Potencias mundiales derriban acuerdos en la cumbre COP25

Aunque organizaciones culpan a Chile y catalogan su participación como un "fracaso", la culpa recae en potencias mundiales, tales como Estados Unidos e India, países que se restaron de acuerdos y negociaciones con el fin de frenar el cambio climático.

Potencias mundiales derriban acuerdos de la COP25
Por › Actualizado: 19:53 hrs

La cumbre climática COP25 concluyó con un llamado para aumentar la ambición climática en 2020 y cumplir a cabalidad el Acuerdo de París que compromete a los países a evitar que la temperatura del planeta suba este siglo por encima de 1,5 grados.

El acuerdo denominado “Chile-Madrid, tiempo de actuar“, apunta a que los países participantes deberán utilizar el conocimiento científico como “eje principal” en las ambiciones climáticas con el fin de combatir el calentamiento global. Sin embargo, solo fue un “llamado a acuerdos mínimos” y los críticos lo señalan como un consenso “débil“.

El océano y el uso del suelo fue parte importante de este acuerdo, reconociendo la importancia de mantener su equilibrio para el buen funcionamiento del sistema climático.

Otro de los anuncios fue el Plan de Acción de Género, que exige situar como prioridad a los ciudadanos más vulnerables frente a la crisis climática.

Y a pesar de haber llegado a este acuerdo, no avanzaron en temas tales como la regulación de los mercados de carbono u ordenar el comercio de los derechos de emisión en un sistema único para todos los países, lo cual fue pospuesto para la COP26, en Glasgow.

En consecuencia, potencias mundiales tales como Estados Unidos, China, Rusia e India se restaron del compromiso acordado en la COP25, considerando que son países con grandes emisiones de gases de efecto invernadero. Caso contrario sucede con Alemania, Francia, España y el Reino Unido, quienes firmaron el compromiso de avanzar en la lucha contra el cambio climático.

En la misma línea, los delegados de cada país han señalado esta cumbre como una “decepción”, alegando poco compromiso de parte de las potencias mundiales al no poder cerrar esta negociación.

En la inauguración de esta cumbre COP25 el pasado 2 de diciembre la ONU advirtió que la temperatura del planeta podría aumentar de 4 a 5 grado a finales de siglo.

Los activistas culpan a Chile

A pesar de la implicancia que tienen potencias mundiales en estas cumbres, diversas organizaciones no gubernamentales de medioambiente apuntan a Chile como el responsable de que no se haya llegado a un acuerdo más potente. Asimismo, han criticado la participación de nuestro país en esta cumbre y su rol como presidente de la COP25 en Madrid, España, catalogándolo como un “fracaso” y “decepcionante”.

“La presidencia chilena tenía un trabajo que hacer, que es proteger la integridad del Acuerdo de París y no permitir que la codicia y el cinismo lo destruyeran. Ahora mismo, está fracasando”, declaró Jennifer Morgan, directora de Greenpeace International.

“El enfoque que Chile adoptó en este texto muestra cómo ha escuchado a los contaminadores y no a la gente”, agregó Morgan. Finalmente, advirtió el gobierno chileno está fallando en la lucha contra el cambio climático.

En relación al primer borrador presentado por la ministra de medioambiente, Carolina Schmidt, y el cual fue duramente criticado, Vanessa Pérez-Cirera, jefa de la delegación de WWF en la COP25, manifestó que “el borrador de texto extremadamente débil conocido esta mañana es decepcionante”.

El científico de la organización Union of Concerned Scientists, Alden Meyer, indicó que el borrador es “injusto e inmoral (…) Nunca he visto una desconexión mayor como lo que estamos viendo en esta COP entre lo que la ciencia requiere y el mundo demanda”.

Acuerdo de París

El principal objetivo del Acuerdo de París es fortalecer la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático, con el fin de mantener el aumento de la temperatura de este siglo en 2 grados centígrados y reducirla a 1,5 grados centígrados.

Por lo mismo, este acuerdo fue discutido en la COP25. En consecuencia, 73 países se comprometieron a cumplirlo y así de alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2050. Todos los firmantes presentarán planes de recorte de emisiones con el fin de que el calentamiento global se estanque en límites manejables.

No obstante, los países firmantes solo representan el 10% de las emisiones del planeta, lo cual está lejos del 55% que suman países como India, Brasil y Estados Unidos, los cuales se restaron del cumplimiento de este acuerdo.

Incluso Estados Unidos reafirmó su salida del Acuerdo de París, estancando así las negociaciones que tienen como objetivo el resguardo del medioambiente y frenar el cambio climático del planeta.

Grandes avances, pero insuficientes

El Presidente Sebastián Piñera se refirió al término de la COP25 y al acuerdo final que los países participantes acordaron.

A través de twitter, el mandatario chileno manifestó: “Sin duda se lograron grandes avances, pero no son suficientes frente al enorme riesgo y desafío que enfrentamos como humanidad. Necesitamos más ambición y determinación”.

“Entre los avances destaco el compromiso de 121 países con la Carbono Neutralidad y el consenso a combatir decididamente este fenómeno. Se incorporó Protección de Océanos y Bosques, y se confirmó la relevancia del género y de la Ciencia como fuente de diagnóstico y guía de acción”, enfatizó Piñera.

Finalmente, el presidente acotó que “se avanzó mucho menos de lo necesario” y planteó que se necesita más compromiso de los países que más contaminan.

“No estamos satisfechos”

La presidenta de la cumbre y ministra del medio ambiente de Chile, Carolina Schmidt, afirmó que las negociaciones llevas a cabo en esta cumbre no son “suficientes. El mundo nos está mirando y espera soluciones concretas más ambiciosas. Por lo tanto, no estamos satisfechos“, dijo.

La ministra expresó su preocupación sobre la falta de un acuerdo respecto a la regulación de los futuros mercados de emisiones de carbono.

“Queríamos cerrar el Artículo 6 (del acuerdo de París) para implementar un mercado de carbono robusto con integridad ambiental, enfocado en generar recursos para transitar hacia un desarrollo sustentable, basado en bajas emisiones y resiliente al clima. Es triste no haber podido llegar al acuerdo final, estuvimos tan cerca”, dijo.

COP25 arrastra la discusión a la COP26

Las diferencias dentro de los países firmantes fue evidente al momento de llegar a un acuerdo sobre el medioambiente y cómo actuar para frenar el calentamiento global, lo que derivó en un “débil” acuerdo que no dejó conforme a los participantes.

Incluso, la presidencia de la COP25 reaccionó y admitió que los textos presentados no tenían el “suficiente consenso” para su aprobación, por lo que la discusión del Acuerdo de París, entre otros temas, será tema a discutir en noviembre del 2020 en Glasgow, Escocia.