Nacional

“Oportunidad perdida”: agrupaciones ambientalistas critican discurso de Piñera en la ONU

Activistas criticaron actitud del Gobierno ante la no firma del acuerdo de Escazú y por la situación de Quintero-Puchuncaví.

Por , 23 de Septiembre de 2019

Tras sus primeras declaraciones ante la Organización de Naciones Unidas, las agrupaciones ambientalistas presentes en Estados Unidos (Greenpeace, FIMA y Fridays for Future), calificaron como “una oportunidad perdida” el discurso del Presidente Sebastián Piñera, quien además será anfitrión de la próxima COP25 a desarrollarse durante diciembre en Chile.

“Hace un año desde este mismo lugar se comprometió ante el mundo que cambiaría la realidad de las zonas de sacrificio, hoy la situación de Quintero-Puchuncaví, por ejemplo, es igual y hasta peor que antes”, señalaron las organizaciones a través de un comunicado.

Declaración que acuñaron luego que el propio mandatario chileno pidió disculpas a estas localidades afectadas. En su argumentación, el Presidente chileno aseguró que “es un problema que se arrastra hace 50 años, donde hemos acumulado contaminación en lugares donde viven familias, mujeres y niños”.

Al respecto, la representante de Greenpeace Andino en Nueva York, Amanda Starbuck, indicó que “el Presidente (Piñera) aprovecha estas instancias para mostrar al mundo un país que poco tiene que ver con la grave realidad medioambiental que enfrenta”.

“La gente sigue siendo envenenada en Quintero-Puchuncaví. También ha dado otros 20 años de vida al carbón y no existe una apuesta ambiciosa por las energías renovables. Es perfectamente posible un plan que considere tener cerradas todas las plantas el año 2030 y el cierre inmediato de las ocho plantas que el presidente anunció que serán cerradas al 2025”, agregó Amanda.

Piñera y Acuerdo de Escazú

La misma línea siguió Ángela Valenzuela, vocera de Fridays for Future Santiago. Frente al edificio de Naciones Unidas la activista insistió en que Chile es uno de los países más afectados con el cambio climático, pues “tenemos una nación que se seca y arde ante la crisis climática”.

“Se han abierto 14 termoeléctricas en los últimos 10 años, hemos perdido 1.2 millones de hectáreas de bosques y se le ha dado la espalda a los defensores del planeta al no firmar el Acuerdo de Escazú. Lamentablemente vamos en la dirección contraria y no podemos quedarnos en falsos discursos”, continuó Valenzuela.

Crítica que llegó luego de que Piñera, tras terminar su intervención en la cumbre de Acción Climática, afirmó estar abierto a reconsiderar el Acuerdo de Escazú, que pese a estar aprobado por el Congreso, el Gobierno de Chile se negó a ratificarlo en 2019.

En su artículo primero, el tratado “garantiza la creación y el fortalecimiento de las capacidades y la cooperación, contribuyendo a la protección del derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a vivir en un medio ambiente sano y al desarrollo sostenible”.

“Como Presidente de Chile yo tengo que firmar los acuerdos cuando sean buenos para Chile. Y estamos trabajando para que este acuerdo, con algunas observaciones y reservas, pueda ser un buen acuerdo para nuestro país”, manifestó Piñera.

Por su parte, el director ejecutivo de la ONG FIMA, Ezio Costa, sostuvo que si bien los anuncios que entregó Piñera pueden ser beneficiosos, reconoció que “no son las medidas concretas que la emergencia climática y ecológica que enfrentamos necesita”.

“Es por eso que aspirábamos en su discurso hubiera mayor ambición y que efectivamente anunciaran medidas concretas como el cierre de las termoeléctricas al 2030”, finalizó el activista.