Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Colonia Dignidad: el fantasma que persigue a Hernán Larraín

El ministro de Justicia será citado a la comisión de Derechos Humanos del Senado, tras un reportaje sobre las investigaciones de violaciones a los DD.HH. cometidas al interior de la ex Villa Baviera.

Colonia Dignidad: el fantasma que persigue a Hernán Larraín
Por 14 de Febrero de 2020

Todo por un reportaje. Cuando termine el feriado legislativo, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, será citado a la comisión de Derechos Humanos del Senado, luego de que se le acusara de ser un “obstáculo” para el avance de las investigaciones de violaciones a los DD.HH. cometidas al interior de Colonia Dignidad.

La denuncia afirma que el titular de la cartera no ha sido diligente en la solicitud alemana de ayudar en el caso. Ante esto, a través de un comunicado, el Ministerio de Justicia recordó que “se creó una comisión mixta de expertos chilenos y alemanes, la cual está trabajando desde el mediados de año del 2019, para proponer la creación de un centro de documentación que recuerde la historia de Colonia Dignidad, con especial énfasis en los abusos que allí se cometieron”.

El 3 de julio del año 2019 se instauró una mesa de trabajo con Alemania para avanzar en las diligencias y peritajes en el enclave: “Es el compromiso irrestricto de estas autoridades es resolver este tema a la brevedad posible, haciendo todos los esfuerzos posibles, desde el primer día, para dar justicia a las víctimas de Colonia Dignidad”.

En 1991, el gobierno de Patricio Aylwin Azócar canceló la personalidad jurídica de la Corporación “Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad” debido a diversas irregularidades que fueron detectadas durante los 30 años de existencia. Sin embargo, “Villa Baviera” continuó existiendo una asociación de hecho.

El reportaje

Fue a mediados de semana que la Deutsche Welle (DW) emitió un reportaje titulado “Colonia Dignidad: un oscuro capítulo de la historia”, donde acusa que el ministro de Justicia ha sido un “obstáculo” para el avance de las investigaciones de violaciones a los DD.HH. cometidas al interior del enclave.

La nota televisiva afirma que, pese a la cooperación que existe entre Chile y Alemania para analizar las osamentas humanas encontradas en la ex Villa Baviera, desde Chile las muestras no han sido enviadas.

Colonia Dignidad es un nombre cínico, pues fue el escenario de muchos crímenes. Aquí fueron torturadas y asesinadas muchas personas”, se asegura en la producción periodística, agregando que aún los familiares de la víctimas desconocen lo ocurrido.

El medio recordó además que “durante mucho tiempo (Larraín) fue partidario de la secta. En los años 90 firmó una carta sobre la Colonia, en la que, junto con personalidades del mundo civil y empresarial, expresaba su aprecio por el trabajo de la organización”.

Desde el Gobierno respondieron. “Más allá de la opinión de un programa, en un canal de televisión, en un país determinado, el gobierno se queda con la evidencia y la evidencia da cuenta de la colaboración desde el minuto uno”, sostuvo el vocero (s), Felipe Ward.

El apoyo a Paul Schäfer

El 6 de junio de 2018, el ministro fue interpelado por la diputada comunista Carmen Hertz en la Cámara. El tema de Villa Baviera fue tocado en la sala. Según Hertz, Hernán Larraín reclamó la personalidad jurídica de Colonia Dignidad. Cuando Larraín toma la palabra, niega completamente su apoyo a lo que fue Villa Baviera.

“Jamás he reclamado la materia de la personalidad jurídica de Colonia Dignidad, como usted señala. Eso se hizo en un acuerdo en el Congreso cuando yo no era senador. De manera, que usted me está haciendo una imputación que no corresponde a la realidad”, afirmó.

Respecto de los hechos ocurridos en Colonia Dignidad, el ministro de Justicia indicó que “una vez conocidos tales actos delictuales cometidos por la jerarquía de la organización, los he rechazado y condenado como chileno, como abogado y como servidor público. Tengo testimonios físicos que puedo mostrar. Son documentos del 1997 que demuestran mi compromiso personal en esta materia“.

Sin embargo, en 1996 -cuando era diputado- firmó una carta en apoyo a Paul Schäfer, líder del enclave alemán. Larraín firmó junto a otros miembros de la UDI una declaración en favor del alemán, donde se afirmaba que Schäfer era “un anciano de cerca de 80 años, que además sufre la pérdida parcial de la visión”.

Dos años antes, en 1994, Hernán Larraín, criticó en Informe Especial de TVN el operativo donde se buscaba la detención del reconocido pederasta. “Con centenares de efectivos de investigaciones, con decenas de automóviles, con metralletas, con violencia innecesaria… Eso, obviamente, forma parte de un montaje, de una campaña“, aseguró el hoy ministro de Justicia.

“El país tiene problemas de seguridad en muchas partes, pero no. Aquí, operativos desde Santiago, desde la séptima, octava región, prefecturas de investigaciones. Una cosa realmente inédita se destina arteramente en contra de esto. ¿Alguien me quiere decir que porque hay una denuncia de un menor en contra de un abuso de una persona determinada?”, agregó.

Vínculo histórico

Hernán Larraín junto a otros miembros de la UDI creó en 1994 un “Grupo de Amigos” de Colonia Dignidad. Fue por esta razón que  en 1997, durante una sesión de la Cámara de Diputados, Camilo Escalona (PS) interpeló a Larraín.

“En particular, quiero demandar una explicación pública del senador Hernán Larraín, quien, como es sabido, se ha distinguido precisamente por una sistemática defensa de ese enclave, considerado, con razón, como una especie de Estado dentro del Estado nacional, en el que comprobamos con dolor y, por qué no decirlo, con espanto, que se han cometido las peores tropelías contra los derechos humanos, en particular, contra los derechos de los niños”, afirmó el entonces parlamentario socialista.

En 1998, cuando era senador, Larraín votó en contra de un proyecto de acuerdo por los Detenidos Desaparecidos en Colonia Dignidad. En la sesión que se discutió la negativa por el proyecto de acuerdo, el UDI se defendió: “De mi puño y letra se redactó una nueva proposición, que dice a la letra: ‘Encomendar a la Comisión de Derechos Humanos se aboque al conocimiento de las denuncias y abusos de derechos humanos que puedan haberse cometido en el recinto de Colonia Dignidad'”.

“Sólo deseo manifestar, en forma muy breve, que en el debate, lamentablemente, se han confundido dos circunstancias diferentes. La primera se refiere a la imputación de conductas calumniosas, deducida de las declaraciones que algunos Parlamentarios habían hecho respecto de otros; y la segunda, muy distinta -relativa al fondo del asunto-, tiene que ver con lo ocurrido ayer en la ex Colonia Dignidad”, expresó.

“Sobre esta última materia, hay visiones discrepantes; pero no ha sido ése el motivo de la queja. Tampoco hemos pretendido entrar al fondo del asunto. Lo que hemos querido es impedir que las diferencias existentes en nuestras posiciones den motivo a críticas que puedan calificarse de calumniosas“, concluyó Larraín
Relacionados

Comenta