Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Mario Desbordes: “Entre el 87 y el 88 me tocó asistir a muchos funerales de camaradas de armas asesinados cobardemente por la espalda”

El Presidente de RN tenía 19 años el 5 de octubre de 1988. Era parte de la Escuela de Carabineros y votó por el Sí. A su juicio, "buena parte de la ex Nueva Mayoría hace un esfuerzo a diario por mantenernos en el debate entorno al Sí y el No. Yo creo que pese a todos esos esfuerzos, la transición terminó cuando comenzó el primer gobierno del Presidente Piñera".  

Por 5 de Octubre de 2018

A 30 años del plebiscito de 1988, el presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, recuerda ese día y los efectos del hito que marcó el fin de la dictadura. En ese minuto, el diputado recién electo era parte de la Escuela de Carabineros y, según cuenta, su familia estaba dividida entre la opción de continuidad o la salida de Pinochet.

Respecto del proceso, el timonel señala que “se cumplió lo que estaba escrito en la Constitución, cosa bastante peculiar cuando se habla de la dictadura de Pinochet. Se trazó un itinerario constitucional y este se respeto según el marco legal que había dado el propio gobierno”. Esto, junto con indicar que, a su juicio, “la transición terminó cuando comenzó el primer gobierno del Presidente Piñera”.  

-¿Cómo vivió el plebiscito? ¿Cómo el era su contexto familiar y personal en ese momento?

Tenía 19 años, estaba estudiando en la Escuela de Carabineros. Mi familia estaba dividida entre el Sí y el No, ese día nos tocó estar de servicio en la propia Escuela de Carabineros. Fue un día tenso, y pese a nuestra juventud, estábamos muy consientes de vivir un momento histórico.

-¿Dónde le tocó votar y qué opción eligió?

En providencia, era el lugar de votación para los que estudiábamos en la Escuela de Carabineros, y mi opción fue el Sí.

-A 30 años de ese día, ¿cambiaría su voto?

Creo que a estas alturas plantear un cambio de voto no tiene sentido. Voté que Sí y punto, ya es historia. Si hoy contamos a quienes dicen haber votado que No, esa opción debió marcar un 80%. Es evidente que muchos mienten.

-Durante el régimen, ¿sintió miedo alguna vez?

Mas que miedo, preocupación, cuando a mi hermano y a mí nos amenazó el entonces Movimiento Juvenil Lautaro, quienes tiraron panfletos afuera de nuestro liceo en la comuna de El Bosque. Y por el  solo hecho de ser dirigentes estudiantiles de derecha, en un liceo público de una comuna popular.

-¿Considera que el plebiscito fue una buena salida para Pinochet? ¿Hubiese sido mejor que dejara el poder antes o que siguiera?

Se cumplió lo que estaba escrito en la Constitución, cosa bastante peculiar cuando se habla de la dictadura de Pinochet. Se trazó un itinerario constitucional y este se respetó según el marco legal que había dado el propio gobierno.

-¿Considera que Pinochet de cierta manera es un referente para el partido que hoy lidera?

Pinochet es un hito importante en la historia de Chile, tanto para detractores como para quienes lo apoyaron, pero claramente Renovación Nacional y la coalición busca convergencia en temas de futuro. Cada militante y cada dirigente tiene derecho a su opinión. Las discusiones que hoy tenemos dentro de Renovación tienen que ver con el Chile que viene.

-Algunos dirigentes políticos y analistas plantean que aún seguimos en la transición, ¿comparte eso?

Es lo que muchos quieren, sobre todo desde la izquierda. Buena parte de la ex Nueva Mayoría hace un esfuerzo a diario por mantenernos en el debate entorno al Sí y el No. Yo creo que pese a todos esos esfuerzos, la transición terminó cuando comenzó el primer gobierno del Presidente Piñera.  

“Había leído en las revistas de la época, no creía en violaciones masivas a los derechos humanos”

-¿Usted supo, en su minuto, sobre las violaciones a los derechos humanos?

Había leído en las revistas de la época, no creía en violaciones masivas a los derechos humanos y por el contrario, entre el 87 y 88 me tocó asistir a mucho funerales de camaradas de armas asesinados cobardemente por la espalda la mayoría de las veces, por quienes ya desde los 60 abrazaban la vía armada como forma de lucha política. Dejo expresa constancia de que no les reconozco derecho de rebelión. Ese derecho es real, pero existe cuando se lucha contra una dictadura o tiranía buscando reemplazarla por una democracia, buscando en definitiva la libertad, y estos grupúsculos lo que pretendían era instalar otra dictadura, la castrocomunista, lo que tira por la ventana ese derecho de rebelión.

-¿Cree que la violencia también fue el resultado de acciones de los sectores de izquierda de ese momento?

-La violencia comenzó en los sesenta, cuando se desahució la democracia, se pisoteó la Constitución del 25 por los mismos que hoy dicen añorarla. Basta recordar que quien fuera el secretario general del PS de la época llamaba a transformar Chile en un nuevo Vietnam. Hoy reniegan de eso, lo esconden o lo rebajan al nivel de una simple anécdota, quizás les avergüenza incluso, pero la historia está ahí, los acuerdos del consejo general del PS están escritos y ya no se pueden borrar. El golpe tiene su génesis en eso, la destrucción premeditada de la democracia que en ese momento se aborrecía por burguesa. Escuchaba al ex candidato a diputado Fernando Atria decir que el golpe fue una reacción en contra de un gobierno que hacía profundas transformaciones, y del que no hacía ningún reproche. Es así como buscan torcer la historia, reescribirla para ocultar las culpas de un sector. Dejo claro eso sí, que nada de lo anterior justifica las violaciones a los derechos humanos. Hasta en la más cruel de las guerras deben respetarse siempre los derechos de las personas.

-¿Cómo se puede superar la constante pugna entre quienes respaldaron y quienes rechazan el régimen?

-Mientras sea una herramienta política para un sector, mientras avivar esa pugna sea beneficioso para la izquierda, e incluso, mientras sea lo único que los una, se seguirá atizando el pasado. Solo el tiempo irá terminando esta pugna que hoy es artificial. 

Comenta

Relacionados
Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día