¿Acoso laboral de Piñera?: académica rechaza nueva “broma” del Presidente

En plena inauguración, el Mandatario le cortó un mechón de pelo a la intendenta metropolitana Karla Rubilar. "Se la vulnera respecto de su situación de autoridad ante la ciudadanía. Eso es una discriminación, y una discriminación ya es acoso laboral", dijo la abogada de U. Central, Isabel González.

Por
¿Acoso laboral de Piñera?: académica rechaza nueva
Compartir

Imagínese si su jefe llega a la oficina y le corta un mechón de pelo ¿Se reiría? La escena fue la siguiente: durante la inauguración de las nuevas oficinas del Departamento de Extranjería que se realizó este miércoles, el Presidente Sebastián Piñera volvió a salirse de protocolo. Esta vez, teniendo como víctima a la intendenta Metropolitana Karla Rubilar, a quien, con tijeras en mano, le sacó parte de su cabello. 

Esta “broma” no fue bien recibida en redes sociales, donde usuarios consignaron que el actuar del Mandatario podría incluso calificarse de “abuso” o “acoso laboral”.

De acuerdo a la dirección del Trabajo, el acoso laboral es “toda conducta que constituya agresión u hostigamiento reiterados, ejercida por el empleador o por uno o más trabajadores, en contra de otro u otros trabajadores, por cualquier medio, y que tenga como resultado para el o los afectados su menoscabo, maltrato o humillación, o bien que amenace o perjudique su situación laboral o sus oportunidades en el empleo”. Agrega que “el acoso laboral es contrario a la dignidad de la persona”.

Para aclarar la situación, en entrevista con El Dínamo, la Directora del Centro de Mediación, Negociación y Arbitraje de la Facultad de Derecho de la Universidad Central, Isabel González, explicó que “un abuso o acoso laboral depende del contexto y la relación de confianza”.

“En este caso, lo que podría parecer una broma, si no está dentro de la voluntad de ella se podría decir que es un acoso laboral. Además, ésta es una manifestación hecha en público que quizás la expone en su cargo”, indicó la académica.

En esa línea, González explica que la situación se dio en un acto solemne, donde a Rubilar “se la vulnera respecto de su situación de autoridad ante la ciudadanía. Eso es una discriminación, y una discriminación ya es acoso laboral“.

“También hay que mirar la intención. Probablemente no hubo intención de denostarla, pero es una muy mala broma. Es mínimo, pero es un acto de acoso laboral porque podría dejarla denostada frente a la ciudadanía en un acto público“, concluyó la académica.

Eso sí, tras la polémica en redes sociales, la intendenta salió al pasó y calificó la situación como una anécdota. “El cariño y respeto entre el Pdte @sebastianpinera y yo es enorme. No generen una polémica artificial en lo que claramente fue una humorada”, expresó la autoridad regional.

“NO me usen para pegarle. Es más, ahora me siento parte de extranjería, al inaugurar con mi pelo el nuevo centro ? (Hay temas + importantes que hablar)”, agregó en su cuenta de Twitter.

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Nacional

Últimas noticias

Populares

Recomendados