Nacional

Campaña online y estrictas medidas sanitarias: el escenario que espera al plebiscito constituyente de octubre

Las actuales reglas constitucionales complican cambiar nuevamente la fecha, por lo que la recomendación de los expertos es replicar las medidas adoptadas en el extranjero ante votaciones.

Por , 4 de Julio de 2020
Click to enlarge
A fallback.

A casi cuatro meses de que se desarrolle el plebiscito constituyente del 25 de octubre, el proceso ha sido puesto en duda en varias ocasiones. Incluso, desde algunos sectores cercanos a Chile Vamos realizaron llamados públicos para efectuar un nuevo aplazamiento, debido a los altos índices de nuevos contagios por COVID-19.

Sin embargo, expertos constitucionalistas explican que, jurídicamente, volver a cambiar la fecha -primero se iba hacer en abril del presente año- es prácticamente imposible.

Al ser considerada una reforma a la Carta Magna, ya que la realización del plebiscito implicó una reforma a la Constitución, se requiere un quórum de 3/5 de los diputados y senadores en ejercicio, es decir, es necesaria la aprobación de 119 parlamentarios -de 198-. Lo que sólo se lograría bajo un acuerdo político transversal.

El decano de la Facultad de Derecho de la UCEN y ex miembro de la Mesa Técnica Constituyente como representante del Partido Radical, Emilio Oñate, explicó cuál sería el escenario donde se desarrollará el plebiscito constituyente del 25 de octubre.

De acuerdo al experto, el próximo proceso eleccionario deberá replicar parte de las técnicas aplicadas en otras naciones, como Francia y Corea del Sur, donde sus ciudadanos votaron pese a la vigencia y propagación del COVID-19.

“La democracia no se suspende, no se suspende por estar en estado de catástrofe o por una situación extraordinaria como la que vivimos. La prueba más grande está en Estados Unidos, un país muy azotado por la pandemia, donde ningún analista ni actor político ha pensado siquiera en suspender las próximas elecciones presidenciales de noviembre”, contó Oñate a EL DÍNAMO.

Campaña online para el plebiscito

Uno de los argumentos que por estos días han usado algunos sectores para plantear la suspensión del plebiscito de octubre son las campañas que deberán realizar los comandos por las opciones Apruebo y Rechazo.

Por ejemplo, el senador Juan Antonio Coloma (UDI) y el diputado Jorge Alessandri (UDI) aseguraron en radio Cooperativa que tras la extensión del Estado de Excepción Constitucional ordenado por el Gobierno -que regirá hasta el 16 de septiembre- las campañas por el plebiscito se verían afectadas. Recordemos que el plazo oficial para las campañas comienza a regir desde el 25 de agosto.

Sin embargo, de acuerdo a Oñate, actualmente existen varias soluciones que permitirían llevar a cabo campañas efectivas por el Apruebo o Rechazo. Una de ellas es realizarlas de forma online.

De acuerdo al experto, este método ya fue aplicado en Corea del Sur, donde el 15 de abril se eligió a los 300 parlamentarios miembros de la Asamblea Nacional. En este contexto, para hacer campaña los legisladores coreanos debieron olvidarse del clásico puerta a puerta y valerse únicamente de las redes sociales y otros medios tecnológicos.

Frente al argumento de algunos parlamentarios del oficialismo, sobre suspender el plebiscito por la eventual imposibilidad de hacer campaña, Oñate indicó que “sería un grave error político, pero también institucional por perder esta oportunidad que tiene Chile de generar un espacio de diálogo, de convivencia, que descomprima todas las tensiones sociales que hay y que se han agudizado con la pandemia”.

Medidas sanitarias

El otrora asesor de la Mesa Técnica Constituyente también contó que para el plebiscito del 25 de octubre las autoridades de Gobierno aún no han fijado un protocolo para los votantes y todo aquel que participe del proceso. Eso sí, entregó algunos antecedentes de lo que se debería considerar.

Hasta el momento, los procesos eleccionarios realizados en Corea del Sur y en Francia se han hecho considerando el distanciamiento social, desinfección de los locales de votación, medición de temperatura en las afueras de los recintos de votación y uso obligatorio de mascarillas.

Pero además, de acuerdo al experto, “se deberían barajar todas las opciones”. Por ejemplo, se podría hacer una parte de la votación de forma anticipada para evitar las grandes aglomeraciones del electorado.

También de acuerdo a lo visto en votaciones internacionales durante esta pandemia, se debería considerar un método especial para que voten quienes permanecen en cuarentena, ya sea contagiados, sospechosos o contactos estrechos. Para lograrlo hay varias opciones, como que asistan las urnas de votación después del horario de cierre, voten a través del correo postal o utilizando cabinas especiales.

Eso sí, lo que Emilio Oñate no recomendó bajo ninguna circunstancia es que las votaciones se hagan de forma electrónica porque “el mecanismo no es lo suficientemente riguroso y no genera condiciones de transparencia ni de certeza jurídica. La experiencia comparada muestra que son más fáciles de manipular o adulterar”.

El plebiscito tiene que ser presencial, con los resguardos necesarios como la distancia social, mascarillas, entre otras medidas. Deberá ser determinado por el Servel cuando estemos más próximos a esa fecha”, concluyó el especialista.