Nacional

Sin querer, Camila Vallejo pide bajar impuestos a las empresas

Piketty y Stiglitz pidieron aumentar impuestos a las empresas en un 25%. En Chile, dependiendo del régimen tributario, las compañías pagan hasta 27%.

Por , 15 de Junio de 2020

Tomás Thomas Piketty y Joseph Stiglitz son los economistas favoritos que el Frente Amplio y el Partido Comunista utilizan para sustentar proyectos de ley que generalmente apuntan a alzas de impuestos o expansión del Estado en la actividad económica. Esta vez fue Camila Vallejo, la diputada comunista del distrito 12, quien citó a ambos economistas para reafirmar la creación de un impuesto a los súper ricos que sirva para recaudar recursos e ir en ayuda de los afectados por la pandemia del coronavirus. Según la legisladora, en Chile se escandalizan porque “proponemos un 2,5%”.

“Dos de los economistas más renombrados del mundo hablan de un impuesto del 25% a los más ricos (acá se escandalizan porque proponemos un 2,5%) y agregan que ‘No es tiempo de austeridad’. ¡Así es! Gastar más en la alimentación y salud de las personas es invertir en un futuro mejor!”, pregonó la ex dirigenta estudiantil en su cuenta de Twitter.

Lo cierto es que la parlamentaria confundió su propio proyecto. Piketty y Stiglitz recomiendan aumentar la recaudación (en todo el mundo) de los impuestos a las grandes corporaciones y que este sea de un 25%. En la OCDE, donde se encuentra Chile, este tributo es de un promedio de 21,4% (Francia tiene el más alto con una tasa de 34% y Suiza el más bajo con 8,5%).

¿En qué se confundió Vallejo? El proyecto de ley que presentó el 2 de junio grava en un 2,5% las grandes fortunas personales en Chile, mientras que la sugerencia de Piketty y Stiglitz va dirigida a las empresas.

En Chile, el impuesto a las empresas es de 25% (sistema atribuido) y 27% para compañías con régimen semi integrado.

Sin querer, y en contra de los fundamentos de su partido, la parlamentaria pidió bajar los impuestos a los empresarios en Chile.

Camila Vallejo asegura que con este tributo a las grandes fortunas podrían recaudar hasta 6 mil millones de dólares para ir en ayuda de las familias más vulnerables del país, con lo cual no sería necesario, según sus propias palabras, que Don Francisco inicie una campaña solidaria.

“No hagamos de la ayuda un espectáculo”, reclamó.