Cerrar
Cerrar publicidad

Nacional

Fundación Salvador Allende: 28 años en la defensa del legado

Proyectos como “Mi colegio, mi país”, “Allende Voces” y “Colección UP: historias de Esperanza” han sido parte de la labor de la fundación destinada a preservar la vida del ex Presidente.

Por 10 de septiembre de 2018

Fundación Salvador Allende (FSA) nace en 1990 -junto al retorno de la democracia- liderada por Hortensia Bussi, viuda del ex Presidente, sus hijas y su nieto mayor. Sin embargo, el legado que transmite de Salvador Allende incluye mucho más allá de su periodo presidencial, tocando en parte su época como diputado, senador y ministro de Salubridad en el Gobierno de Pedro Aguirre Cerda, sus inicios en la política y su formación como médico.

Es que, según relató a El Dínamo Claudia Labbé, directora ejecutiva de la FSA, hay un extenso pasaje de la vida y obra del otrora Mandatario muy poco conocido, pero que reflejan los idearios de Allende. Esos que están ligados a “principios humanistas, democráticos y sociales, los cuales quedaron plasmados en políticas públicas pioneras para aquellos tiempos”.

Claudia Labbé, directora ejecutiva de Fundación Salvador Allende.

Los hitos de la Fundación Allende

Darle una sepultura digna y republicana a Salvador Allende, en un esfuerzo fundamentalmente de su familia, amigos, colaboradores, más la ayuda de Estado”. Ese fue uno de los primeros hitos que marcó el trabajo de la fundación. Tarea pendiente que se pudo concretar finalmente el 4 de septiembre de 1990, cuando se llevó a cabo su funeral oficial en el Cementerio General de Santiago, ante una multitud superior a las mil personas.

Pero en 1990 no sólo se logró aquello, sino que también fue el año en que la fundación editó el libro “Por la Paz de Chile” y se instaló en Guardia Vieja: en la casona que había sido la residencia particular de Salvador Allende.

Posteriormente, se firmó la Declaración de Intenciones para la creación del Museo de la Solidaridad Salvador Allende (que fue inaugurado en 1999 con la exposición “Ex It” de Yoko Ono), y se realizaron conciertos masivos (“Con Allende Siempre”, “El Sueño Existe” y “Cien años, mil sueños”) que contaron con la participación de artistas como Silvio Rodríguez, Joaquín Sabina y Ana Belén, quienes conmemoraron la figura del ex Presidente, y sobre todo, su discurso de “igualdad”.

En paralelo, y además de diversas iniciativas de difusión de su legado, la institución comenzó un arduo trabajo en cuanto a la recopilación de documentación asociada a lo que fue la vida y el rol público de Salvador Allende, así como referente al contexto histórico de la época. Gracias a este esfuerzo -que continúa- se logró crear el Centro de Documentación y Archivos, el cual contiene desde fotografías, hasta afiches y material audiovisual.

Ya en el 2000, específicamente un 26 de junio, se materializó otro de los hitos más relevantes: la inauguración del primer monumento a Salvador Allende en la Plaza de la Constitución, en Santiago. Para luego, cuatro años después, crear la Fundación Arte y Solidaridad. Hechos que fueron acompañados por la conmemoración de los 100 años del natalicio de Allende y los 40 años del Golpe de Estado.

Proyectos: “memoria viva”

La lista de proyectos que ha desarrollado la Fundación Salvador Allende en estos 28 años es amplia. Sin embargo, hay tres que, por su vigencia e impacto, se destacan: se trata de “Mi colegio, mi país”, “Allende Voces” y “Colección UP: historias de Esperanza”.

Respecto al primero de estos, Claudia Labbé señala que consiste en “un programa de formación dirigido a los colegios, para que las nuevas generaciones conozcan la figura de Salvador Allende, pero que no sólo tiene que ver con la historia pasada del presidente, sino con un trabajo más prospectivo, relacionado a cómo poner en valor hoy los idearios y principios que promovía Salvador Allende”.

Y en ese mismo contexto, agrega, es que también se les enseña educación cívica a los niños. Todo esto a través de exposiciones y talleres de creación que invitan al alumno a conocer los cimientos del discurso político y social del ex presidente, al mismo tiempo que aprenden más acerca del rol del diálogo y la toma de decisiones que son parte fundamental de una democracia.

Esta iniciativa se realizó por primera vez durante 2017 en recintos educacionales de la comuna de Lo Espejo, y actualmente se está implementando en San Joaquín y El Bosque.

Por otro lado, “Allende Voces” es una aplicación -disponible para Android e IOS- que pone al alcance de toda la comunidad una extensa selección de material audiovisual -entre discursos, videos e imágenes- relacionado al legado del ex mandatario.

“Allende Voces, que está en el sitio web, la hemos llevado a seminarios, talleres y la hemos compartido también con otras fundaciones y museos, con el objetivo de difundir y amplificar el proyecto”, destacó Claudia Labbé.

En tanto, “Colección UP: historias de Esperanza”, es un proyecto de memoria oral que aborda testimonios -principalmente de pobladores- sobre lo que fue el periodo de la Unidad Popular. Pero no se trata de cualquier tipo de narración, sino -como bien lo dice su nombre- de “historias de alegría y esperanza”.

Para recopilar este material, Fundación Salvador Allende recorrió todo Chile durante 2017 -y lo seguirá haciendo- en búsqueda de aquellos relatos que nos remontan a esos años teñidos de aires de revolución y apogeo cultural. Y para ello, cada narrador, además, se inspira en un objeto representativo de la época.

Comenta

Relacionados
Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día