Nacional

José Antonio Kast hará “streaming internacional” con diputado del partido ultraderechista Vox

Según reveló el líder del Partido Republicano, la idea es conversar sobre cómo España está trabajando para frenar la propagación del Covid-19.

Por Hernán Claro, 7 de Abril de 2020

A las 19.00 horas de hoy el fundador del Partido Republicano, José Antonio Kast, realizará lo que denominó un “streaming internacional” con el diputado del partido Vox de España, Iván Espinosa de Los Monteros. La idea de la conversación virtual es debatir sobre la crisis que el Covid-19 ha generado en el país europeo y en todo el mundo.

¿Qué lecciones de manejo institucional debemos rescatar de uno de los países europeos más azotados por esta pandemia?”, preguntó Kast a sus seguidores de Twitter para promocionar el evento.

El parlamentario español que conversará con Kast se ha enfrentado en constantes ocasiones al gobierno de su país.

De hecho, se ha opuesto a algunos proyectos presentados por el Ejecutivo para, por ejemplo, extender el decreto de alarma que permite ciertas excepciones constitucionales al país europeo como requisar implementos, disponer de mayores recursos, entre otras.

“Un gobierno que sigue empeñado en amenazar la salud, la vida y el bienestar económico de los españoles no va a contar con nuestro apoyo“, comentó sobre el gobierno dirigido por el presidente Pedro Sánchez.

Sin embargo, fuera de la contingencia, la relación entre José Antonio Kast y Vox viene desde hace tiempo. Incluso en julio del 2019 el líder del Partido Republicano viajó hasta España para encontrarse con la directiva del movimiento.

El polémico partido español

El partido Vox nació hace cinco años, pero tomó relevancia política luego que en las últimas elecciones de España, donde logró rescatar algunos escaños en el parlamento. Además han sido cuestionados por su línea ideológica, que según sus detractores, es de extrema derecha.

Su polémica más reciente fue por haber publicado en Twitter una fotografía intervenida de la Gran Vía de Madrid repleta de ataúdes. Junto a la publicación escribieron: “los españoles están haciendo muchas imágenes de manera espontánea. Esta retrata perfectamente el dolor de esta tragedia que el Gobierno y sus satélites mediáticos pretenden ocultar”.

Pero no es el único problema en el que Vox se ha metido, pues, en enero de este año la plataforma Twitter les cerró momentáneamente la cuenta, tras emitir dichos considerados como “incitación al odio”.

En medio del debate entre parlamentarios españoles por un proyecto de ley que buscaba impedir clases de educación sexual durante horas pedagógicas, la diputada Adriana Lastra (PSOE) aseguró que en Vox “no soportan al colectivo LGTBI, no soportan el matrimonio entre personas del mismo sexo, no soportan la igualdad entre mujeres y hombres, no soportan que sus ideas retrógradas no sean las de toda la sociedad”.

Al respecto, el presidente de Vox, Santiago Abascal, le respondió que “no soportamos que se metan en nuestra casa y nos digan cómo tenemos que vivir y cómo tenemos que educar a nuestros hijos. Y menos aún que con el dinero público promuevan la pederastia”.