CMPC fabricará mascarillas quirúrgicas a través de su filial Softys

La elaboración de este producto será posible gracias a la compra de dos máquinas automatizadas, las cuales tienen la capacidad de producir hasta 1 millón 500 mil mascarillas al mes.

CMPC fabricará mascarillas quirúrgicas a través de su filial Softys
Por

Ante la emergencia sanitaria que provocó el coronavirus (COVID-19),  y con el fin de contribuir a reducir los riesgos de contagio de éste y otras enfermedades virales, Empresas CMPC –a través de su filial de productos de higiene y cuidado personal Softys – cerró la compra de dos máquinas de fabricación automatizada de mascarillas del tipo quirúrgicas, las cuales serán instaladas en las plantas ubicadas en Puente Alto en Santiago de Chile y en Caieiras, Sao Paulo, Brasil.

Cada una de estas máquinas alcanza una capacidad de producción de 1 millón 500 mil mascarillas al mes, las que serán transportadas a sus respectivos destinos por vía aérea, de forma de acelerar el proceso e iniciar la producción de mascarillas en un plazo de alrededor de 30 días más.

“No estamos abordando este desafío como un negocio, sino como la respuesta que se espera de una compañía orientada al cuidado de las personas, tal como lo hacemos con nuestros productos de higiene y cuidado personal”, afirmó Gonzalo Darraidou, gerente general de Softys.

“Por lo mismo, nuestra intención en el actual contexto es distribuir estas mascarillas de manera totalmente gratuita a través de los servicios públicos de salud”, agregó Darraidou. CMPC, en tanto, sólo reservará una cantidad de mascarillas necesaria para el uso y cuidado de sus propios colaboradores y comunidades vecinas.

La nueva línea de producción de mascarillas de Puente Alto, así como la de Caieiras, tendrá una capacidad de entre 60 y 80 mascarillas por minuto. Además, cada mascarilla cumplirá con los máximos estándares internacionales y estará compuesta por cinco materiales:

  • Capa exterior de Non Woven tipo Spunbond.
  • Capa intermedia (filtrante) de Non Woven tipo Meltblown.
  • Capa interior de Non Woven tipo Spunbond.
  • Barra nasal, tira de ajuste: metal cubierto con plástico.
  • Material elástico de sujeción.

El proceso de confección de estas mascarillas será complementamente automatizado, lo que garantiza el cumplimiento  de los más altos estándares sanitarios. Esto, al no existir intervención humana durante su proceso de fabricación.

“Estamos convencidos que la producción local de mascarillas brindará mucha tranquilidad en momentos en que la dependencia externa de estos productos se vuelve compleja producto de la alta demanda mundial”, destacó Gonzalo Darraidou.

Específicamente, la inversión asociada a estas líneas de inversión se encuentra en torno a los $ 850 millones de pesos chilenos.

Cabe mencionar que Softys es la filial de Empresas CMPC especializada en producción y comercialización de productos de higiene y cuidado personal, como papel higiénico, servilletas, toalla de papel, pañuelos, pañales infantiles y de adulto, y protección femenina, y es ya es proveedor de algunos de estos productos a hospitales, clínicas y otros centros de atención de salud.