Nacional

Familia Catrillanca solicita observación del INDH en autopsia y peritajes

En conversación con El Dínamo, la directora del organismo, Consuelo Contreras, explicó que la comunidad se contactó con el organismo para que observe el proceso de peritaje.

Por Noemí Arcos , 15 de Noviembre de 2018

Una vez conocida la noticia del disparo que recibió Camilo Catrillanca, nieto del lonko de la comunidad de Temucuicui, el equipo regional del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) se trasladó hasta el Cesfam de Ercilla y, una vez ocurrida su muerte, apoyaron en acompañar el traslado del cuerpo al Servicio Médico Legal de Angol.

Así relata Consuelo Contreras, directora del INDH, las primeras acciones llevadas a cabo por el organismo en la zona a raíz de la muerte de Catrillanca ocurrida en un supuesto enfrentamiento con el Comando Jungla de Carabineros.

Según cuenta Contreras, la propia familia del joven fallecido solicitó al INDH que fueran observadores del proceso de autopsia.

“Hemos tenido un proceso de observación muy directo de lo que ocurre en el conflicto sociocultural de La Araucanía. Desde esa perspectiva damos certezas y confianza a las comunidades por el trabajo que hemos hecho, sobre todo en las comunidades de la zona de Temucuicui, donde ya habíamos hecho anteriormente acciones legales en materia de protección de niños y niñas de la comunidad por uso excesivo de la fuerza policial“, relata Contreras.

En este contexto, el INDH -a petición de la familia- hará acompañamiento en los procesos de peritaje que realizará la Policía de Investigaciones al interior de la comunidad, al tractor y al lugar donde se realizaron los disparos que provocaron la muerte de Catrillanca. “Estamos en ese rol en este minuto: apoyando el procedimiento de manera tal de que sean lo más claro y transparente y expedito en la medida que nosotros podemos aportar a eso”, dice la directora, quien asegura que ya tomó contacto con los ministros de Justicia, Hernán Larraín, y Desarrollo Social, Alfredo Moreno.

En paralelo, Contreras comenta que como organización consideran necesario establecer algún tipo de protección a la comunidad y la familia, sobre todo durante las ceremonias fúnebres, de manera tal de que la policía esté lo más lejos posible. “La situación es muy frágil”, asegura.

“Una muerte más en La Araucanía no ayuda a nadie, estamos muy preocupados por la situación, es muy lamentable lo que ocurrió. Nosotros estamos disponibles para hacer todo lo que sea necesario para encontrar la verdad, que se haga justicia y mantener un clima de paz en la región”, concluye.