Cerrar publicidad
Cerrar publicidad
Plebiscito Nacional 2020

Nacional

Contraloría saluda al Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+ y recuerda dictamen

El organismo recordó que en marzo de 2018 declaró como “legal y vinculante” el Acuerdo de Solución Amistosa (ASA), suscrito dos años antes por el Estado de Chile y el Movilh ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Contraloría saluda al Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+ y recuerda dictamen
Por 28 de Junio de 2019

En el Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+, la Contraloría General de la República (CGR) recordó que en marzo de 2018 declaró como “legal y vinculante” el Acuerdo de Solución Amistosa (ASA), suscrito dos años antes por el Estado de Chile y el Movilh ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el cual se establecía el desarrollo de una serie de iniciativas en favor de la diversidad sexual.

Este pacto, que benefició el resguardo de los derechos de las comunidades lésbico, gay, bisexual, trans, intersexual, queer y otras identidades (LGBTIQ+), fue objeto de una presentación ante la Contraloría de parlamentarios que cuestionaron su validez, considerando que, por ejemplo, en Chile no existe una ley de matrimonio igualitario.

No obstante, en su dictamen N° 6.823, la CGR señaló que los acuerdos alcanzados en virtud de la Convención Americana de Derechos Humanos (CADH), como el ASA, “constituyen la aplicación de un medio de solución de controversias implantado bajo la jurisdicción de un organismo internacional” y que cuyas normas son parte del ordenamiento jurídico nacional, “al tratarse de un tratado internacional suscrito, ratificado y promulgado por la República de Chile”.

El dictamen agregó que “los acuerdos adoptados al alero de esa preceptiva —y por tanto, las obligaciones y derechos que emanan de esa convención— resultan vinculantes para el Estado que los suscribe”, reforzando que dicho documento se apega a la ley.

En el ASA, firmado por varias de las principales autoridades de la época, el Estado chileno se comprometió a promover políticas y programas de gobierno contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género en el ámbito educacional, de salud, entre otros, y a favor de la inclusión de la diversidad sexual e identidad de género.

Además, se estableció la obligación de promover iniciativas de ley que incorporen a estos derechos para la diversidad sexual, como el matrimonio igualitario, “todas las cuales se enmarcan dentro del ámbito de los derechos que reconoce esa Convención, como también propenden al cumplimiento de los compromisos asumidos por Chile al promulgar la CADH”, indica el documento de la CGR.

Actualmente, dicho acuerdo es coordinado por la Subsecretaría de Derechos Humanos y presenta distintos grados de avance buscando reforzar los derechos de todas las comunidades de diversidad sexual.

Relacionados

Comenta