Nacional

Diputados rechazan eventual nominación de María Luisa Brahm en el TC

El grupo liberal del organismo contaría con los votos para que la ex asesora de Piñera se convierta en la sucesora de Iván Aróstica.

Por , 8 de Agosto de 2019

Los diputados de la Comisión de Constitución, Marcelo Díaz (PS) y Tomas Hirsch (PH) manifestaron este jueves su rechazo a la eventual nominación de María Luisa Brahm como presidenta del Tribunal Constitucional, definición que se llevará a cabo este viernes 9 de agosto.

En particular, los legisladores cuestionaron el vínculo de Brahm con el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera. Esto, considerando que durante su primer mandato se desempeñó como jefa de asesores en La Moneda y, ya siendo ministra del TC, participó de reuniones políticas en las cuales se abordaron temas como la reforma al binominal, tributaria e incluso la estrategia electoral y articulación de Chile Vamos.

Al respecto, Díaz indicó que “esto confirma la crisis de legitimidad que enfrenta el Tribunal Constitucional. Quiero recordar un hecho acá; el actual Presidente de la República convocó a la sede de la Fundación Avanza Chile a distintas autoridades políticas y una que concurrió fue precisamente María Luisa Brahm que fue su jefa de asesores durante su primer Gobierno, nombrada por él ministra del TC. Según constata la prensa de la época, en esa reunión se abordó la reforma tributaria, la reforma al binominal, la estrategia para la siguiente elección municipal y la ampliación de la coalición política que llevó al Presidente a La Moneda. Eso, en cualquier otro país del mundo, le habría costado el cargo a una magistrada del TC porque la hace partícipe de política contingente”.

“Ella debiese reflexionar de la conveniencia de asumir la presidencia del TC porque eso solo va a agravar la crisis de legitimidad y va a dar la sensación que es un tribunal que está al servicio del Presidente de la República”, añadió junto con señalar: “Está claro que es una ministra parcial, ha sido parte del equipo político del Presidente de la República antes, durante y después del pasado y el actual mandato”, agregó.

Por su lado, Hirsch dijo “que hoy esté directamente el Gobierno y el Presidente haciendo gestiones, un verdadero lobby impúdico para instalar a María Luisa Brahm, amiga y verdadera testaferra del Presidente en el Tribunal Constitucional, nos parece que es de tremenda gravedad. Tenemos una crisis institucional muy seria; en todas las instituciones hay situaciones de irregularidad que hacen perder credibilidad por parte de la ciudadanía y esto que está sucediendo en el Tribunal Constitucional no favorece en nada a lo que necesitamos en Chile, que es fortalecer las instituciones”.

“Espero que haya una reflexión, que recapacite y que no se preste para esta situación tan irregular como lo es asumir la presidencia del TC”, enfatizó.