Intoxicación en Laguna Verde: las recomendaciones para evitar contagios al consumir carnes

Los síntomas de esta bacteria aparecen entre 6 y 24 horas desde el consumo del alimento contaminado y mejoran entre 24 a 48 horas desde el inicio del cuadro, explican especialistas. 

Por
Intoxicación en Laguna Verde: las recomendaciones para evitar contagios al consumir carnes
Compartir

La intoxicación que sufrió un grupo de adultos en Laguna Verde, en la región de Valparaíso, durante la semana pasada, encendieron las alarmas respecto a la propagación de una bacteria alimentaria a través del consumo de carnes.

Ocho personas se intoxicaron el pasado viernes en un recinto utilizado por el Hogar San Ricardo, el que acoge a niños, adolescentes y adultos con discapacidad intelectual y física, tras haber consumido un pollo que presuntamente estaba en mal estado.

Según las primeras informaciones, la seremi de Salud, Rosa Oyarce, vinculó el deceso de dos hombres de aproximadamente 50 años pertenecientes al mismo grupo a dicha intoxicación, la que les habría provocado una deshidratación severa. Versión contrapuesta a la que entregó posteriormente la Policía de Investigaciones (PDI), que aseguró que la causa de muerte era un infarto y una hemorragia digestiva baja, respectivamente.

De acuerdo a lo informado por la gastroenteróloga de la Clínica Indisa, Loreto Ovalle, el Clostridium perfringes (CP) es una de las causas de diarrea aguda infecciosa trasmitidas por alimentos. “Se puede presentar como ‘brote’, en un grupo de personas que ingieren carnes o aves crudas o mal cocidas o salsas contaminadas”. 

Ovalle explicó a EL DÍNAMO que “existen varios tipos de CP, pero el A es el que habitualmente da este problema  y cuya fuente como se dijo son carnes crudas o mal cocinadas”. 

En ese sentido, detalla que “después  de la ingestión de gran cantidad de microrganismos, el CP libera una toxina, por lo que se produce una diarrea acuosa, que puede llevar a la deshidratación”. 

Según la gastroenteróloga, los síntomas de la intoxicación al contraer esta bacteria por consumir carnes aparecen entre 6 y 24 horas desde el consumo del alimento contaminado y mejoran entre 24 a 48 horas desde el inicio del cuadro. 

“El tratamiento es sintomático, especialmente enfocado a la hidratación oral o intravenosa y, por lo general, no requiere de la administración de antibióticos. La mayoría de las veces es un proceso autolimitado”, agrega la especialista. 

No romper cadena de frío de las carnes

Por su parte, el jefe de la unidad de paciente crítico de la Clínica Indisa, Sebastian Ugarte, entregó algunas recomendaciones para evitar una intoxicación al contraer la bacteria al consumir carnes.

“Cuando se cocinan grandes volúmenes de carne o pollo, como un gran asado o guisos en ollas grandes, y no se mantienen las temperaturas adecuadas -sobre 60 grados- pueden proliferar las bacterias y enfermarse. Esto es más frecuente cuando se alimentan grupos grandes de personas”, detalló.

“La comida que uno se sirve puede que no tenga ningún olor, color o apariencia diferente. La única diferencia es que la comida no se preservó suficientemente caliente o suficientemente fría (…) el punto clave para prevenir la intoxicación alimentaria es mantener la cadena de temperatura“, agregó Ugarte.

“Si es en calor debe estar sobre los 60 grados y si es frío tiene que estar bajo los cuatro grados. Basta que un alimento esté más de dos horas a temperatura ambiente para que las bacterias puedan proliferar y volverse peligroso”, señaló el doctor.

En ese sentido, explicó que al cocinar pollo, ya sea en olla u horno, la temperatura debe ser superior o igual a los 60 grados para que se destruyan las bacterias, por lo que los platos con cualquier tipo de carnes deben “servirse calientes y dentro de dos horas desde que se cocinó (…) si quedan restos de alimentos hay que guardarlos en el refrigerador no más allá de dos horas después de prepararlo”.

Además, destacó que si se cocinan grandes cantidades o porciones deben ser cortados en pedazos más pequeños para ser guardados, ya que de esta forma “el enfriamiento es rápido, porque si guardas un trozo muy grande se empezará a enfriar de la periferia hacia el centro y se va a demorar varias horas en enfriarse en algunas partes y eso no va a impedir la multiplicación de las bacterias”. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Nacional

Últimas noticias

Populares