Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Economistas valoran crédito blando anunciado por el Gobierno por sobre sacar fondos de la AFP

Los préstamos impulsados por el Gobierno tendrán una tasa de interés de 0% y un plazo de cuatro años para pagarse, con un año de gracia.

Economistas valoran crédito blando anunciado por el Gobierno por sobre sacar fondos de la AFP
Por 6 de Julio de 2020

El Presidente Sebastián Piñera presentó el domingo un programa de apoyo a la clase media, iniciativa que incluye “créditos blandos” para entregar recursos de inmediato a las personas que se encuentran con problemas financieros por la pandemia del coronavirus, una alternativa al retiro de fondos de pensión de las AFP.

Según indicó el mandatario, se creará un programa de préstamos para la clase media que permitirá cubrir hasta un 70% de la caída en ingresos, con un tope de $2.600.000. Estos dineros se desembolsarán en cuatro cuotas mensuales con una tasa de interés de 0%, con reajuste a la variación del IPC, y tendrá un plazo de cuatro años para pagarse, con un año de gracia.

El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, aseguró sobre estos créditos que “a una mala idea nosotros hoy le estamos presentando una idea que creemos es muy superior”, en relación al retiro de fondos de pensión de las AFP.

El ministro explicó que hay un porcentaje alto de la población que tiene bajos saldos en su AFP y que el retiro de fondos previsionales favorece a sectores de mayores ingresos, los que tienen mayores saldos en sus cuentas individuales, visión que es compartida por María Cecilia Cifuentes, profesora adjunta de la dirección financiera del ESE Business School de la Universidad de los Andes.

Según dice la economista a EL DÍNAMO, los créditos blandos que ofrece el Gobierno “son créditos con tasa de interés cero y las personas sólo pagan el crédito si su situación económica mejora“.

El retiro de los fondos previsionales de las AFP, en cambio, “genera un daño inevitable en la pensión y no hay acuerdo a cómo se financiará, si los propios cotizantes se endeuden con ellos mismos –que es un costo más alto que endeudarse con el Fisco– o si el Fisco es el que pagará los fondos, que implica un costo fiscal más alto que los créditos blandos”.

De esa forma, Cifuentes afirma que en cualquier caso, el retiro de fondos de pensión significa un mayor costo -ya sea para el cotizante o el Fisco- en comparación a los créditos blandos, esto sin considerar las pérdidas potenciales en los retornos de los fondos de pensión.

“Esto depende en qué etapa de la vida que esté el afiliado, pero varía en que la pensión futura sería entre un 5% y un 10% si se retiran los fondos”, explica Cifuentes. “Si pensamos que a futuro pueden haber retorno más altos de los que estamos teniendo, el efecto podría ser aún mayor”, concluye la economista.

Por su parte, David Bravo, economista que lideró de la Comisión Asesora sobre Pensiones organizada durante la segunda presidencia de Michelle Bachelet, coincidió con esta visión y expresó a EL DÍNAMO que “los costos del retiro de fondos son enormes“.

“Una alternativa que apunte a generar liquidez a corto plazo, como son los créditos blandos o cualquier proyecto bien diseñado, es infinitamente mejor a tocar los fondos de pensión“, agregó Bravo, indicando que “esto no es simplemente considerar las dos cuentas, sea el 10% el 5% o el 1% de los fondos”.

Relacionados

Comenta