Nacional

De abogado a imputado: la participación de Cristián Inostroza en el caso de Camillo Catrillanca

Las mentiras formuladas por los altos mandos de Carabineros y por el mencionado abogado, terminaron por convertirse en la gota que rebalsó el vaso que contenía la crisis al interior de la institución. 

Por Brenda Martínez, 6 de Marzo de 2020

“El abogado (Cristián) Inostroza nos dijo lo que teníamos que decir en la declaración ante la fiscalía que nos emboscaron, que nos dispararon, que nunca disparamos al tractor, que éste se cruzó en la línea de fuego. Yo le dije de inmediato: ‘eso no está bien’. Yo estoy asumiendo mi responsabilidad de haber disparado en dirección al tractor”, fue parte de la declaración que hizo Carlos Alarcón, el ex carabinero que disparó contra el comunero Mapuche Camilo Catrillanca, en un programa de TVN.

Cristián Inostroza Quiñiñir pasó de ser un defensor a un imputado. El abogado fue acusado de redactar la primera declaración de los funcionarios que participaron del operativo que culminó con la muerte de Catrillanca el pasado 14 de noviembre de 2018.

Aquel fatídico día Inostroza viajó junto al general inspector Cristian Franzani al retén de Pailahueque y luego se trasladó a la Fiscalía de Collipulli, donde acompañó a los ex funcionarios del GOPE a que prestaran la falsa declaración. Sólo habían transcurrido algunas horas desde el asesinato del comunero.

En aquella declaración grupal se afirmaba que los policías no portaban cámaras de grabación GoPro en su equipamiento y que al momento de la muerte de Catrillanca se había registrado un enfrentamiento. Hechos que fueron desestimados posteriormente en la indagatoria y lo que provocó que la fiscalía abriera una investigación por el delito de obstrucción a la investigación en su contra.

Las mentiras formuladas por los altos mandos de Carabineros y por el mencionado abogado, terminaron por convertirse en el catalizador de la crisis al interior de la institución.

Las mentiras de Inostroza

En esa primera declaración, los uniformados del llamado “Comando Jungla” señalaron que no contaban con cámaras al momento de realizar el operativo.

Sin embargo, tras algunos días de investigación, fue el mismo general director de ese entonces, Hermes Soto, quien confirmó que los uniformados portaban cámaras en sus cascos.

En aquella oportunidad,  agregó que uno de los carabineros que participó del operativo rompió la tarjeta de memoria, asegurando que tenía imágenes personales y privadas. Lo que posteriormente también fue descartado.

Incluso, se revelaron videos en los que se veía el procedimiento policial y el momento exacto en que fue abatido el joven comunero.

En relación al supuesto enfrentamiento armado al que se habrían enfrentado los uniformados, el Laboratorio de Criminalística (Lacrim) de la PDI descartó que hubiera rastro de pólvora en la ropa y manos de Catrillanca, lo que confirmó que el joven no estaba armado, ni mucho menos involucrado en un enfrentamiento.

Cristián Inostroza está imputado por obstrucción a la investigación y prevaricación. En su caso, la fiscalía pide una pena de 6 años de inhabilitación especial temporal para el ejercicio de la profesión de abogado más multa de 11 UTM por el delito de prevaricación, y de 300 días de presidio y multa de 6 UTM por obstrucción a la investigación.

Juicio

Durante el pasado lunes comenzó el juicio por el caso. En la instancia declararán cerca de 75 testigos, incluyendo al ex ministro del Interior, Andrés Chadwick, el ex intendente de La Araucanía, Luis Mayol, el senador Felipe Kast (Evópoli) y el ex general director de Carabineros, Hermes Soto.

Los otros imputados en el caso son Carlos Alarcón Molina acusado de los delitos de homicidio simple consumado y el delito de homicidio simple frustrado del adolescente M.A.P.C. Para la fiscalía pide 10 años de presidio por el primer delito y 5 por el segundo.

Raúl Ávila Morales está acusado de apremios ilegítimos contra el menor  M.A.P.C., obstrucción a la investigación, e Infidelidad en la custodia de documentos descritos. Ávila arriesga 4 años por el primer delito, más 3 años y 1 día y 300 días más multa de 6 UTM por los otros dos.

Patricio Sepúlveda Muñoz y Braulio Valenzuela Aránguiz fueron indagados por el delito de obstrucción a la investigación. En su caso, el Ministerio Público solicita 300 días de presidio y multa de 6 UTM.

Gonzalo Andrés Pérez Vargas fue investigado infidelidad en la custodia de documentos por lo que la fiscalía pide 3 años y 1 día más multa de 21 UTM . Además de 300 días de presidio y multa de 6 UTM por el delito de obstrucción a la justicia.

Jorge Iván Contreras Figueroa es imputado por los delitos de obstrucción a la investigación y de falsificación de Instrumento público, el Ministerio Público solicitó 3 años y un día de presidio éste último delito y 300 días de presidio y multa de 6 UTM por obstrucción a la investigación.

Manuel Antonio Valdivieso Terán es imputado por los mismos cargos que Contreras Figueroa, por lo que también se solicita 3 años y un día de presidio y 300 días de prisión y multa de 6 UTM por obstrucción a la investigación.