Nacional

Con ausencias y abstenciones de la DC: Senado rechaza acusación constitucional contra intendente Guevara

Para aprobarla, eran necesarios 22 votos a favor, sin embargo, cuatro parlamentarios de oposición no asistieron a la sesión y dos se abstuvieron.

Por , 4 de Febrero de 2020

Pasada las 10 horas de este martes comenzó una de las discusiones más esperadas en el Senado: la acusación constitucional contra el intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, que desde un inicio estuvo marcada por la ausencia de algunos senadores de oposición como Felipe Harboe (PPD), Ximena Rincón (DC), José Miguel Insulza (PS) y Rabindranath Quinteros (PS).

Incluso, según fuentes al interior del Congreso, tras las críticas contra los ausentes, el senador Juan Pablo Letelier (PS) viajó hasta Valparaíso para hacerse presente, pese a que inicialmente no iría.

La instancia concluyó 18 votos a favor, 15 en contra y 2 abstenciones. Estas fueron de la senadora Carolina Goic y Jorge Pizarro, ambos de la DC.

Según dijo Pizarro, “no encontré argumentos jurídicos válidos para acusar al intendente Guevara”.

Al termino de la sesión Felipe Guevara aseguró que ahora queda “volver a la Intendencia de la Región Metropolitana, a trabajar por los vecinos, a trabajar por devolverles una ciudad en funcionamiento, donde el transporte público vuelva cada noche a funcionar, donde la actividad comercial se pueda desarrollar en paz y tranquilidad”.

“Lo tomo con humildad porque ha sido un proceso de revisar mucha de las cosas que hemos hecho. He señalado en la Cámara de Diputados que si he cometido errores pido la disculpas del caso. A eso me refiero con humildad, que hay una revisión permanente de las cosas que uno hace como autoridad”, continuó la autoridad regional.

El camino que debió seguir Guevara

De acuerdo al libelo acusatorio, el juicio político fue impulsado por el actuar de Felipe Guevara desde que asumió el cargo el 29 de octubre del 2019. Específicamente, por haber permitido la estrategia denominada copamiento preventivo que llevó a más de mil efectivos policiales a las cercanías de la Plaza Baquedano.

La acusación pasó al Senado luego de haber sido aprobada en la Cámara de Diputados por 74 votos a favor, 71 en contra y una abstención.

Con este resultado, el intendente Felipe Guevara podrá volver a su cargo, luego de haber quedado suspendido por la Cámara baja. Ante la suspensión había quedado a cargo, de forma interina, el delegado provincial de Santiago, Enrique Beltrán.

Intervenciones que marcaron la jornada

Uno de los primeros en entregar su argumentación en siete minutos fue el senador independiente y ex candidato presidencial, Alejandro Guillier, quien atacó el principal argumento de Guevara relativo a que los diseños de estrategias son de exclusiva responsabilidad de Carabineros.

“Lo mismo argumentó en su oportunidad el ex ministro del Interior, Andrés Chadwick (…) Pero la autoridad policial, en tanto, dice que no trabajan solos, que sus actuares son consensuados con las autoridades que se encargan del orden público como la Intendencia que representa al Gobierno”, complementó.

Además llamó a Guevara a no negar “el contexto histórico que vive nuestro país, donde hay un cuadro masivo de violaciones a los derechos humanos, incluido el derecho a la vida y a la integridad física. Que más de 1.000 Carabineros se hayan convocado para conquistar el espacio histórico de protestas es absurdo porque la periferia queda desprotegida”.

Desde el oficialismo, en tanto, el senador UDI Juan Antonio Coloma aseguró que “el intendente no ha tenido otra opción”.

“La aprobación de la acusación constitucional lo que hace es dar una señal letal para los chilenos, una señal de de que no se pueden enfrentar los hechos de violencia. También es letal para todos los intendentes de otroas regiones, que quedan atados de manos para tratar con quienes representan la violencia”, argumentó.

Además, Coloma indicó que el copamiento era “una forma razonable para entender dónde está el riesgo”.

“Los intendentes tienen obligaciones como que se respete el orden publico, es la obligación de cualquier intendente, los acusadores no dicen que actuó físicamente sino que validó un decreto del año 83 que permite a las policías hacer un pronóstico de riesgo”, concluyó.

Finalmente, casi al final de las argumentaciones, tocó el turno del presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Alejandro Navarro, quien aseguró que el proceso “fue la crónica de una acusación rechazada”, porque incluso el resultado fue adelantado por el propio Presidente Sebastián Piñera.

“El Presidente habló porque sabe que teníamos cuatro votos menos. Los senadores que se ausentaron -Harboe, Rincón, Insulza y Quinteros- deberán responder. Era un deber moral, político de la oposición votar a favor de la acusación y provocar la destitución de Guevara, para acabar con la idea de que para establecer el orden público se necesitan apaleos y violaciones a los derechos humanos”, complementó Navarro.