Cerrar
Cerrar publicidad

Nacional

Conversaciones de WhatsApp filtradas dejan en evidencia cómo el general Villalobos orquestó paso a paso la Operación Huracán

Hasta el momento, el Ministerio Público no ha solicitado la formalización del ex general director de la institución.

Conversaciones de WhatsApp filtradas dejan en evidencia cómo el general Villalobos orquestó paso a paso la Operación Huracán
Por 17 de abril de 2019

Además del millonario fraude que aún investiga el Ministerio Público y que registra más de $29 mil millones, la Operación Huracán se convirtió en otro eslabón al interior de Carabineros. Allí se investiga la implantación de pruebas contra dirigentes mapuches para inculparlos de diversos atentados incendiarios en la región de La Araucanía.

En esta oportunidad, un reportaje publicado por CIPER dio cuenta de cómo el general Bruno Villalobos orquestó este operativo, el que puso en marcha el 15 de marzo de 2017 durante una reunión con los jefes de la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada (UIOE) de Carabineros de La Araucanía, donde ya trabajaba el mayor Marín Lazo.

El artículo da cuenta de las conversaciones por WhatsApp que sostuvieron el jefe de la UIOE, el coronel Marcelo Teuber, y su segundo al mando, el mayor Patricio Marín Lazo, en el que se arma la trama que ya todos conocimos: incluir métodos hacker para así ingresar a las comunicaciones internas de grupos mapuches y, para lograrlo, se contrataría a un “asesor informático” y se crearía la unidad de “análisis forense informático”.

Dicho informático se trataba de Alex Smith, el denominado “profesor”, quien se incorporó a la “Oficina de Análisis” de la UIOE, al mando del capitán Leonardo Osses, instalada en el cuartel de calle Hochstetter, en Temuco.

El 4 de abril, el general Villalobos le envió un whatsapp al mayor Marín ordenándole que Smith identificara al autor de un tuit que difamaba a la hija de la Presidenta Michelle Bachelet: “Va presa”, le escribió a Marín y le adjuntó un post de Twitter, el que afirmaba que la hija de la Mandataria estaba presa en Argentina por tráfico de drogas, una noticia falsa.

Un día después, Marín le respondió:

Patricio Marín: Está listo, ya sabemos de dónde salió.
Bruno Villalobos: ¿De dónde?
Marín: Diario La Segunda, mi general.

En los mensajes se apuntó a una periodista del vespertino como la autora de las publicaciones, pero ella misma lo terminó negando.

Situaciones así siguieron repitiéndose a lo largo de 2017. En agosto de ese año, las herramientas de Smith habían demostrado que funcionaban por lo que ya tenían a diez dirigentes mapuche radicales identificados para dar paso a lo que se denominaría como Operación Huracán.

En el expediente policial, se incluyeron mensajes donde asumen la autoría de diversos atentados incendiarios contra camiones forestales. El listado incluía nombres como Héctor Llaitul, de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) y los hermanos Huenchullán, de la comunidad de Temuicuicui Autónoma, entre otros.

El 9 de agosto, Villalobos, quien seguía paso a paso todo lo que se llevaba a cabo, le habló a Marín.

Villalobos: Si te llama Tapia (debe referirse al general Daniel Tapia Mella, entonces director de Inteligencia subrogante) tú no has confeccionado ningún oficio, porque le mandé a sacar la firma.
Marín: A su orden, mi general.
Marín: Mi general disculpe, si el general Tapia me pregunta… él sabe que la información salió de acá. Porque me va a preguntar, seguro.
Villalobos: No, nadie sabe si no se filtra. Dile que yo te pregunte por la CAM (Coordinadora Arauco Malleco) y después dije “tengo una idea” y que concurriría a Temuco.
Marín: Impecable mi general, yo le digo. Gracias, nos vemos mañana mi general. Ahora a esperar que dicen los de la Temucuicui.

El 30 de agosto de 2017, el entonces general director de Carabineros llegó hasta la Fiscalía de Temuco para coordinar la operación. Al respecto, el fiscal Luis Arroyo señaló a CIPER que “en esta reunión el general Villalobos nos informó a los concurrentes que poseía importante información de inteligencia sobre los sujetos que habrían participado de los últimos atentados incendiarios de Transportes Calafquén, en Metrenco, y en San José de la Mariquina, que había ocurrido dos días antes. Quería conocer los canales a través de los cuales nos podía entregar la información para que fuera útil en las investigaciones”.

Tras sostener dicha reunión con los persecutores, Villalobos recibió un mensaje de Marín, los que resultan ser reveladores.

Marín: Mi general el tema de cómo acceder a los equipos celulares de los blancos (dirigentes mapuche) lo tengo resuelto. No se preocupe.

El uniformado utilizaría el software Oxygen, el que interviene celulares, para así validar ante los jueces la autenticidad de los mensajes que, supuestamente, intercambiaron los líderes mapuches.

Marín: ¿Mi general lo puedo llamar? Tengo todo listo, me entregan el software y la licencia hoy para poder operar mañana.
Villalobos: Ok, déjame ver el pago. ¿Tiene que ser hoy el pago?
Marín: Mi general pregunté y podemos cancelar mañana, me entregan todo mañana. Queda todo instalado en la tarde y podríamos operar el martes.

Para pagar el software, el que fue visado por Villalobos, se utilizaron $21 millones desde los gastos reservados de Carabineros. Gracias a esta herramienta, lograrían que Inteligencia de Carabineros sustentara como prueba válida los chats de los comuneros que tenían en su poder y entregaron a la Fiscalía y a La Moneda.

Una vez que lograron instalarlo y que Smith aprendiera a utilizarlo, el “profesor” se trasladó a Santiago. Ante esto, Marín le escribió a Villalobos que “El profesor está listo en el Trizano”, en alusión al Hotel Trizano, en Ñuñoa, que es propiedad de Carabineros. “Blu lo mandó a buscar”, responde Villalobos en relación al director de Inteligencia, Gonzalo Blu. Los tres se reunieron para ultimar los preparativos de la operación.

En Carabineros solo esperaban la luz verde por parte de la Fiscalía para dar el vamos. En tanto, la ansiedad se hace notar. El 20 y 21 de septiembre Villalobos y Marín vuelven a comunicarse.

Villalobos: ¿Nada de nada?
Marín: Esperándolos. 16:30 reunión, tengo fe que sí mi general. Saliendo le escribo.
Villalobos: Ok.
Marín: Mi general no quisieron hoy, solicitaron nuevas diligencias para mañana a las 8 de la mañana y luego solicitar el tema. Las voy a sacar ahora (las diligencias). Ellos dijeron según instrucción de la nacional (Fiscalía Nacional).

El 22 de septiembre, Marín le indica que “No quisieron mi general. Pero hay dos cosas importantes que usted debe manejar”, pero al día siguiente le confirma que “Mi general, tengo la orden”. Desde ese entonces comienza una comunicación minuto a minuto, dando cuenta de cada detención.

Marín: Haciendo vigilancias para 10.
Villalobos: 👍
Marín: Van dos.
Marín: Tres.
Villalobos: ¿Y el 1 cayó?
Marín: Aún no.
Marín: Tengo al uno. Está asegurado.
Villalobos: Ok.
Marín: Asegurado el 2.
Villalobos: 👍
Marín: Van 7. Héctor Llaitul, Ernesto Llaitul, Jaime Huenchullán, David Cid Aedo, Martín Curiche, Claudio Leiva Rivera, Fidel Tranamil.
Villalobos: Wena.
Villalobos: ¿Y participan en que atentados?
Marín: Caballieri, Calafquen, Sotraser, Botumix.
Villalobos: ¿Total cuantos camiones aproximadamente?
Marín: 48 aprox.
Marín: Ocho. Se suma Rodrigo Huenchullán.

Todos los detenidos pasaron a prisión preventiva el 24 de septiembre. En esa audiencia, la Fiscalía presenta los mensajes electrónicos que los inculpan de los atentados, y que fue proporcionado por Carabineros.

Entre tanto, Villalobos continúa dando instrucciones:

Villalobos: Dile al Blu…. que juegue al misterio, que estamos investigando otros grupos y personas para aclarar todos los delitos y también su financiamiento y ramificaciones. El cómo no se cuenta, parte del proceso.
Marín: A su orden, mi general. Yo lo explico.
Villalobos: Importante modificar las leyes que permitan investigaciones más ágiles y protección al agente de inteligencia. Muéstraselo al Blu, que lea esto.
Marín: Sí, mi general. De inmediato.
Villalobos: 👍👍en silencio el resto, sin hablar, cuando yo llegue hablamos.

El 28 de septiembre, Villalobos realizaría un nuevo movimiento: filtró a la prensa los mensajes de los dirigentes mapuche detenidos en la “Operación Huracán”, pero implicándolos en un supuesto tráfico de armas desde Argentina. Nadie se cuestionó la evidencia y dieron paso a la “Operación Andes”, la que no llegó a puerto puesto que el fiscal Arroyo, a mediados de enero, dio cuenta de que los mensajes por chats que captó Antorcha no eran verdaderos, dando paso a la trama que fue revelándose poco a poco.

El 25 de enero, la comunicación entre Villalobos y Marín se detiene tras la explosión del caso en la prensa.

Marín: Lo estoy llamado mi general.
Marín: Lo puedo llamar a la ip ?
Marín: Mi general.
Villalobos: No ty en ip ando afuera.
Marín: Lo llamo por acá ? Sin detalles.
Villalobos: Voy llegando un ip dame 30 seg.
Marín: Deme 5 min mi General por favor.
Villalobos: M llámame.

Hasta el momento, el Ministerio Público no ha solicitado la formalización del ex general director de la institución, Bruno Villalobos. En tanto, el próximo 25 de abril serán reformalizados los ex integrantes de la UIOE acusados como responsables por el montaje entre ellos están Gonzalo Blu, Patricio Marín Lazo, Leonardo Osses y Álex Smith. Ese día el fiscal Carlos Palma, quien está a cargo de la indagatoria, podría pedir una extensión en el plazo de la investigación.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día