Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Los argumentos de empleados públicos tras rechazo a reajuste salarial del Gobierno

Según explican, el alza real para los trabajadores con los sueldos más bajos será de 0.1%. Además acusan de concretarse la medida se congelarían los sueldos del sector.

Los argumentos de empleados públicos tras rechazo a reajuste salarial del Gobierno
Por 12 de Diciembre de 2019

Con 66 votos en contra y 59 a favor, la Sala de la Cámara de Diputados rechazó este miércoles el proyecto de reajuste salarial al sector público propuesto por el Gobierno. Votación del parlamento que habría sido sugerida por seis gremios de trabajadores que rechazaron el preacuerdo con el Ministerio de Hacienda.

Según gremios como la Agrupación Nacional de Funcionarios Públicos (Anef), la Confederación Nacional de la Salud Municipal (Confusam), Federación Nacional de Funcionarios de la Salud y el Colegio de Profesores, entre otros, la propuesta del Gobierno es “insuficiente” y parece más un acto de venganza por el estallido social en Chile.

Al respecto, el presidente de la Anef, José Pérez Debello, acusó a través de un comunicado que “este reajuste traspasa los costos de la crisis social a los trabajadores públicos”.

“Eso nos parece impresentable. Además, este reajuste congela los sueldos (…) A su vez, queremos señalar ante esta Comisión que se están cursando despidos arbitrarios y eso se tiene que revertir”, complementó Pérez.

La propuesta del Gobierno busca un alza nominal (o alza bruta) del 2,8% para los trabajadores que tengan rentas brutas de hasta $2 millones. De exceder ese sueldo, el reajuste será sólo de un 0,7%.

Mario Aguilar se enfrenta a ministro Briones

Durante esta mañana el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, comenzó la ofensiva contra los detractores del reajuste salarial del Gobierno. Para ello, utilizó su cuenta de Twitter donde aseguró que “el rechazo significa dejar sin reajuste ni bonos a 1 millón de trabajadores y sin bonos a 2 millones de pensionados del pilar solidario”.

“La fórmula de reajuste propuesta por el Gobierno buscaba disminuir la brecha salarial en el Estado, subiendo las remuneraciones de los funcionarios de menores rentas al umbral de $500 mil brutos. De haberse aprobado, se lograba ese objetivo para más de un 80% de los funcionarios”, agregó el secretario de Estado.

Si embargo, los descargos no se hicieron esperar. Sobre todo desde el Colegio de Profesores, donde su presidente Mario Aguilar, aseguró que el ministro “dice muchas medias verdades y eso finalmente es engañoso con la ciudadanía”.

“Usted habla de un reajuste diferenciado, pero omite decir que a los sueldos bajos les quiere dar un reajuste real del 0.1%, es decir entre $400 y $1.900 mensual”, enfatizó Aguilar.

Finalmente, los parlamentarios que votaron en contra del reajuste entregaron también sus argumentos. Por ejemplo, el diputado Gabriel Boric sostuvo que “mi argumento al menos fue que bonos y asignaciones no estuvieran dentro de sueldo base”.

“Por lo tanto se pierden una posterior negociación. Y dada inflación proyectada por el Banco Central, el reajuste terminaba siendo negativo”, concluyó Boric.

Relacionados

Comenta