“No quiero llegar a esa casa”: revelan última conversación de Claudia Agüero

Hace algunos días, una amiga de Agüero aseguró que estaba sufriendo un presunto acoso por parte de su jefe, lo que encendió las alarmas en la familia de la desaparecida. 

Revelan última conversación de Claudia Agüero
Por

Continúan conociéndose antecedentes del caso de Claudia Agüero, la mujer de 35 años que se encuentra desaparecida desde el pasado 02 de diciembre del 2019 en Puerto Montt.

De acuerdo a los antecedentes, a eso de las 8:30 horas de aquella jornada de diciembre, la pareja de Claudia -Irsio Hernández- la acompañó hasta un paradero de locomoción colectiva en el sector de Lagunita, para que ella abordara la micro rumbo a su trabajo. Sin embargo, Agüero no volvió a su casa.

Hasta la fecha, la Policía de Investigaciones (PDI) ha logrado acreditar que la mujer efectivamente se subió a la locomoción, gracias a un video de cámaras de seguridad del sector.

Además, la policía encontró una chaqueta y el teléfono celular en un sitio eriazo a metros del lugar donde Agüero se desempeñaba como asesora del hogar. Sin embargo, no se han hallado más pistas que puedan acercar a los investigadores a la verdad tras su misteriosa desaparición, por lo que extendieron a la indagatoria a todo el país.

Hace algunos días, una amiga de Agüero aseguró que ésta estaba sufriendo un presunto acoso por parte de su jefe, lo que encendió las alarmas en la familia de la desaparecida.

Al respecto, y en conversación con Bienvenidos, Silvia- madre de Agüero- contó los detalles de una llamada que habrían sostenido Claudia y su hermana mayor, momentos antes de la desaparición.

“Quiero hablar sobre la llamada que mis hijitas se hicieron cuando ambas iban en distintas micros, porque ella (Claudia) le dijo ‘yo no quiero trabajar en esa casa, yo ya no quiero llegar a esa casa’, eso le dijo Claudia a su hermana. Mi hija mayor recuerda que eso le dijo su hermanita”, aseguró Silvia.

Consultada sobre la posibilidad de que Claudia haya huido por su cuenta de su casa, la mujer indicó que “ella no se fue de la casa, para ella primero están sus hijos”.

Investigación lenta

Por su parte, Marisol Ojeda, cuñada de Claudia, aseguró que la investigación por parte de las policías ha sido lenta y que si no fuese por la acción de familiares, aún no se descubrirían algunos antecedentes.

“El tema es que la investigación ha sido lenta, no hay una comunicación directa con los familiares, siempre se nos tira para mañana o pasado y eso nos mantiene en incertidumbre”, argumentó.

En esa línea destacó que “cuando empezamos a hacer el recorrido de ver dónde podía estar Claudia, empezamos a ver qué cámara, de qué empresa, nos podía servir. Me conseguí otra para la tarde, entonces pienso que si nosotros no nos hubiéramos hecho las gestiones no hubiéramos tenido las cámaras, entonces la familia directa de Claudia no sabría que ella se subió a la micro”.