autorización de sus padres, dictado por alumnos de tercer año medio. En ese escenario, los padres presentaron un recurso de protección a favor de sus hijos y yo los apoyé. Jurídicamente, la Constitución dice que los padres tienen el derecho preferente a educar a sus hijos y aquellos padres no fueron consultados. Lo encuentro muy complejo. Además, esos niños relatan que llegaron muy complicados y confundidos. La Constitución dice que se debe resguardar la integridad psíquica de las personas. Frente a esos argumentos yo estoy levantando la voz y apoyando a estos padres.

-¿Cuál era el relato de los niños para estar tan afectados?

-Que qué es esto, decían. Qué está pasando, por qué me están enseñando esto, si esto no va en línea con lo que mis padres me están enseñando. Los niños llegaron bien perplejos y confundidos.

-¿Los colegios no deben enseñar sobre sexualidad?

-Hay una circular del Ministerio de Educación del Gobierno de la ex Presidenta Bachelet, en la unidad de equidad de género, donde hay actividades en que se está plasmando ideología de género en niños de 9 años. En esas actividades, por ejemplo, sale que niños de 9 años se pueden hacer masajes unos a otros y que luego cuenten a sus compañeros qué sintieron cuando un compañero les hizo masajes. Eso no es un taller de biología para conocer el tema sexual: están confundiendo la identidad de los niños.

-¿Se puede “confundir” la identidad de género o la orientación sexual?

-Por supuesto, porque son niños y están en plena etapa de desarrollo, de cambios, adquiriendo conocimiento y los padres dicen que ellos los mandan al colegio a aprender a leer, a escribir, a conocer sobre biología, donde puede entrar el tema sexual de acuerdo a su edad, con expertos en esa área. Los padres no se quejan de eso, sino que de que niños tan pequeños tengan talleres de diversidad sexual, de ideología de género.

-¿Cuál es la queja de esos padres?

-Te voy a dar unos ejemplos. Hay padres que me dicen que por qué a mi guagua de un año y medio en el jardín le están colocando una mamadera rosada. Ellos preguntan a la educadora y la tía del jardín le responde: lo que pasa es que su hijo es neutro, él luego va a escoger si es un hombre o una mujer. Hoy se está ideologizando a los niños, confundiendo la identidad de ellos, diciendo que pueden escoger entre ser un hombre o una mujer. Es otra cosa lo que están haciendo.

-¿Cómo afecta que un niño use una mamadera rosada?

-Ahí es donde dicen las mamás que están confundiendo a los niños, porque nacen hombre o mujer. Eso es lo que es, biológicamente. Lo que pasa es que son niños, son pequeños. Los padres también dicen que a las niñas en las actividades les piden que lleven camiones y a los varones que lleven muñecas, niños de tres o cuatro años. También en las actividades a los niños los hacen vestirse con diferentes pelucas, maquillaje, vestimenta y empiezan a jugar a los roles. Eso es lo que yo digo y los padres me están diciendo que va totalmente contrario, porque están confundiendo la identidad de ellos, que están en plena etapa de desarrollo y son influenciados.

-¿Que una niña use un camión para jugar los confunde?

-Es que eso esa una cosa. No se puede ideologizar la educación, es muy grave. Hay que hacer la diferencia con esto, porque yo no tengo ningún problema con que una niña juegue a la pelota, no va por ahí, porque sigues siendo femenina. Ahí no están siendo confundidas en su identidad pero en otras áreas sí, por eso los padres están muy molestos por lo que entró a la educación chilena con el gobierno de la ex Presidenta Bachelet.

“Ideología de género”

-¿Cómo definiría usted lo que es ser transexual?

-Es una persona que decide, que toma decisiones propias en su vida y tiene todo el derecho de tomarlas.

-Existen terapias de “reconversión” de homosexuales. ¿Está de acuerdo con que existan?

-Yo sí creo que las personas cambian y si hay personas que quieren vivir escogiendo lo que quieran ser, está bien. Pero hay otras también que tienen la opción de querer cambiar y están en su absoluto derecho. Por ejemplo, en el proyecto de identidad de género puse una indicación que fue acogida, porque los adultos no tenían la opción de retractarse y yo presenté una indicación que sí permitiera retractarse y fue aprobada. Basado en eso, la persona sí puede elegir, volver a su sexo original.

-Hace unos días, Marcela Aranda hizo una queja pública porque en TVN, en el programa Rojo, había dos hombres dándose un beso, apelando a la llamada “ideología de género”. ¿Está de acuerdo con su reclamo?

-El tema está impregnándose en los medios de comunicación, entonces, los padres me están manifestando “qué hacemos”. Yo enseño una cosa, pero tengo en contra a la educación y a la televisión, qué hago. Frente a ese escenario, los papás están muy complicados porque quieren enseñar a sus hijos sus valores, pero ven que nadie los acompaña y están bien afligidos.

-Con Marcela Aranda ocurrió algo bien irónico, porque ella hizo toda una campaña contra la transexualidad y luego se conoció que su hija es trans. Bajo su mirada, ¿cómo cree que en general deben actuar los padres en casos así?

-Yo creo que ése es un tema familiar de ella… No me puedo inmiscuir en su familia. Yo sé que los padres aman mucho a sus hijos. Incluso en el proyecto de identidad de género sugeríamos un programa de apoyo para padres con profesionales y especialistas para ayudarlos en su proceso.

Aborto al TC

-En cuanto a la Ley de Adopción, el Gobierno dejó abierta la posibilidad de que parejas homosexuales pudieran adoptar. ¿Qué le pareció?

-Yo manifesté mi molestia frente a esa ambigüedad. Para mí, durante la campaña, claramente era un punto que no se iba a incluir la adopción homoparental.

-Los diputados Romero, Durán y usted pidieron al Presidente Sebastián Piñera que cumpliera su compromiso con el mundo evangélico o ustedes podrían pasar a la oposición en temas valóricos. ¿Ha cumplido su palabra?

-Yo manifesté públicamente mi molestia frente a este tema, que haya esta ambigüedad en el proyecto de adopciones. Hoy es sabido por todo Chile cómo pienso. Lo que me compete es seguir trabajando en este proyecto, recién vamos en el artículo 1. Que quede lo mejor posible para los niños de Chile.

-¿Cree que Piñera está más liberal que en campaña?

-Yo destaco harto la agenda social del Presidente, que me acomoda mucho, pero siempre voy a marcar una diferencia y voy a levantar mi bandera en temas valórico.

-Ustedes piensan ir al Tribunal Constitucional por el protocolo de aborto. ¿Por qué una institución puede tener conciencia?

-Porque está compuesta por personas. Además, aquí entra algo muy importante, que es el hecho que hay personas que se atienden en el sistema privado porque el público no da abasto, pero también va más allá con el tema del rol subsidiario que tiene el Estado en cuanto a coartar las libertades.

-Hace unos días usted presentó un proyecto de ley que reconoce a los fetos como personas con derecho. ¿Son igualables?

-Para mí el valor de la vida es desde la concepción. Hay que dimensionar que en un par de semanas (el feto) es una persona que está con todo su cuerpo formado y es así. Cuando yo fui a exponer al TC, recuerdo muy bien que me dolía cuando los abogados decían que las personas que están en el vientre no eran sujetos de derechos. O sea el bebé, el niño, no tiene derechos, porque la ley no lo contempla. Para mí sí es una persona.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día