Greenpeace llamó a CAP a no esconder antecedentes sobre derrame de petróleo

Se derramaron 40 mil litros de petróleo en el terminal de isla Guarello de la Compañía de Acero del Pacífico (CAP).

Greenpeace llamó a CAP a no esconder antecedentes sobre derrame de petróleo
Por

El director nacional de Greenpeace Chile, Matías Asún, se refirió al derrame de 40 mil litros de petróleo en el terminal de isla Guarello de la Compañía de Acero del Pacífico (CAP), ubicado a 250 kilómetros al noroeste de Puerto Natales, en la Región de Magallanes.

“Es una situación extremadamente grave pensando en lo prístinas de las aguas en que se ha producido esta emergencia medioambiental. Hay que pensar que la zona es en extremo de difícil acceso y que es un área de gran riqueza de mamíferos marinos, como ballenas y delfines, los que podrían verse seriamente afectados en su hábitat ya que al salir a la superficie para respirar se podrían encontrar con esta capa de petróleo”, señaló Asun.

En ese sentido, aseguró que “la capacidad de contener de manera rápida estos derrames es clave para intentar salvaguardar lo más que se pueda el hábitat afectado. El gobierno debe disponer todo la logística y capacidad humana necesaria para frenar esta emergencia”.

“La empresa CAP también debe entregar el máximo de información posible y no esconder antecedentes, como lamentablemente suele suceder con los responsables en muchos de estos casos de derrames de combustibles”, destacó el director nacional de la ONG.

Greenpeace aclaró que el primer impacto en un derrame de petróleo es que genera una película sobre el agua que impide la entrada de luz, lo que afecta de manera directa los ecosistemas marinos. También se produce una contaminación severa, ya que los contaminantes del petróleo son altamente tóxicos. Y, a largo plazo, daña el sistema reproductivo y de alimentación de especies y otros organismos marinos.