Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Guarequena Gutiérrez valida tesis de intervención extranjera en estallido social: “Maduro es un Pablo Escobar cualquiera”

A un año desde que fue nombrada embajadora en Chile conversó con EL DÍNAMO para entregar el primer balance de la administración de Juan Guaidó y reveló la nueva estrategia del líder.

Guarequena Gutiérrez valida tesis de intervención extranjera en estallido social: “Maduro es un Pablo Escobar cualquiera”
Por 30 de Enero de 2020

El 5 de enero de 2019 es una fecha que difícilmente podrán olvidar los venezolanos y el mundo, pues ese día la Asamblea Nacional de Venezuela -órgano unicameral que ejerce el Poder Legislativo- designó al diputado Juan Guaidó (ex Voluntad Popular) como líder de la instancia. Ostentando este cargo, posteriormente se alzó como el Presidente encargado de Venezuela y el principal opositor del mandatario Nicolás Maduro.

Con el paso de los días, más de cincuenta naciones del mundo lo reconocieron como el líder legítimo de la nación caribeña, incluido Chile, hasta donde el 29 de enero llegó Guarequena Gutiérrez (Acción Democrática) en calidad de embajadora de Guaidó. Además de ella, otros diez partidarios de Guaidó ocuparon el mismo cargo en países como Argentina, con Elisa Trota, Estados Unidos donde asumió Carlos Vecchio y en Canadá con Orlando Viera.

A un año desde que su investidura fue reconocida por el Gobierno chileno, Gutiérrez habló con EL DÍNAMO e hizo un balance de la gestión de Guaidó, sobre cómo ha vivido el estallido social en Chile y de la supuesta intervención extranjera en las manifestaciones nacionales, donde aseguró que sí estuvo presente la mano de Nicolás Maduro, quien para ella, “es un Pablo Escobar cualquiera”.

Un año sin sueldo

Si antes de su llegada a Chile ocupaba uno de los más altos cargos públicos de Venezuela como directora de Administración y Finanza del Parlamento, hoy en nuestro país Guarequena Gutiérrez vive una realidad totalmente distinta: recorre los parques de Santiago caminando y, según dice, no ha recibido ningún tipo de remuneración en un año. De hecho, confiesa que muchas veces se tiene que “conseguir dinero con familiares y amigos que cuando pueden ayudan”.

“Al no ser acreditada por Chile como embajada debo cotizar en AFP, tener una relación laboral, porque para poder pedir la (residencia) definitiva y permanecer en Chile debo cumplir con reglamentos laborales y no los tengo, esto me preocupa a largo plazo”, explicó.

La falta de recursos también ha hecho compleja la interacción con sus compatriotas que viven en Chile y que acuden a ella porque, por ejemplo, no cuentan con una oficina fija para su atención.

Sin embargo, destaca que dentro de su limitada gestión han ejecutado el convenio establecido mediante resolución entre el Gobierno con la notaria Gloria Acharán para que, aún con pasaporte vencido, los extranjeros puedan tramitar sus documentos notariales.

Venezolanos y el estallido social

Sobre el plebiscito de entrada para la nueva Constitución, y pese a haberse reunido mayormente con partidos más afines al “rechazo” como la UDI y RN -también lo hizo con la DC-, Guarequena Gutiérrez asegura que “no nos corresponde inclinarnos por una posición, lo que corresponde y el llamado que hacemos es a la población -venezolana y chilena- que puedan ejercer el voto”.

Gutiérrez asegura que su partido no representa a la derecha política. De hecho, se auto definen como “socialdemócratas” y pertenecen a la Internacional Socialista. La embajadora asegura que está en contra de “la cara más violenta” que han mostrado las movilizaciones en Chile. Sobre todo, se opone a los saqueos, incendios de locales comerciales y de las estaciones de Metro.

El 30 de octubre de 2019 aseguró en su cuenta de Twitter que los venezolanos “pedimos la paz para Chile”. Pero, ¿qué es la paz para Guarequena?

“Hay procesos y demandas sociales legítimas en Chile, como migrantes también lo vemos, el sueldo mínimo realmente no alcanza para una persona que debe arrendar, pagar AFP, salud. Sin embargo, la forma de pedir estas demandas legítimas no puede ser quemando el Metro, bienes públicos y privados”, respondió.

Durante los primeros días de noviembre, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores y Presidencia aseguraron que existía intervención extranjera en las movilizaciones y que esta sería de origen cubano y venezolano. Ante ello, Guarequena aseguró que “sí es una acusación con pies y cabeza, totalmente”.

“No sólo Nicolás Maduro, sino que Jorge Arreaza, Delcy Rodríguez -ambos autoridades venezolanas-, todos dijeron que tenían intereses en que Chile despertara y que fuera en contra del Presidente Sebastián Piñera, un mandatario electo en un proceso democrático y sin cuestionamientos”, aclaró.

La injerencia de Nicolás Maduro, según Guarequena Gutiérrez, “no sólo está en que te den dinero para ir a comprar bencina y echarla en el Metro, es también la gran cantidad de tuits que se demostró venían de Rusia o del centro de Caracas, echándole combustible a este pasto seco de las demandas sociales”.

– ¿Realmente Maduro financia a los violentistas? ¿Le consta esta información?

– No me referiré, pero no es porque no lo sepa, sino porque no me corresponde referirme. Corresponde a la Agencia Nacional de Inteligencia de Chile verificar estas situaciones, pero siempre hemos hecho hincapié en que deben observar a la Embajada de Venezuela, porque esa persona no está ahí por ser embajador, sino porque representa a un Pablo Escobar cualquiera, eso es Nicolás Maduro.

– ¿Hay un compromiso y relación de Maduro con el narcotráfico?

– Están comprometidos con el narcotráfico, con el tráfico de oro y de personas. Los colectivos -grupos armados al margen de la ley- cobran a los venezolanos que abandonan el país por la frontera, es trata de blancas y eso representa Maduro.

La embajadora Guarequena Gutiérrez durante una reunión con diputados de la UDI

El primer año de Guaidó en el poder

Mientras en un comienzo las convocatorias a marchas masivas en Venezuela hicieron pensar al mundo que el fin del gobierno de Maduro estaba cerca, hoy Guaidó -y luego de un año como Presidente encargado- se muestra más mesurado y busca el apoyo internacional en cada gira que realiza por el mundo.

Este año, Guaidó ha estado en Canadá, Bruselas, Estados Unidos y España, para según su embajadora en Chile, “pedir disculpas por los errores cometidos. Pidió disculpas porque ha pasado un año y no se ha logrado -sacar a Maduro-“.

“Nos afecta a todos, no es una disculpa sólo con un tercero, es también con nosotros mismos y una oportunidad para mejorar la estrategia y saber que la comunidad internacional nos apoya siempre y cuando sea un proceso pacífico, diplomático y pacífico”, complementó Guarequena Gutiérrez.

En su gira internacional, una de las reuniones más polémicas que tuvo Juan Guaidó fue la que sostuvo con los líderes del partido español Vox, cuyos dirigentes son vinculados a movimientos fascistas europeos. Sobre esta cita, Gutiérrez indicó que “debe reunirse con todos aquellos que lo apoyen. La prensa dice que son nazis, pero realmente no se les ha comprobado ningún delito, que hayan matado a alguien. El Gobierno español recibió a la vicepresidenta de Maduro aún cuando tenía una sanción. ¿Vamos a hablar de Vox cuándo no se les ha comprobado nada? Se habla de que son nazis, pero no se habla de quienes han violentado la ley y los acuerdos que ellos mismos han hecho”, complementó.

– Y si no es por la vía democrática, ¿la salida de Maduro podría ser por la fuerza?

– Muchos venezolanos dirían que quieren una intervención armada, pero al momento de hacerla conlleva a violencia y pérdida de vidas. Hay una desesperación por la crisis humanitaria, pero no al punto de sacrificarte a ti mismo para poder sacar a Maduro del poder.

– ¿Entonces cómo piensan sacar a Maduro?

– Nos ampara la Constitución. Maduro debe ir a la cárcel porque se le han comprobado delitos. Estamos agotando todas las vías administrativas y legales, como por ejemplo, en la Corte Penal Internacional donde hemos informado sus delitos. La situación en Venezuela sigue siendo precaria, sigue limitándose el acceso al transporte público y servicios básicos. Nada de esto va a cambiar ni va a tener un paliativo mientras Maduro y el régimen de Cuba no estén fuera de Venezuela.

-Diversos analistas internacionales han dicho que Guaidó perdió fuerza, ¿ha habido menos convocatoria a las marchas?

– Claro que ha habido menos convocatoria, engañarse a uno mismo nunca te dará un buen beneficio. Claro que ha habido menos movilización porque existe mucho miedo. Las primeras veces se llevaban más de 100 personas detenidas por manifestación (…) Tenemos una sociedad post moderna que necesita los cambios de forma inmediata y lo comprendemos, pero no tenemos en este momento el apoyo de las Fuerzas Armadas, lo tiene Maduro con el narcotráfico y sus carteles.

Relacionados

Comenta