Nacional

Intendencia descarta albergues para venezolanos que acampan afuera de embajada

La autoridad aseguró que no tendría sentido implementar la medida, ya que las autoridades del país caribeño no reconocen las cuarentenas realizadas en Chile.

Por Cristián Meza, 11 de Mayo de 2020

El intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, descartó por el momento habilitar un albergue para los cerca de 200 ciudadanos venezolanos que se encuentran afuera de la embajada de dicho país, pidiendo regresar a Venezuela.

Guevara afirmó al respecto que se están realizando gestiones con el gobierno de Caracas para que permitan el regreso de sus connacionales, que llevan más de una semana acampando en Providencia.

En esta línea, el intendente pidió a las autoridades venezolanas “que hagan exactamente lo mismo (que han hecho antes), para que trasladen a las personas lo antes posible”, según indica BioBioChile.

Por último, la autoridad aseguró que no tendría sentido implementar la medida para los ciudadanos venezolanos, ya que las autoridades del país caribeño no reconocen las cuarentenas realizadas en Chile.

Esto, mientras un centenar de ciudadanos bolivianos acampan desde la noche del pasado jueves frente al Consulado de Bolivia en Chile en Providencia.

Este nuevo grupo también solicita a las autoridades de su país que se abra un canal humanitario que les permita retornar, pues aseguran que se han visto afectados por la pandemia del coronaviurus.

La situación se viene repitiendo esta semana y están solicitando un albergue para alojar.

A fines de abril un grupo de casi un millar de personas, en su mayoría trabajadores agrícolas que se desempeñaron durante la temporada en comunas rurales de la capital y zonas aledañas, acampó también frente a la sede diplomática y fueron apoyados por el Arzobispado de Santiago, hasta que fueron trasladados a Iquique donde iniciarion una cuarentena de 14 días para ingresar a Bolivia.

Esta situación se ha repetido con ciudadanos peruanos y venezolanos quienes también han acampado en las sedes diplomáticas de su país, esperando una respuesta de su gobierno para regresar a casa.