La interminable espiral de violencia de Antofagasta

Las manifestaciones que comenzaron siendo pacíficas el 18 de octubre han derivado en problemas de seguridad y destrozos en varios sectores de la región.

Por
La interminable espiral de violencia de Antofagasta
Compartir

Impactantes imágenes dejó un enfrentamiento en el centro de Antofagasta, donde un carro policial fue atacado por encapuchados que lanzaron bombas molotov y elementos contundentes en contra de funcionarios de Carabineros, dejando a cuatro funcionarios heridos.

Esta situación, al igual que en algunos sectores de la Región Metropolitana, se ha repetido en varias oportunidades desde que inició el estallido social el pasado 18 de octubre.

La alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, señaló que “desde que comenzó el estallido social se ha mantenido, incluso me atrevería a decir que ha aumentado (la violencia)”.

“Hemos visto que, en el último mes, la situación ha sido bastante compleja (…) o que sucedió el viernes es lo que sucede prácticamente día por medio, un enfrentamiento cuero a cuerpo con los manifestantes, con un grupo anárquico que está generando una sensación de miedo y temor, pánico, en la población de Antofagasta”, agregó la jefa comunal en conversación con ADN Radio.

La diputada de Renovación Nacional (RN) por Antofagasta, Paulina Núñez, confirmó lo expuesto por la alcaldesa, asegurando que  “los hechos de violencia que hemos conocido vienen arrastrándose hace rato y no han parado. Por ejemplo, las manifestaciones violentas no son de los días viernes, como ocurre en otras regiones, acá es casi todos los días”.

En ese sentido, Núñez destacó que entre las zonas de Antofagasta más afectadas por estos enfrentamientos son “la Plaza Sotomayor, que hoy día la llaman la Plaza de la Revolución”.

“Yo creo que derechamente Carabineros no está dando abasto. Está sobrepasado, hay una sobredemanda en lo que se les puede pedir y lo primero que hemos hecho nosotros es pedirle mayor dotación de carabineros al Ministerio del Interior”, argumentó.

Respecto a si han discutido el tema con las autoridades correspondientes, la parlamentaria destacó que  hace algunos días el subsecretario del interior, Juan Francisco Galli, visitó la zona, y “que han sostenido reuniones con el ministro del Interior, Gonzalo Blumel. Pero también el llamado que hacemos ahora es al Presidente de la República”.

Núñez agrega que cuando “marcharon y se manifestaron miles de antofagastinos se reflejaron las causas, que venimos a su vez levantando sus banderas hace tanto tiempo. Me refiero a que es una de las regiones con mayor desigualdad, poca identidad, donde la segregación está muy presente y la falta de equidad se nota“.

En esa línea, argumentó que la región tiene bajos índices en materia de educación, lo que se refleja en los resultados de la PSU o del Simce, realidad que motivó a los antofagastinos a manifestarse pacíficamente.

“Pero hoy día, lamentablemente, lo que queda en la calle, lo que constantemente uno ve en las tardes noche en Antofagasta es violencia, salir a destrozar, salir a quemar, porque a estas alturas ya no centra en los saqueos, sino que en la destrucción y en que se infunde miedo en los ciudadanos”, agregó.

La parlamentaria destacó que se han reunido con locatarios y vecinos quienes les han expuesto cómo viven día a día con esta situación. “Nos juntamos con locatarios de ahí y ya la cosa es una plaza sin ley. Si lo que está pasando también en Antofagasta es que como no se ha podido hacer frente a esta situación hay impunidad y esa impunidad te arroja como resultado que se siga manteniendo esta situación”, asegura.

“En el sector norte, en avenida Bonilla, que son sectores emblemáticos que durante estos tres meses realmente no dan para más (…) las personas están con temor, las que no están con temor están dispuestos a enfrentar el tema ellos. Así lo han hecho en varias jornadas”, explicó la diputada de RN.

Sobre si  la decisión de la Corte de Apelaciones de Antofagasta, que prohibió el uso de balines y armas letales y que también limitó la utilización de gases lacrimógenos en marchas pacíficas, aumentó la violencia en los enfrentamientos en Antofagasta, Núñez sostuvo que “creo que no. Creo que de esta crisis no se sale con represión o una mano más dura.

Sin embargo, destacó que “hay que distinguir, porque cuando uno dice que no se sale con represión o mano dura, yo al menos me estoy refiriendo a aquellas personas que legítimamente se manifestaron, marcharon, tienen demandas sociales (…) pero hoy día los mismos que vemos todos los días en los mismo lugares no son personas que respondan con diálogo, con alguna respuesta o demanda que ellos quieran levantar. Al contrario, yo creo que ellos no quieren ni una nueva Constitución, ni un nuevo sistema previsional, ni tener mejor educación, ni nada.”

“Ellos creen que esto es hasta que , como dicen ellos, hasta que la dignidad se haga costumbre. Pero el tema es que la dignidad no se hace costumbre de un día para otro. No entienden que los procesos son de años, y porque no decirlo, parten por casa. Yo veo una generación muy cabreada que ha visto abusos e impunidades, pero eso no les da ningún argumento ni juntificación para salir a destruir todo”, argumentó Núñez.

Finalmente, la parlamentaria explicó que se necesitan más carabineros y una nueva estrategia para evitar los enfrentamientos que mantienen en crisis a los habitantes de Antofagasta. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Nacional

Últimas noticias

Populares