Nacional

Nueva directora del ISP fue rechazada por Contraloría debido a conflictos de intereses

Las reacciones no se hicieron esperar y fue la presidenta de la Fenats del ISP, Romina Labbé, quien expresó estar satisfecha por la decisión “porque se cumple el derecho. Había un conflicto de interés grande”.

Por , 23 de Noviembre de 2019

La Contraloría General de la República informó que la nueva directora del Instituto de Salud Pública (ISP), María Soledad Velásquez, deberá renunciar a su cargo, luego de que se revelaran presuntos conflictos de intereses.

La Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats) había señalado anteriormente este problema, ya que el rol como directora del ISP, es fiscalizar laboratorios y farmacias, empresas que coinciden con haber sido empleadoras de Velázquez.

Incluso, revelaron que Velásquez es “lobbysta” de los laboratorios La Roche y Socofar, perteneciente a farmacias Cruz Verde.

“Lo expresado se traduce en que la persona designada se verá afectada por conflictos de intereses que pugnan con la probidad administrativa, consagrada en el artículo 8° de la Constitución Política y en la ley N° 18.575, entre otras disposiciones”, explica Contraloría.

Asimismo, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, explicó que “nosotros acatamos lo que dice la Contraloría. Esa es una resolución que sacó la Contraloría el día de ayer, por tanto, se tendrá que nombrar a una persona que queda como subrogante y tomar las medidas que correspondan”.

Por lo mismo, desde el gobierno aseguran que eligieron a Velásquez bajo un concurso de “alta dirección pública que tiene un proceso que es legítimo y de esa manera fue nombrada ella”.

En la misma línea, las reacciones no se hicieron esperar y fue la presidenta de la Fenats del ISP, Romina Labbé, quien expresó estar satisfecha por la decisión “porque se cumple el derecho. Aquí había una falta a la probidad grande, había un conflicto de interés grande”.

“Ella fue lobbysta de las empresas farmacéuticas, ella, el día antes de asumir como directora del ISP, trabajó en la empresa farmacéutica. Ella se iba a ver impedida en más del 70 por ciento de las funciones que cumple la institución“, apuntó Labbé.