Sobrina de Ossandón, encargada de reconstrucción en Santa Olga: “Familias tuvieron que hacer bingos porque la ayuda no llegó”

Bernardita Paúl, representante del Minvu, criticó el manejo de las crisisi de Santa Olga y Coquimbo, asegurando que la ex Mandataria "presume lo que carece".

Por
Sobrina de Ossandón: "Familias tuvieron que hacer bingos porque la ayuda no llegó"
Compartir

La encargada nacional de reconstrucción del Minvu, Bernardita Paúl, hizo una dura crítica al Gobierno de Michelle Bachelet en el manejo de las crisis de Santa Olga y Coquimbo, asegurando que la ex Mandataria “presume lo que carece”.

Esto, luego de que una entrevista con The Clinic, Bachelet cuestionara el manejo económico de la administración de Sebastián Piñera, junto con aludir a los “bingos” del ex ministro de Educación, Gerardo Varela.

Según Paúl, en lo que respecta a manejo de catástrofes como las que se dieron en el borde costero de la cuarta región por el tsunami de 2015 y tras los incendios forestales que arrasaron con la localidad de Santa Olga en Enero de 2017, el manejo de Bachelet fue el “debilucho”.

“En la entrevista la ex Presidenta asegura que los problemas de infraestructura se arreglaban con aportes del Estado y no con bingos. Pues comprobé en terreno que muchas familias en Baquedano y Santa Olga tuvieron que organizar muchos bingos, pues las soluciones que el Estado debía garantizarles no llegaban”, destacó .

La encargada nacional de reconstrucción apeló a supuestas cifras falsas respecto del avance que se dieron a conocer en medio de la salida del Gobierno anterior y a las irregularidades detectadas con falsos damnificados que burlaron el sistema, y se les asignó subsidio en la localidad de Santa Olga.

“Se nos dijo en Marzo que había un avance de 50% de reconstrucción, lo que no era tal y ahora iniciamos un proceso para identificar a los falsos damnificados que obtuvieron subsidios de manera muy fácil sin ninguna fiscalización”, dijo.

El manejo que se dio en el borde costero de la cuarta región tras el tsunami de 2015 fue aún más “debilucha” asegura Paúl. “Se demoraron dos años en recién realizar demoliciones y además demolieron algunas casas y otras no, dejando maltrechas, las casas de vecinos continúas”.

“Se formó un foco de delincuencia ante esas casas no habitadas que quedaron y recién ahora en Julio de 2018 iniciamos un plan maestro para una vivienda de integración que debería haber comenzado mucho antes que casi tres años después” finalizó Paúl. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Nacional

Últimas noticias

Populares