Cerrar
Cerrar publicidad

Nacional

El paso a paso de la salida de Hermes Soto y el incendio que sigue declarado en La Moneda

Acontecido fue el paso del uniformado por el más alto cargo de la institución policial. Te dejamos algunos de los momentos que marcaron el acontecer nacional de los últimos meses.

El paso a paso de la salida de Hermes Soto y el incendio que sigue declarado en La Moneda
Por El Dínamo 20 de Diciembre de 2018

Menos de nueve meses alcanzó a estar al mando de la institución el General Director de Carabineros, Hermes Soto. En el marco del crimen del comunero mapuche Camilo Catrillanca, y de la seguidilla de errores de manejo y falsedades que siguió a este hecho, a Soto se le pidió la renuncia, en uno de los episodios más tensos que ha vivido el gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

¿Cómo se llegó a un escenario en que por horas reinó la incertidumbre respecto al destino del general, llegándose a decir que éste se rehusaba a presentar su renuncia (y los más acalorados especulaban con acuartelamientos)?

El paso de Hermes Soto por el más alto cargo de la policía uniformada estuvo marcado por la polémica. Recordemos que él llega tras la salida también forzada de su antecesor, Bruno Villalobos, sobre quien recayeron las miradas y las responsabilidades por la bullada “Operación Huracán“. Un operativo de Carabineros en La Araucanía, que terminó convirtiéndose en un triste espectáculo de burdos montajes contra activistas mapuche.

Ya antes de asumir oficialmente, a Soto le llegaron los primeros golpes: se filtró a las redes sociales su hoja de vida, con especial énfasis en una anotación que debería haberse borrado en 1990: un castigo de cuatro días de arresto por la visita a un prostíbulo en 1984.

El tema, pese a ser objeto de una investigación, fue eclipsado por situaciones más graves, como el megafraude por más de $25 mil millones en la institución, que hasta ahora cuenta con más de un centenar de formalizados, entre civiles e uniformados. O la detección, por parte de la Contraloría General de la República, de pensiones mal pagadas por parte de Dipreca y otras irregularidades cuyo monto alcanza a los 196 millones de pesos.

Como si eso fuera poco, durante el año también se destaparon otros problemas, desde la comercialización irregular de caballos de la institución, hasta el desmantelamiento de una banda criminal donde participaban cinco carabineros. ¿Su rubro? La venta ilegal de armas.

Pero todo eso quedó en un segundo plano cuando un grupo de efectivos del Grupo de Operaciones Policiales Especiales de Carabineros dio muerte al joven comunero Camilo Catrillanca, en Temucuicui. Y es que las primeras versiones entregadas por la policía uniformada terminaron por ser totalmente desmentidas por la evidencia.

No ayudó mucho la forma errática en que Soto manejó el tema. Primero aseguró que no existían registros en video de los hechos. Luego, que sí habían grabaciones, pero que éstas se habían extraviado. No, mejor aún: el carabinero a cargo había destruido la tarjeta de memoria de la cámara porque, según él, ésta contenía escenas íntimas con su esposa.

Finalmente, las cosas cayeron por su propio peso cuando este miércoles 19 salen a la luz diversos videos donde se constata que no hubo enfrentamiento.

Trascendió que la salida de Soto iba a ser anunciada ese mismo día. Sin embargo, se habría aplazado a fin de no afectar la ceremonia de graduación de nuevos oficiales de Carabineros. La jornada terminó con un lacónico Andrés Chadwick diciendo que “mañana veremos” las medidas a tomar.

Llegó el día, y la tensión se mantenía. Recién pasadas las 16 horas, se dijo que el Gobierno le había pedido el cargo a Soto, y que éste se habría trasladado desde la Dirección General de Carabineros hasta La Moneda.

Allí tuvo lugar una reunión con el Presidente Sebastián Piñera y otras autoridades, donde  el alto uniformado decide no presentar su renuncia, agregando que iba a luchar por su cargo, ya que a su juicio no habrían fundamentos para su remoción.

De mantenerse esta posición, el Mandatario  se vería forzado a presentar un decreto presidencial fundado, el cual debe ser informado a la Cámara de Diputados y al Senado.

Una tesis que se confirmó cuando, pasadas las 18 horas de este jueves, el Presidente Piñera confirmó la salida del General Director, agregando se iban a iniciar los “procedimientos correspondientes” para ello.  Pero Hermes no se fue solo: también anunció que 10 generales dejaban la institución junto con él.

Así comienza a cerrarse un turbulento capítulo de la historia de Carabineros y su relación con La Moneda. Un episodio que cuestiona la forma en que se organiza nuestra policía y da cuenta de la necesidad de una profunda reforma dentro de ella.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día