Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Quiénes son los 22 funcionarios municipales de Sharp que renunciaron a Convergencia Social

En labores y cargos diversos, los correligionarios del edil al interior de la municipalidad de Valparaíso ganan hasta $4,8 millones de pesos al mes.

Quiénes son los 22 funcionarios municipales de Sharp que renunciaron a Convergencia Social
Por 20 de Noviembre de 2019

La renuncia del edil de Valparaíso y otros 72 militantes al partido Convergencia Social -22 de ellos funcionarios municipales-, a raíz de la solitaria firma que estampó Gabriel Boric en el Acuerdo por la Paz, abrió la interrogante de quiénes componen su círculo cercano, cuánto ganan y qué roles ejercen al interior del municipio.

Según constató EL DÍNAMO, sobre la base de los registros de octubre que mantiene la Municipalidad de Valparaíso en transparencia activa, los 22 colaboradores que siguieron a Sharp en su renuncia a Convergencia Social (CS) trabajan principalmente como directores, asesores y acompañantes de diversas actividades municipales.

Los funcionarios de confianza figuran en el municipio como personal de planta, a contrata y sujetos al código del trabajo. En total, significan para el municipio un gasto mensual superior a los $40 millones.

Funcionarios municipales y bono por gestión

Por ejemplo, la funcionaria de planta y socióloga Tania Madriaga se desempeña en Valparaíso como directora de la Secretaría Comunal de Planificación, cargo por el que recibe mensualmente $4,8 millones líquidos, gracias al pago del bono por mejoramiento de gestión (PGM).

El PGM, según consta en el sitio web de la Dipres, tiene su origen en la Ley N°19.553 de 1998 y asocia un incentivo monetario al cumplimiento de objetivos de gestión. Mismo que desde el 2012, “corresponde a 7,6% de las remuneraciones si la institución alcanzó un grado de cumplimiento igual o superior al 90% de los objetivos anuales comprometidos”.

Bono que también reciben otros funcionarios como Claudio Opazo, ingeniero en Administración Pública y administrador de la municipalidad, quien gana $4.775.000. O la directora de Desarrollo Comunitario y asistente social de profesión, Carla Meyer, que por su trabajo recibe $4.673.000.

Funcionarios de Sharp a contrata

En tanto, los funcionarios municipales a contrata -aquellos que desempeñan labores transitorias, experimentales, optativas, especiales o de reemplazo de titulares- que renunciaron a CS y que también reciben el PGM, ganan entre $3.700.000 y $1.600.000.

Quien más gana en esta categoría de funcionarios es Paulo Gómez, asistente social y profesional del Departamento de Imagen Corportativa y Comunicaciones de Valparaíso con un sueldo de $3.749.000.

Luego le sigue Cecilia Ugalde, que se encarga de gestionar el personal de la comuna, con un sueldo líquido superior a los $3.630.000. Un poco más que el profesor de biología y ciencias naturales, Liber Muñoz, quien gracias a su trabajo en Desarrollo Comunal recibe más de $2.632.000.

Más atrás, viene la ingeniera civil industrial, Consuelo Fontealba, quien se desempeña en la sección Deportes del municipio por una remuneración de $1.900.000. También está el técnico en construcción Vladimir Valenzuela que recibe $1.678.000.

Funcionarios municipales que no reciben el PGM

Por otra parte, otros 14 funcionarios cercanos a Sharp que renunciaron a CS no reciben el PGM y trabajan principalmente en campañas específicas del municipio. Funciones por las que reciben un sueldo de hasta $2.160.000.

Javier Valenzuela, asesor de Sharp en el estudio y perfeccionamiento del Sistema de Control Administrativo, que tiene la función de revisar los antecedentes que ingresen a la alcaldía- gana $2.165.000.

Luego le sigue Alejandro Pincheira, abogado del Programa Comunitario EGIS, quien percibe $1.467.000. O el también abogado Christian Ordenes, que por su rol en el “fortalecimiento de actores sociales” cobra $1.300.000.

En el Programa Comunitario EGIS, la administradora pública Katherine García gana más de $1.170.000.

Por otra parte, está Jennifer Araya, la delegada municipal en la localidad de Placilla que, según el registro municipal cuenta sólo con “enseñanza media completa” y recibe $1.273.000. Quien tampoco cuenta con un título profesional es Christian Gatica, el encargado de “fortalecer las redes sociales en las temáticas culturales, deportivas y eventos”, quien tiene un sueldo de $848.000.

En tanto, Jazmín Valdivia del programa Fortalecimiento de la Infraestructura comunal recibe un sueldo superior a los $1.145.000, lo mismo que percibe Consuelo Morales en el marco del “programa para la reconstrucción del incendio 2017”.

Por su parte, la trabajadora social Daniela Díaz recibe $720.000 líquido por “mediar en la convivencia y seguridad de la población al interior de la comuna de Valparaíso”. Similar a lo que gana el estudiante de ingeniería civil industrial, Bastián López, quien apoya las actividades del programa comunitario Producción Social del Territorio por $690.000.

Empleados municipales para la difusión

Ahora bien, al interior de las comunicaciones de la municipalidad quien más dinero recibe es Nicolás Véliz, periodista de profesión y encargado de generar contenidos sociales para informar a la comunidad de los servicios y beneficios municipales. Por ello, gana $1.800.000.

En tanto, el publicista Ignacio Pezoa también se desempeña en la difusión periodística de los servicios municipales, por lo que recibe $765.000.

Finalmente, el asesor comunicacional Claudio Hernández tiene una renta de $540 mil por gestionar la prensa y redes sociales del programa Fortalecimiento de la Infraestructura Comunal de Valparaíso. Monto inferior a los $928.000 que recibe Felipe Valencia, quien realiza la misma función que Hernández, pero en el programa Valparaíso Ciudadano.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día