Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

La agresiva estrategia de DiDi para destronar a Uber en el mercado chileno

Desde "promotores" que se suben a los Uber a inscribir conductores hasta promociones que aseguran 500 mil pesos en ganancia la primera semana. Así es la campaña de la empresa china para encumbrarse en el mercado local.

La agresiva estrategia de DiDi para destronar a Uber en el mercado chileno
Por 13 de Julio de 2019

En las últimas tres semanas, varios conductores de Uber en Santiago han sido sorprendidos con pasajeros que no buscan ser transportados de un punto a otro dentro de la ciudad, sino que tienen el objetivo de ofrecerles ser parte de la nueva plataforma de transporte llamada DiDi. Con una tablet en mano, estos “promotores” les explican cómo funciona la app y cuánto podrían ganar por semana, para terminar inscribiéndolos como potenciales conductores.

Es parte de la agresiva estrategia del área de marketing de la aplicación de origen Chino, que ya funciona en varias ciudades del mundo y que ha logrado destronar a Uber como la app favorita para el transporte privado de pasajeros. Y no solo entre usuarios: los conductores también se han ido cambiando lentamente a DiDi, considerando que -según afirman- las ganancias son mayores.

La comisión por viaje que deben entregar en otras aplicaciones se encuentra en el 30%, mientras que en esta aplicación es 10%. Por lo mismo, entre los grupos de WhatsApp de conductores de Uber o Cabify ha ido creciendo la información respecto a DiDi con la recomendación de “probarla” y varios están a la espera que pronto comience a funcionar en Santiago.

De acuerdo al director de Comunicaciones de DiDi, Felipe Contreras -quien antes ocupaba el cargo de jefe de comunicaciones corporativas de Uber en Chile-, aún no hay una fecha concreta para iniciar en la capital, pero será dentro del segundo semestre. “Es distinto cuando, en empresas digitales como ésta, el contacto con los potenciales conductores es cara a cara porque de alguna forma la humaniza”, explica Contreras en conversación con EL DÍNAMO.

En DiDi son herméticos con las cifras que manejan actualmente y poco han querido compartir. En Valparaíso -donde comenzó a operar el 1 de junio pasado- dicen que el éxito ha sido mayor al que esperaban: la apuesta inicial era alcanzar 8 mil inscritos el primer día, pero la cifra fue duplicada; en una semana había 150 mil personas inscritas.

Contreras atribuye la popularidad a que la campaña de difusión que hicieron fue efectiva con las personas y que hay un interés creciente por estos servicios, pese a que se trata ya de la quinta app de este tipo funcionando en el mercado chileno (Uber, Beat, e Easy Taxi, adquirida por Cabify).

Como todas ellas, DiDi funcionará al margen de la ley, ya que aún el Congreso no despacha la normativa que las regulará y que aumentará la fiscalización hacia ellas. Además, mantendrá un sistema similar al de “socios” que colaboran en la app y no como trabajadores formales, con cotizaciones y regulados por la ley laboral.

DiDi: revisión de antecedentes

La agresiva campaña aplicada en Chile, así como en otras ciudades del mundo, también tiene un factor monetario. A los primeros 10 mil conductores que se inscriban en Santiago se les asegura que en la primera semana de trabajo tendrán un ingreso mínimo de $500 mil. Si no lo logran por ellos mismos con sus viajes, DiDi pone la diferencia para completar ese monto. Como esa promoción existen varias que son liberadas cada domingo para incentivar a salir a la calle y trabajar más.

Para captar mayor cantidad de conductores, para de la estrategia de DiDi fue instalar un centro de operaciones temporal en el Hotel Aton de Vitacura, donde reciben a los interesados y cada martes y jueves hacen “sesiones de información” para potenciales conductores, donde resuelven dudas, explican el sistema de ganancias y que sus antecedentes son detalladamente revisados.

Ese es uno de los puntos -aseguran en la empresa- que marcan la diferencia de DiDi con su competencia. Varios conductores, luego de registrarse, comienzan a preguntar por correo o por teléfono por qué después de 5 días no han sido aceptados, un tiempo mucho mayor que otras apps de transporte.

“Los conductores están acostumbrados a que sea mucho más rápido ese proceso, pero nosotros hacemos una revisión individual de cada conductor sobre sus antecedentes, los que son chequeados en el Registro Civil para verificar la información entregada, así como revisión de patentes y permisos de circulación. Eso hace más lento el proceso, pero también da más seguridad a los usuarios“, afirma el vocero de la compañía.

Según Felipe Contreras, “son decenas de personas” las que revisan estos documentos. En Valparaíso tardaron un mes en revisar a cada conductor antes de comenzar a funcionar hace poco más de un mes. “Nos damos el tiempo de buscar que sean los conductores adecuados”, afirma.

Otro punto de diferencia de DiDi con Uber o Cabify es que, además de tener un servicio al cliente a través de la misma app, existe un callcenter al que conductores y usuarios pueden hacer consultas o reclamos, los que son atendidos por personas que viven en Chile. También hay un servicio de emergencia ante cualquier problema que es coordinado a través de un número telefónico, en caso de accidentes u otros.

También existen códigos promocionales DiDi para los usuarios los cuales pueden obtener descuentos de hasta un 30% en sus viajes.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día