La respuesta de Convergencia Social por acusaciones de acoso laboral y sexual en Valparaíso

Alrededor de 50 casos fueron denunciados por trabajadores del municipio de Valparaíso. Desde CS llaman a "tener confianza en nuestra institución para hacer todas las denuncias pertinentes".

Por
Convergencia Social por acusaciones de acoso laboral y sexual en Valparaíso
Compartir

“Tal como lo ha dicho nuestro compañero alcalde Jorge Sharp, y en caso de ser necesario, se van a aplicar las sanciones que correspondan. De igual forma, solicitamos celeridad en los procesos que se están llevando a cabo”.

Esta fue la respuesta que emitieron desde Convergencia Social (CS) por las 50 denuncias de acoso laboral y sexual al interior de la Municipalidad de Valparaíso.

Así al menos constó en una investigación publicada por el medio Interferencia, donde se recogieron 12 testimonios en contra de algunos miembros de la corporación, quienes además, ocuparían cargos de confianza en la municipalidad.

Según la versión de uno de los denunciantes, Andrés Cruzat, las agresiones en su contra ocurrieron el 2018 al interior de la Oficina de Imagen Corporativa de la Municipalidad, donde habría sido acosado laboralmente por los jefes de comunicación y de la Corporación Municipal de Valparaíso: Paulo Gómez y Rodrigo Ruiz.

“Fui agredido con insultos de grueso calibre y delante de mis compañeros de trabajo, por el director de comunicaciones de la municipalidad, Paulo Gómez y por el director de comunicaciones de Cormuval, Rodrigo Ruiz”, afirmó la denuncia ingresada por Cruzat, diseñador gráfico y fotógrafo que entró al municipio en 2017.

Luego del incidente Andrés abandonó la oficina donde ocurrió todo, pero pese a esto, afirmó que tanto Gómez como Ruiz no frenaron sus agresiones verbales.

“El señor Paulo Gómez se abalanzó sobre mi escritorio de trabajo insultándome y amedrentándome violentamente. Una vez que el señor Ruiz lo arrastró a la puerta de salida, los insultos continuaron desde la puerta de nuestra oficina, todo esto delante de mis compañeros de trabajo, quienes quedaron quedaron completamente impactados”, relató Cruzat.

Tras el incidente, Cruzat denunció ante al Tribunal Supremo de Convergencia Social los hechos. Sin embargo, estos últimos se declararon incompetentes, pues ocurrieron antes de crearse el organismo.

En tanto, en el escrito publicado por Convergencia Social sostuvieron que “en nuestro Congreso Fundacional nos declaramos un partido socialista, libertario, ecologista, y por sobretodo, feminista, donde no se aceptan ni aceptarán malos tratos y/o menoscabos a compañeros, compañeras y compañeres”.

Acoso sexual en Valparaíso

No sólo acoso laboral se habría visto al interior del municipio, pues durante marzo de este año una mujer, identificada como Paula en el reportaje de Interferencia, denunció al ex encargado de prensa del gabinete de Sharp, Patricio Aeschlimann por acoso sexual.

Según reveló la mujer en aquella oportunidad, Patricio la habría encerrado en una oficina, donde la tomó de las muñecas para luego intentar besarla en varias ocasiones. La joven se resistió hasta Aeschlimann desistió.

Días después del hecho, Paula se reunió con Javier Valenzuela -hombre de confianza de Sharp- y con el mismo alcalde para ponerlos al tanto de la situación. En dicha oportunidad, Sharp habría asegurado a Paula que le creía y que ordenaría a Aeschlimann no acercarse a ella.

Sin embargo, el denunciado continuó participando de las campañas de Convergencia Social. Incluso, apareció en uno de los afiches de la campaña La Corriente, impulsada por Sharp y la presidenta del CS, Gael Yeomans.

Finalmente, desde CS realizaron un llamado a “tener confianza en nuestra institución para hacer todas las denuncias pertinentes”.

Reconocemos al Tribunal Supremo de nuestro partido como entidad facultada para la recepción, investigación y respectiva sanción en caso de ser prudente”, complementaron. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Nacional

Últimas noticias

Populares