Los detalles y puntos sin resolver en el crimen de Margarita Ancacoy

La Fiscalía Regional Metropolitana Centro Norte reconoció que tienen identificado a un quinto implicado el brutal homicidio, el que estaría prófugo de la justicia. 

Los detalles y puntos sin resolver en el crimen de Margarita Ancacoy
Por

Pese a que el 4° Tribunal Oral en lo Penal de Santiago condenó el pasado martes a cuatro involucrados en el crimen de Margarita Ancacoy, aún existen diligencias por realizar en el impactante caso.

La Fiscalía Regional Metropolitana Centro Norte reconoció que tienen identificado a un quinto implicado en el brutal homicidio, el que estaría prófugo de la justicia.

Al respecto, el vocero de la Fiscalía, Roberto Alarcón, detalló que “se trata de cinco imputados identificados, sin embargo la decisión de llevarlos a juicio corresponde a cuatro imputados, porque hay un imputado que se encuentra prófugo”.

En ese contexto, agregó que el quinto sospechoso también es de nacionalidad ecuatoriana, y que por el momento no se descarta que haya vuelto a su país.

“De esta manera, respecto de este sujeto no se realizó el juicio oral. Sin embargo, ante la eventualidad de que se logre su detención, que sea ubicado, evidentemente respecto de él se puede realizar un segundo juicio”, agregó Alarcón.

Fue el 18 de junio de 2018, a eso de las 5:30 horas de la madrugada, que Margarita Ancacoy caminaba por Avenida República, a la altura de calle Domeyko, en dirección a su trabajo en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile, cuando fue interceptada por Cristián Romero y  Jhonatan Chávez. El primero la golpeó en la cabeza con un trozo de madera que le causó un TEC, cayendo inconsciente al suelo.

Tras esto, la mujer siguió siendo golpeada por ambos sujetos, mientras que Diego Tabango ejercía labores de vigilancia, y Olguer Otavalo presenciaba la agresión a pocos metros.

Tras el brutal ataque, los sujetos sólo consiguieron llevarse la cartera de Ancacoy, la que contenía 5 mil pesos en efectivo y un celular.

“Ella me salvó a mí”

Días después de su muerte, se dio a conocer el relato de Jorge Obreque, quien se convirtió en un testigo clave en la investigación del crimen. Incluso, el hombre  indicó en aquella oportunidad que los delincuentes eran siete personas.

“En mi reacción, y como los conocía yo, me saqué el cinturón y los enfrenté. Como que ellos se detuvieron un poco y miro para atrás y viene un compadre con un palo a pegarme. Yo me echo para atrás y ahí es donde aparece el compadre que salió a atajar a la señora y ella arrancó para el medio, cuando yo le gritaba ‘¡arranque señora, arranque!’ No sé si me habrá escuchado la señora, pero ella arrancó para el lado mío”, contó Obreque a T13.

El hombre, quien trabajaba en el Club Hípico aseguró que era parte de su rutina cruzarse con Margarita al dirigirse al trabajo.“Tenía la costumbre de venirme a las 5.20 de la mañana y a esa señora la veía todos los días llegar a esa hora también a media cuadra de lo que pasó”.

En medio del brutal ataque, Jorge indicó que los responsables “eran unas hienas, eran unos salvajes como le pegaban. Yo les rogaba, les suplicaba que no le pegaran más por favor. ¡Suéltenla, suéltenla!’ les gritaba, pero no escucharon”.

Ante la violenta situación, el testigo llamó a Carabineros quienes llegaron cuando la mujer aún se encontraba tendida en el suelo, aún con vida. “El sentimiento de no poder haberla salvado. Ella me salvó a mí al final”, agregó.

Polémica prisión preventiva

Tras la detención de cuatro de los involucrados en el brutal hecho, se viralizaron imágenes en redes sociales en las que se veía a los imputados Romero y Chávez siendo torturados con golpes eléctricos y de puños, además de evidenciar que les habían cortado el pelo. Todo esto, mientras que se encontraban en prisión preventiva en la cárcel Santiago 1.

El hecho causó gran polémica en la opinión pública. Incluso se formalizó a un gendarme acusado de permitir la golpiza a los ecuatorianos por parte de los otros internos. Sin embargo, fue dejado en libertad luego de que Cristián Romero Morales entregara detalles de cómo ocurrió al agresión.

“Después de varios minutos de agresiones, un interno nos dice que nos paráramos y corriéramos a la salida, por ello tratamos de correr, pero casi todos los internos nos siguieron y continuaban agrediéndonos, pero justo en ese momento llegó un funcionario de Gendarmería, quien nos retiró del patio, logrando terminar con la golpiza que estábamos recibiendo”, señaló el imputado en declaraciones publicadas por La Tercera.

“El funcionario de Gendarmería nos levantó y nos quitó de encima a los agresores. Gracias a él no sufrimos mayores lesiones”, concluyó el detenido.

A 17 meses del crimen, los cuatro imputados por el brutal crimen de Margarita Ancacoy fueron condenados a cadena perpetua. Cristián Romero y Jhonatan Chávez fueron sentenciados a presidio perpetuo calificado, lo que significa que pasarán 40 años tras las rejas antes de poder acceder a algún beneficio penitenciario. Mientras que a Diego Tabango y Olguer Otavalo  se les condenó a presidio perpetuo simple.

Tras la lectura de la sentencia, las ex compañeras de trabajo de Margarita Ancacoy celebraron las condenas y entregaron un fuerte mensaje.

Paula Manríquez, presidenta de la Asociación de Funcionarios de Ingeniería de la Universidad de Chile, dijo que “la muerte de Margarita dejó una herida grande, difícil de sanar, pero hemos aprendido (…) antes había personas prácticamente invisibles, nadie se preocupaba por el otro, después de su asesinato nadie entra a las 5.30, tenemos una conciencia diferente”.

En la misma línea, otra amiga y colega de la fallecida,Paola Vargas, destacó que “me parece bien, bien, muy bien la condena que le dieron a estos tipos, porque lo que hicieron ellos fue brutal, fue muy malo y si salíamos a esa hora era porque necesitábamos y después salíamos temprano para poder estar con nuestros hijos”. 

Más Nacional

Últimas noticias

Populares

Recomendados