Cerrar
Cerrar publicidad

Nacional

De un mes a días por año de servicio: las vacaciones del Congreso, el Poder Judicial y el Gobierno

Parlamentarios y funcionarios judiciales son los que cuentan con el mayor feriado legal, sobrepasando ampliamente a los trabajadores que se rigen por el Código del Trabajo que cuentan con 15 días hábiles al año.

De un mes a días por año de servicio: las vacaciones del Congreso, el Poder Judicial y el Gobierno
Por 8 de febrero de 2019

El 1 de febrero inició el receso legislativo del Congreso, periodo que se extenderá hasta el lunes 4 de marzo. Se trata de más de un mes de descanso tanto para los parlamentarios como para los funcionarios de ambas corporaciones, quienes obligatoriamente deben aprovechar este mes para tomar su feriado legal.

En rigor, no se trata de vacaciones ni tampoco está establecido en el reglamento que rige a la Cámara de Diputados, sino que deriva de un acuerdo administrativo tomado hace varios periodos en la Comisión de Régimen Interior, lo que terminó transformándose en costumbre. Durante este mes, por ejemplo, solo hay una dotación mínima para el mantenimiento y pagos que deben hacerse, pero ningún legislador o asesor camina por los pasillos.

Esta regla no es transversal a la totalidad de los trabajadores del Estado y cada poder funciona de manera diferente. En algunos casos, incluso, los beneficios distan bastante de lo que ocurre con los trabajadores que se rigen por el Código del Trabajo, quienes tienen 15 días hábiles

El Poder Judicial se rige por un estatuto especial para los funcionarios judiciales, que fue modificado en 2015, eliminando el funcionamiento similar al Congreso en que durante febrero los tribunales bajaban la cortina. Hoy, todos ellos tienen 30 días de vacaciones legales. Pueden solicitar el mes completo o dividirlo en dos o tres periodos, aunque existen algunas restricciones, como que juez y secretario de sala no pueden coincidir con sus vacaciones.

En el caso del Gobierno, por otra parte, todos sus funcionarios se rigen por el Estatuto Administrativo y, por ende, tienen 15 días de vacaciones hábiles al año, incluyendo al Presidente de la República, ministros, subsecretarios y otras autoridades. A diferencia de los otros poderes, en el Ejecutivo los días van aumentando conforme el funcionario cumple años de servicio

Según ese documento, quienes llevan entre 15 y 20 años trabajando en el Estado, tendrán veinte días hábiles, mientras que quienes llevan más 20 años de servicio pueden optar a cinco semanas. Lo mismo corre para los funcionarios municipales.

Cambios legales

A lo largo de la última década, varios parlamentarios han presentado proyectos para aumentar las vacaciones de quienes no se rigen por ninguno de estos estatutos ni reglamentos públicos. El último, de la oposición a fines de la legislatura anterior, buscaba aumentarlos a 20 días hábiles y eliminar algunos feriados, lo que se equipararía de alguna manera con los días de descanso que tiene el Congreso y el Poder Judicial.

Ese proyecto -fusionado de varios boletines- ha tenido un lento avance en su tramitación legislativa, pese a que el mismo Presidente Sebastián Piñera propuso un cambio similar cuando estaba en campaña durante 2017.

El Congreso también ha buscado cambios internos para su propio funcionamiento. Varios proyectos han sido presentados con ese objetivo, particularmente cada verano cuando la polémica vuelve a surgir en torno a sus cuatro semanas libres. El último fue el diputado RN Andrés Celis, quien propuso reducir la pausa legislativa a solo 15 días argumentando que “hay oficinas que no pueden detenerse bajo excusa del receso”.

En 2015, el DC Aldo Cornejo presentó una propuesta que busca eliminar el receso legislativo de febrero, con una comisión compuesta por 15 legisladores, además de un miembro de la directiva de la Cámara que funcione entre el 31 de enero y el primero de marzo de cada año. De esa forma, explicaba, se pueden tramitar los requerimientos que quedan pendientes y que trabaje en las iniciativas que lleguen durante febrero al Congreso.

Un año después de esa propuesta, el entonces presidente de la Cámara, el ex diputado PPD Marco Antonio Núñez, presentó una propuesta de “Estatuto parlamentario” con varias modificaciones, que incluía cambios al receso legislativo. Proponía 15 días hábiles de vacaciones para cada diputado durante febrero, al que se agregarían días de manera progresiva de acuerdo a los años en los que ha cumplido labores parlamentarias.

“Se establecen dos fechas para hacer efectivo ese feriado, una colectiva que comprenderá a todo los diputados y que se hará efectiva en el mes de febrero por, al menos, dos semanas, y el resto de los días que correspondan, según la proporcionalidad que les otorga a cada diputado sus años trabajados, como establece la legislación laboral, en otra oportunidad en el curso del año”, afirmaba ese documento.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día