Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Los proyectos que se estancaron en el Congreso por el receso legislativo

Entre marzo y abril de este año las cámaras Alta y Baja deberán continuar las discusiones de la reforma de pensiones, 40 horas, nuevo ingreso mínimo, paridad de género y el derecho a reunión.

Los proyectos que se estancaron en el Congreso por el receso legislativo
Por 5 de Febrero de 2020

Luego que el presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores (DC), confirmó el receso legislativo que permitirá a los parlamentarios cesar sus funciones durante todo lo que queda de febrero, cuatro proyectos de ley impulsados por el Gobierno y la oposición deberán esperar hasta marzo para continuar con su tramitación.

“Todos los trabajadores, todos, tienen el derecho, es un derecho laboral, es una conquista, tener el derecho al descanso y a las vacaciones, y eso también alcanza a los trabajadores del Congreso y también a los parlamentarios, hay que decirlo con claridad”, comentó Flores.

Así, recién en un mes más, la Cámara Alta y Baja deberán continuar las discusiones de la reforma de pensiones, el proyecto que establece jornadas laborales de hasta 40 horas, uno que fija un nuevo ingreso mínimo, de paridad de género en el proceso constituyente y otro que establece como un derecho constitucional la reunión pacífica.

Pese a que el Congreso ha sesionado un 40% más de lo habitual desde el 18 de octubre, una minuta elaborada por la Segpres, en base a información del Senado, detalló que si antes del estallido social el promedio de tramitación por proyecto era de 821 días, después de las manifestaciones bajó a 357 y a 15 días en el caso de las iniciativas que forman parte de la “agenda social” del Gobierno.

40 horas durmiendo en el Senado

Dentro de las iniciativas mencionadas, la que lleva el mayor tiempo en el Congreso no es una redactada por el Gobierno, sino, por las parlamentarias comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola, quienes ingresaron el 8 de marzo del 2017 a la Cámara de Diputados el proyecto que busca modificar el Código del Trabajo para reducir la jornada laboral a 40 horas.

Bajo el boletín N° 11179-13, la medida ya fue despachada en general en la Cámara Baja, por lo que ahora se le podrán presentar indicaciones hasta el 30 de marzo. Pasado este plazo, según prevén desde el Congreso, podría ser puesto en tabla recién en abril.

Sobre las indicaciones, hace unas semanas el senador Andrés Allamand (RN) -quien se ha mostrado en contra de la iniciativa- dijo que “la primera modificación (que podría ingresar) será para encontrar la manera en que la reducción de la jornada no afecte negativamente las remuneraciones de los trabajadores”.

“Queremos establecer mecanismos de flexibilidad, mecanismos mejores de gradualidad y, por último, que debiéramos excluir de esta ley a los sectores que tienen jornadas extraordinarias”, complementó Allamand.

Así celebró la oposición en la Cámara de Diputados la aprobación del proyecto.

Pensiones mutó con el estallido social

Pese a que se logró la aprobación del aumento a las pensiones básicas solidarias, una deuda pendiente para el Gobierno sigue siendo el resto de pensionados. Para ello, a través de un mensaje presidencial del 6 de noviembre del 2018 se ingresó un proyecto a la Cámara que reforma las pensiones (boletín N° 12212-13).

Según su descripción, el proyecto “mejora pensiones del sistema de pensiones de capitalización individual, crea nuevos beneficios de pensión para la clase media y las mujeres, crea un subsidio y seguro de dependencia, e introduce modificaciones en los cuerpos legales”.

Sin embargo, desde el estallido social de octubre de 2019 sufrió algunas modificaciones, como el aumento de la cotización individual a 16% (antes era de 10%). También, del porcentaje adicional (6%), una parte irá al fondo solidario (3% según estiman desde el Gobierno).

El más reciente avance del proyecto ocurrió en la sala de la Cámara de Diputados donde finalmente se aprobó el 29 de diciembre. Ahora, deberá pasar al Senado durante marzo.

Ingreso mínimo deberá ser votado en el Senado

Con la promesa del Presidente Sebastián Piñera de concretar una “agenda social” que diera solución a las demandas sociales expresadas en las manifestaciones, el 7 de noviembre de 2019 ingresó a primer trámite en la Cámara de Diputados un proyecto que establece un nuevo ingreso mínimo garantizado.

Según el boletín 13041-13, la idea es “crear un subsidio de cargo fiscal para los trabajadores de menores remuneraciones que perciban hasta $384.363 (bruto)”.

La medida ya fue aprobada por la Comisión de Hacienda del Senado donde se está realizando su segundo trámite. Eso sí, en esta instancia se dejaron sin efectos las indicaciones que ya se habían ratificado en la Comisión de Trabajo de la Cámara Alta, donde se aprobó un ingreso mínimo de $550 mil.

Ahora el proyecto debe ser votado por la sala del Senado, lo que se concretará en marzo.

El 21 de noviembre el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, lideró un acuerdo transversal para llevar a cabo la “agenda social” de La Moneda.

La formula para establecer paridad en proceso constituyente

De forma transversal, varios partidos de oposición -incluido el Frente Amplio- y del oficialismo firmaron el 15 de noviembre el “acuerdo por una nueva Constitución”, que trajo como resultado la realización de un plebiscito de entrada para el 26 de abril.

Luego de esta primera elección, y si es que gana la opción del apruebo, los chilenos deberemos elegir a las asambleístas constituyentes en octubre. Sin embargo, aún no se ha garantizado la paridad de género en este proceso.

Para ello, el 27 de diciembre de 2019 (boletín N° 13134-07) ingresó a su primer trámite en el Senado una reforma constitucional que, de acuerdo a su descripción, “incorpora la paridad de género en la declaración de candidaturas y en el órgano encargado de la redacción de una nueva Constitución Política de la República”.

Además hay otra iniciativa de similares características (boletín N° 13127-07) fue ingresada a la Cámara de Diputados el 17 de diciembre.

Eso sí, ambas propuestas fueron rechazadas durante estos días porque, al ser una reforma constitucional, no se ha logrado un quórum de 2/3. Deberán seguir el proceso a fines de marzo o principios de abril, cuando se revise en una comisión mixta.

Derecho a reunión: Gobierno compite con oposición

Mientras que el Gobierno a través del Ministro de Justicia, Hernán Larraín, anunció que presentarían un proyecto para regular el derecho a reunión -actualmente sólo existe un decreto que lo establece-, desde la oposición aceleraron la máquina legislativa y enviaron su propia propuesta antes que lo hicieran desde La Moneda.

La propuesta de la oposición fue presentada por el senador Jaime Quintana el 13 de enero bajo el boletín N° 13190-06, mientras que la del Ejecutivo lo hizo en la Cámara Baja tres días después (N° boletín 13209-07).

Debido a las críticas que le valió el proyecto al Gobierno, fuentes al interior de La Moneda aseguraron que una estrategia posible es fusionar ambas iniciativas, esto se haría en marzo al regreso del receso legislativo. De lo contrario, la propuesta de Quintana llegará por si sola a la Comisión de Constitución.

Relacionados

Comenta