ESPECIAL Coronavirus en Chile: casos confirmados, muertes y últimas noticias

Nacional

Las diferencias entre condonar el CAE y las multas del TAG

Según economistas, el principal problema es que en el Crédito con Aval del Estado el responsable de la deuda es el Gobierno, mientras que en el otro caso, es la concesionaria.

Por , 13 de Diciembre de 2019

“No es posible por la magnitud de recursos. Me parece, además, que condonar la deuda del CAE tampoco es justo, porque dentro de la condonación hay actores que han pagado”, fue la frase que por estos días emitió el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, y que cerró definitivamente la posibilidad de eliminar las deudas contraídas por el Crédito con Aval del Estado.

Una actitud que contrastó con la más reciente movida del Gobierno: la eliminación del 80% de las multas asociadas al TAG. Y es que a raíz del acuerdo con el Movimiento NO+TAG, surgió la pregunta: por qué fue posible gestionar un pacto con las autopistas y no con las entidades bancarias que prestan dinero a los estudiantes.

Según el doctor en economía industrial y académico de la Universidad Tecnológica Metropolitana, Roberto Contreras, lo primero es aclarar que el Gobierno no ha condonado las deudas asociadas al TAG, sino más bien, “sólo los intereses y las multas por no pago”.

“Esos intereses y multas se los deben al Estado (a los municipios donde se han cursado las multas). Pero la deuda por transitar por la autopista la deben pagar. En el caso de CAE es un Crédito con Aval del Estado”

Además de existir una enorme diferencia entre los montos que implicó para las autopistas reducir las multas asociadas al TAG –US$680 millones– y el valor que tendría para el Gobierno condonar las deudas del CAE que se estiman en US$9.500 millones, el economista explicó no sería el único impedimento.

“El CAE es un crédito con una institución financiera expresado en UF (indexado al IPC), el TAG es una deuda por el uso de las autopistas que administra un privado (las concesionarias) que se adjudicaron bajo un proceso de licitación por una determinada cantidad de años, que el Estado puede relicitar o no, dependiendo de la necesidad de realizar ampliaciones”, explicó Roberto Contreras.

Es decir, que en el CAE, “el Estado actúa como garante, donde si la persona no puede pagar por alguna razón, la deuda la asume el Estado (el garante del crédito)”.

El académico aseguró que el CAE ya ha tenido beneficios durante los últimos años, por lo que se hace aún más improbable que el Gobierno condone la deuda.

“Tiene beneficios como la disminución de los intereses y rebaja del 10 % de la cuota por pago al día o si una persona está cesante se suspende el pago de la cuota. Además, desde el 2014 no existen restricciones económicas para acceder al CAE, que estaba dirigido a estudiantes de escasos recurso, pero con la gratuidad ya ha ido perdiendo la función inicial, hoy es un crédito para familias que pueden tener mayores ingresos”, concluyó Contreras.