Las 72 horas de búsqueda del Hércules C-130

Preocupación e impacto nacional causó el accidente protagonizado por un avión de la FACh en el que viajaban 38 personas.

Por › Actualizado: 09:54 hrs
Las 72 horas de búsqueda del Hércules C-130
Compartir

A eso de las 18:13 horas del pasado lunes se encendían las alarmas al interior de la Fuerza Aérea de Chile (FACh). Se había perdido la comunicación con el avión Hércules C-130, en el que viajaban 38 personas rumbo a la Antártica desde Punta Arenas.

La situación activó las alarmas de los equipos de búsqueda de la FACh, quienes dispusieron de 13 aviones, cuatro buques y tres órbitas satelitales para dar con el paradero de la aeronave, la que se dio por siniestrada a las 00:40 al terminar con el tiempo de autonomía de vuelo con la que contaba.

“La aeronave cumplía tareas de apoyo logístico, trasladando para ello personal para la revisión del oleoducto flotante de abastecimiento de combustible de la Base y para realizar tratamiento anticorrosivo de las instalaciones nacionales en la zona”, indicó la FACh.

Posteriormente, se dieron a conocer los nombres de las 38 personas que se encontraban en el interior del avión, las que correspondían a 17 tripulantes del avión y 21 pasajeros a bordo. De ellos, 15 eran uniformados de la FACh, tres del Ejército, dos de la empresa privada de construcción Inproser y un estudiante de la Universidad de Magallanes.

La suspensión del viaje presidencial

La grave situación generó que el Presidente Sebastián Piñera cancelara su visita a Argentina en el contexto del cambio de mando que se lleva a cabo durante esta jornada, donde Alberto Fernández asumiría como el nuevo mandatario.

“Mis pensamientos y oraciones están con los familiares de los 38 tripulantes y pasajeros del avión C-130 de la Fach (…) acabo de hablar con el Presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, para informarle que no podré asistir al cambio de mando hoy. Confirmó que pronto hará visita oficial a Chile”, destacó Piñera.

El ministro de Defensa, Alberto Espina, junto al comandante en jefe de la FACh, Arturo Merino Núñez, viajarían hasta Punta Arenas para monitorear la búsqueda del avión.

“Nos embarcamos a Punta Arenas para monitorear en la zona todos los esfuerzos y el apoyo que estamos realizando en la búsqueda del avión C-130 siniestrado”, señaló Espina en su cuenta de Twitter.

Luego de que se perdiera todo contacto con la máquina, se decidió entregar información a naves marítimas de pesca, las que podrían transitar en un punto cercano a la zona donde pudo haber caído el avión Hércules C-130, por lo que podrían cooperar con la búsqueda. 

El matinal de Canal 13, Bienvenidos, reveló un audio que corresponde a un llamado de parte de la Fuerza Aérea hacia los pescadores.

“Ya conforme recibo, las coordenadas serían cincuenta y ocho, treinta y ocho… y cero, sesenta y cuatro, treinta y dos, ¡cambio!”, destaca.

“Calculo ahí la distancia a la que nos encontramos de ese punto (…) Nos encontramos a 250 millas… 250 millas aproximadamente al este de ese punto. Tuvimos que navegar con rumbo west durante 26 horas, es decir, un día y fracción, cambio”, finaliza el audio.

Un falso ataque

Un día después de la desaparición del avión, la Fuerza Aérea desmintió por redes sociales un supuesto comunicado de la institución que señalaba que el siniestrado avión Hércules C130, había sido atacado por aeronaves “de combate con señas de EU.”

“Como institución podemos llega a una sola conclusión. Avión Hércules C130 fue atacado por aviones de combate con las señas de EU. Esto se condice con las cercanías del portaaviones de EU, el USS Abraham Lincoln (CVN-72), el cual dio órdenes expresas de derribar la aeronave nacional”, decía el falso comunicado. 

“La Fuerza Aérea Nacional es la única rama de las FF.AA y de orden que es verdaderamente nacionalista y parte del pueblo”, era uno de los puntos del escrito. 

La FACh aseguró que “lamentamos que en estos momentos se esté mal utilizando información que puede afectar a los familiares y nuestros camaradas FACh que están involucrados”. 

Un hallazgo doloroso

Pasadas algunas horas, la desesperación por hallar al menos una pista que condujera al avión, la FACh decidió extender la búsqueda aérea del avión a un rango de 240 kilómetros. 

El general Eduardo Mosqueira, de la Cuarta Brigada de la institución detalló que “ahora vamos a tener cuatro cuadrantes, cada uno de ellos de aproximadamente 240 kilómetros por unos 120 (km). Estamos hablando de una distancia entre Santiago y Chillán, y del ancho de Chile”. 

Además de destacar el apoyo internacional, Mosqueira señaló que tanto la  FACh como el Ejército y la Armada, están “colocando todo nuestro apoyo y esfuerzo para buscar el C130 desaparecido”.

Ronald Baasch, comandante en jefe de la Tercera Zona Naval, aseguraba que  la Armada también había establecido cuatro áreas de búsqueda: “Se han asignado buques para que lideren los trabajos al interior de cada zona. Esos cuadrantes son de 80 por 80 km”. Baasch explicó que tendrán 40 horas, antes de poder extender la superficie para la búsqueda.

Al mismo tiempo, zarpaban desde Valparaíso dos fragatas y el buque Cabo de Hornos, para integrarse a la búsqueda del Hércules C130 siniestrado. Los barcos arribarían en la zona el 15 de diciembre.

Según la información entregada hasta ese momento, la FACh disponía de 285 personas, la Armada de 286 personas y medios internacionales pusieron a disposición a 79 funcionarios para dar con la desaparecida aeronave y sus pasajeros. 

Ese mismo día, Mosqueira debía salir a responder las dudas respecto a la carga que transportaba el avión, ya que se presumía que entre ésta podría haber habido material inflamable. 

“No tenemos indicio. Hay una investigación que se está llevando a cabo que va a determinar las causas de lo que se produjo(…) se llevaba material de mantenimiento para el trabajo de la infraestructura de la base”.

El tuit de Bolsonaro

Aquel miércoles, a eso de las 13:00 horas, se trasladaron hasta Punta Arenas 64 familiares de 35 personas que viajaban en el avión, ya que tres personas eran de la Región de Magallanes, por lo que sus familiares ya se encontraban en el lugar.

Los familiares se reunieron con personal de la FACh, quienes les informaron respecto a los avances que habían tenido las labores de búsqueda de la aeronave.

Durante esa misma tarde las familias regresaron a Santiago a la espera de noticias del Hércules C-13. Noticias que no tardaron en llegar, ya que el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sacudió las redes sociales al publicar que una de sus embarcaciones, que ayudaba en las labores de búsqueda, había encontrado restos en el mar, que podrían pertenecer al avión Hércules C-130.

“El Ministerio de Defensa informa que el Navío Polar Almirante Maximiano recolectó alrededor de las 15:45 horas artículos personales y restos compatibles con el avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), que había estado desaparecido desde el amanecer”, escribió el mandatario. 

En ese sentido, Bolsonaro detalló que “partes del avión y los objetos estaban a aproximadamente 280 millas náuticas (518 km) de Ushuaia, Argentina. El buque de la Armada de Brasil permanece en la zona de búsqueda en acciones coordinadas con las autoridades chilenas y dos barcos siguen recogiendo escombros”.

“Por respeto a los familiares de las personas que viajaban en la aeronave, dicha información será analizada, validada y comunicada por la Fuerza Aérea de Chile”, indicaron desde la FACh tras el anuncio del hallazgo. 

Finalmente la información fue entregada durante la mañana del jueves por el comandante en jefe, Arturo Merino, y el ministro de Defensa, Alberto Espina. 

“Queremos dar nuestro más sentido pésame a nuestros camaradas aviadores y a las familias de civiles que estaban a bordo (…) La condición de los restos encontrados hace prácticamente imposible que existan sobrevivientes a este accidente aéreo. Lo anterior ha sido un tremendo golpe para las familias de los tripulantes, los cuales están siendo apoyados por especialistas de nuestra institución”, destacó Merino. 

En ese sentido, aseguró que “se harán los traslados correspondientes al Servicio Médico Legal y se están obteniendo las muestras de los familiares para realizar la certificación”.

Mientras que Espina declaró que “acabamos de estar con algunos familiares de los pasajeros y es dramático comprobar el dolor que los aflige y solidarizamos con ellos”.

Sobre la búsqueda destacó que se dispuso de “23 medios aéreos, 14 medios navales y ocho agencias internacionales con capacidades satelitales, lo que permitió ubicar al avión”.

“Nos reunimos con el fiscal Eugenio Campos  y le hemos expresado que va a recibir toda la ayuda y colaboración para que se esclarezcan las causa del accidente (…) Cuando mueren 38 compatriotas, no es un favor, es un deber colaborar”, concluyó el ministro. 

Respecto a esto último, durante los últimos días se han barajado varias hipótesis respecto a qué habría ocasionado el fatal hecho, entre las que destacan una posible falla en el sistema eléctrico del avión 

Un audio de WhatsApp que correspondería supuestamente a uno de los  pasajeros del Hércules C-130 , quien aseguraba que éste estaba sufriendo una falla eléctrica.

El registro enviado a su madre destacaba que estaba emocionado por el viaje, pero que la aeronave presentaba una falla eléctrica que lo mantenía algo inquieto, aunque el itinerario se debía mantener hasta aterrizar en la Antártica.

Sobre esto, Merino explicó que están investigando los motivos y las circunstancias del siniestro, así como este audio, aunque por el momento no tienen constancia de una falla eléctrica en el sistema del avión.

“El piloto no puede hacer despegar el avión si los problemas no han sido solucionados”, argumentó Merino, quien también destacó el profesionalismo del comandante y su asistente.

Finalmente y sobre los escombros del Hércules C-130 hallados en el mar, la FACh informó que se trata de la esponja de combustible el ala superior; un tren de aterrizaje; rueda nariz de repuesto; sistema de carguío de combustible y cubiertas de la pared interior.

Más Nacional

Últimas noticias

Populares

Recomendados