EN VIVO Cámara de Diputados discute en particular retiro de fondos de las AFP

Nacional

Detenido por carabineros de civil: cómo fue realmente la audiencia de la jueza Atala y las pruebas de la fiscalía contra el imputado

Lo señalado hace algunos días por el defensor legal del joven estuvo lejos de lo que realmente ocurrió en la formalización, ya que la magistrada al final de la instancia sí accedió a ver el registro.

Por , 17 de Enero de 2020

En medio de un huracán de criticas se encuentra la jueza Karen Atala, luego de que decretó la prisión preventiva para Nicolás Ríos Verdugoun joven de 20 años que fue detenido por carabineros de civil en el cerro San Lucía, en medio de manifestaciones que se registraban en el sector.

La magistrada denunció amenazas ante el Ministerio Público, luego de que se viralizaran las declaraciones realizadas por el abogado de la Defensoría Popular, Lorenzo Morales, que representa a Ríos Verdugo y quien aseguró que Atala se negó a ver el video que evidenciaría la ilegalidad de la detención y la violencia ejercida por parte los funcionarios policiales.

El joven está siendo investigado por el lanzamiento de artefactos incendiarios en contra de Fuerzas Especiales de Carabineros.

“Nos parece lamentable porque la jueza no quiso ver los videos, que todo Chile los vio a través de Twitter. No quiso ver la ilegalidad de la detención. Nos parece grave porque hay un agente encubierto que no está autorizado por ninguna autoridad judicial, no obstante que dicen que es del OS-9, nosotros queremos indagar aquello, y en los apremios ilegítimos que se le hicieron a mi representado”, señaló en aquella oportunidad Morales según el registro de la audiencia de formalización.

Sin embargo, lo señalado por el defensor legal estuvo lejos de lo que realmente ocurrió en la formalización del joven, ya que la magistrada al final de la instancia sí accedió a ver el registro, incluso éste comprobó la participación de Ríos en los hechos, ya que se identificaron las prendas utilizadas al momento del lanzamiento de la bomba molotov.

Al inicio de la audiencia, el abogado también le solicitó a Atala ingresar la denuncia de apremios ilegítimos cometidos en contra de su cliente, a lo que accedió la jueza.

“Nicolás quería formular también una denuncia con el trato que le hizo en la detención Carabineros y también un supuesto apremio ilegítimo que se le hizo en el interior del vehículo que lo trasladó”, señaló Morales.

“Señor fiscal, tome nota de la denuncia que hace de supuestos apremios ilegítimos al detenido y de maltrato que habrían hecho funcionarios policiales al interior del auto”, dijo Atala tras la petición.

 

Las pruebas de la fiscalía

Por otra parte, en la audiencia el fiscal Cristián Meneses entregó las pruebas existentes en contra del detenido, las que se basan en videos, artefactos y las ropas que vestía el joven.

Meneses relató que aquel 10 de enero, a eso de las 22:05 horas, en la Avenida Libertador Bernardo O’Higgins con calle Doctor Ramón Corvalán  -en la comuna de Santiago, “el imputado arrojó desde y hacía la vía pública un artefacto incendiario artesanal del tipo bomba molotov, siendo sorprendido y posteriormente detenido por Carabineros”.

“Los hechos descritos de esta forma, a juicio del Ministerio Público, son constitutivos del delito de arrojar elementos incendiarios del artículo 14 D de la Ley de Control de Armas (N° 17.798). El grado de desarrollo es consumado y la participación del imputado es como autor del ilícito antes mencionado”, continuó persecutor.

En ese sentido, el fiscal Centro Norte detalló lo expuesto en el parte policial por los oficiales de civil del OS-9 protagonistas de la cuestionada detención.

El relato comienza con la declaración Pablo Cabezas, que es el teniente que visualiza a Ríos lanzando la bomba molotov y posteriormente siguió la ruta de escape realizada por el imputado hasta el bandejón central de la Alameda, ya que por esa misma avenida venía un carro lanza gases dispersando a los manifestantes.

“Es así, que el sujeto (Nicolás Ríos) procede a encender el trozo de género con un encendedor y lanza este artefacto incendiario hasta el dispositivo policial. Previamente establece que el imputado había portado con sus manos, que llevaba un guante de color negro con amarillo y en su mano derecha portaba una botella transparente que contenía un líquido, y que en su tapa mantenía adosado un trozo de género”, expuso el fiscal.

En esa línea agregó que lo relevante de la declaración de Cabezas es que señala que registró un video en el que se ve la acción del joven.

De acuerdo a lo señalado por el uniformado, tras lanzar la molotov, Ríos se juntó con otro sujeto con el cual se sentó en una banca de la ladera del cerro Santa Lucía, donde fueron fiscalizados por los funcionarios del OS-9, los que se habrían identificado como carabineros y habrían “exhibido su placa”.

Sin embargo, y según el teniente, el joven opone “tenaz resistencia a la detención, lo que motivó que los funcionarios utilizaran la fuerza necesaria para reducirlo”. Ante esto, Cabezas asegura que “me acerqué a fin de cooperar a los funcionarios aprehensores a fin de subirlo al vehículo”.

El fiscal entregó detalles de la vestimenta que utilizó Ríos aquel día y que permitieron identificarlo. El joven vestía una “polera o chaqueta color terracota”, un “casco color gris de bicicleta” y en “ambas manos guante de color negro y amarillo”.

Aquellas prendas fueron incautadas por Carabineros y comparadas con los registros de video tomados durante el procedimiento. Lo anterior, sumado al análisis de residuos hidrocarburos que “detectó la presencia de gasolina en la muestra M2, que es un trozo de tela levantado de los guantes incautados en poder del imputado”.

El abogado de Ríos cuestionó las pruebas de la Fiscalía, especialmente la que hace relación a los guantes usados por su cliente, ya que en video de la detención “no se ve el guante” mencionado.

El persecutor respondió que este elemento “fue incautado al imputado en el momento de su detención, el cual no presenta reclamo alguno. En el acta no especifica dónde tenía los guantes, pero estaban en poder del imputado al momento de la incautación”.

Posteriormente, el abogado solicitó que la magistrada viera el video que se viralizó en redes sociales, en el que se muestra la detención del joven .

Abogado: Quiero mostrar el video para que usted vea la detención

Jueza Atala: La detención es posterior

Abogado: Es que no hay ningún guante señoría

Jueza Atala: muéstreme (el video)  a ver si anda con la chaqueta

Pasados algunos segundos, la magistrada confirma que el joven andaba con la misma vestimenta expuesta en el registro de Carabineros.

“Al tribunal le queda claro que es la misma chaqueta con la que aparece en el video”, concluyó la jueza en relación a ese punto de discusión.

El ingreso de familiares a la audiencia

Los usuarios de redes sociales también recalcaron que supuestamente la magistrada Karen Atala habría negado el ingreso a al sala a familiares del imputado. Sin embargo, y según lo señalado por el Poder Judicial a La Tercera, esta práctica se está realizando desde que comenzó el estallido social el pasado 18 de octubre.

De acuerdo a lo informado, la medida se realiza por razones de seguridad, se decidió que en los bloques de la tarde solo puede ingresar al Centro de Justicia un familiar, portando carnet de identidad, por imputado o víctima.

En ese sentido, señalaron que el ingreso de los familiares es a medida que va avanzando la audiencia, que suele tener varios imputados, y que un funcionarios va llamando para que ingresen a la sala. Si nadie se presenta ante el llamado, se da inicio a la audiencia y se cierran las puertas.