Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Dos años de la desaparición de Fernanda Maciel: un caso que sigue estancado

Para este lunes estaba programada la reconstrucción de escena del asesinato de la joven embarazada. Sin embargo, el único imputado y testigo de los hechos, Felipe Rojas, se negó a participar.

Dos años de la desaparición de Fernanda Maciel: un caso que sigue estancado
Por 10 de Febrero de 2020

El 10 de febrero de 2018 desapareció Fernanda Maciel. Justo dos años del trágico evento se esperaba realizar una reconstrucción de su asesinato para esclarecer las causas del deceso. Sin embargo, la diligencia no se realizó.

El Segundo Juzgado de Garantía de Santiago determinó rechazar la recreación de los hechos luego de que Felipe Rojas, único imputado por el crimen, decidiera guardar silencio. Según Radio Bío Bío, ya que, además, no hay testigos del crimen, de acuerdo al tribunal, no habría forma de realizar la diligencia.

La reconstitución de escena se realizaría en Conchalí, comuna en que vivía Fernanda Maciel y donde, a pocos metros de su domicilio, está la bodega donde fue encontrado su cuerpo en junio de 2019.

Tras 500 días de búsqueda, los investigadores encontraron a “Fer” enterrada a 70 centímetros de profundidad, envuelta en un género, cubierta con una capa de cal y cemento, en una bodega ubicada a una cuadra de su casa.

El inmueble había sido periciado sin éxito en seis ocasiones por los investigadores antes de encontrar su cuerpo. Esto provocó diversas críticas por parte de los familiares de Maciel, quienes acusaron negligencias de la fiscalía y las policías involucradas en la búsqueda.

La reconstrucción de escena que se realizaría hoy buscaba esclarecer si Maciel efectivamente fue secuestrada y ocultada en la bodega antes de ser asesinada. De acuerdo a los datos de la investigación, Fernanda Maciel, de 21 años y con 7 meses de embarazo, murió producto de un golpe en la cabeza y estrangulación.

Recién hace quince días, el 20 de enero, se pudo realizar el funeral de Fernanda en el Cementerio Católico, lugar al que llegaron cientos de asistentes, entre familiares, amigos y personas conmovidas por el caso, para despedir a la joven y a su hija en gestación, Josefa, con flores y globos blancos y rosados.

De momento, Felipe Rojas es el único detenido e imputado por el caso, cuya investigación sigue en curso. La defensa de Rojas había solicitado que se decretara el arresto domiciliario y arraigo nacional, ya que habría recibido una serie de amenazas de otros internos. Sin embargo, la solicitud fue rechazada, por lo cual Rojas seguirá en prisión preventiva por los delitos de homicidio, aborto e inhumación ilegal.

Relacionados

Comenta