Nacional

La primera derrota de Claudio Alvarado y cómo se desbandó el oficialismo en el Congreso

Su habilidad para comunicarse con la oposición se destacó al interior de La Moneda al entrar al gabinete como ministro de la Segpres. Pero en Palacio no contaban que sería a los parlamentarios de Chile Vamos a los que tendrían que convencer.

Por , 11 de Julio de 2020

Su primera gran prueba fue a sólo 34 días de asumir el puesto.

Claudio Alvarado, ministro de la Secretaría General de la Presidencia, tenía como misión evitar la derrota  del Gobierno en la Cámara de Diputados con el retiro de fondos previsionales de las AFP y aunque incluso llegó al Congreso para evitar la aprobación, el proyecto seguirá su tramitación. Algo que aún da vueltas en La Moneda.

“Fue nuestro propio sector político que nos generó un golpe y una derrota“, acusó el ministro de la Segpres el viernes en Radio Pauta, indicando que “muchos nos han dicho que es un cúmulo de situaciones, que es la gota que rebalsó el vaso”.

Un conocido de Piñera

El 4 de junio Claudio Alvarado dejó su cargo como subsecretario de Desarrollo Regional (Subdere) para asumir la Segpres. Ingeniero comercial de profesión e histórico militante UDI, había sido subsecretario de este ministerio en dos ocasiones (2010 – 2014 y 2018-2019).

Su habilidad para comunicarse con la oposición se destacó al interior de La Moneda al entrar al gabinete ministerial considerando que la principal misión de La Moneda era concretar un acuerdo nacional por el COVID-19.

Alvarado fue clave en que acusación constitucional en contra de la ex ministra de Educación, Marcela Cubillos, no prospera y ahora se esperaba lograr nuevos acercamiento con la oposición. Pero en Palacio no contaban con que los problemas vendrían de Chile Vamos.

Negociación y rol de Larroulet

Durante la mañana del 8 de julio, día de la votación del retiro de fondo, Claudio Alvarado y otros ministros del Comité Político incluyendo a Gonzalo Blumel (Interior) e Ignacio Briones sostuvieron reuniones con parlamentarios de Chile Vamos. Acordaron la ampliación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a la clase media, una iniciativa que luego comunicaron en el Congreso.

Pero la llegada de Alvarado y Briones a la votación generó críticas desde la oposición y Chile Vamos, con acusaciones de presiones para votar en contra del proyecto. El primero fue Gabriel Silber (DC), quien increpó frente a las cámaras de televisión a Briones, acusándolo  de lobby directo.

Luego, el RN Andrés Celis sorprendió al informar que el UDI Cristhian Moreira se desmayó en uno de los pasillos del Congreso. “Al diputado lo tuvieron tan presionado que se desvaneció, se descompensó“, indicó Celis, pidiendo “prudencia” al Gobierno por la negociación de votos para rechazar el retiro de fondos de las AFP.

En conversación con EL DÍNAMO, Celis –quien votó a favor del retiro de fondos de las AFP-, se defendió de las críticas emanadas desde La Moneda. “Dicen que utilizar los ahorros previsionales cuando estamos en una situación de emergencia extrema es inmoral, inhumano, antisocial, que  no se condice con la política económica. Y Creo que no han entendido lo que está sucediendo en Chile”, expresó el diputado.

Para Andrés Celis, al segundo piso de La Moneda “le falta calle, esquina, terreno. Por más que la UDI trate de responsabilizar a Gonzalo Blumel, yo creo que el gran responsable es Cristián Larroulet“.

Larroulet, ex ministro de la Segpres, trabajó directamente con Claudio Alvarado en el primer Gobierno de Sebastián Piñera y, según dicen al interior de Chile Vamos, es quien establece las estrategias de negociación en La Moneda, con algunos “elegidos” dentro de la coalición, situación que habría ocurrido antes y durante la votación por el retiro de fondos.

Desde la oposición afirman que “claramente Cristián Larroulet es el poder en las sombras“, con parlamentarios de Chile Vamos acudiendo directamente al asesor del Presidente, pasando por encima de los ministros, incluso de Alvarado.

Mirada de la oposición

Mientras que al interior de Chile Vamos critican a Claudio Alvarado por sólo hablar con ciertos parlamentarios de la coalición, haciendo diferencias entre diputados y senadores, la visión es menos crítica desde la otra vereda.

En la oposición comentan que Alvarado tiene buena llegada con este bloque como persona debido a su trayectoria política, pero que en el mes que lleva en el cargo de la Segpres se ha podido ver poco su trabajo y no con todos los partidos, siendo principalmente las conversaciones con la DC, el PPD y RD.

“Lo conozco desde hace muchos años, fuimos diputados juntos y tengo un gran respeto por él, pero como no hemos estado en las negociaciones, no podría calificarlo en ese sentido”, cuenta a EL DÍNAMO Jaime Mulet (FSRV), mientras que Luis Rocafull (PS) afirma que “creo que Alvarado tiene buen manejo y condiciones, pero entró en un mal momento con un Gobierno desesperado, perdida cómo llegar a acuerdos”.

Rocafull indica que “nunca ha conversado con nosotros sobre algún proyecto de ley, nunca ha habido un diálogo o acercamiento” y, respecto a la situación que se vivió en el Congreso asegura que “yo vi como tres ministros entraron a una sala con cerca de 12 diputados, violando todas las medidas sanitarias, haciendo ofertones y presionando a los parlamentarios de derecha para que no apoyaran el retiro de fondos“.

Apoyo en La Moneda

Pese a las críticas a la gestión de Claudio Alvarado al interior de Chile Vamos, en Palacio está bien evaluado ya que este impasse en el Congreso se asume como un problema de partidos.

Para el Gobierno, la reacción de los parlamentarios UDI es una respuesta a la negativa de La Moneda de enviar un veto presidencial al límite de la reelección, situación que afecta directamente a los alcaldes. En tanto, sobre la situación al interior de RN, la posición en Palacio es que los parlamentarios están legislando para las redes sociales.

Quienes estuvieron presentes en el Congreso aseguran que Alvarado logró “dar vuelta” a algunos UDI que pensaban apoyar la propuesta de la oposición, mientras que Mario Desbordes fue el encargado de hacerlo en RN, inclinándose por la abstención al proyecto.

La votación pudo ser mucho peor“, reconocen al interior de Chile Vamos, mientras que en La Moneda dicen que nunca esperaron tener que negociar con su propio sector.