Nacional

El camino que condujo a la alcaldesa de Antofagasta a la suspensión de su cargo

Para el 15 de septiembre está programado el juicio oral contra la autoridad comunal, quien asegura que en esa instancia se podrá demostrar su inocencia.

Por , 1 de Agosto de 2020
Click to enlarge
A fallback.

Un complejo camino es el que ha recorrido durante los últimos meses la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, quien fue suspendida de su cargo tras ser acusada de fraude al fisco y negociación incompatible.

Por medio de un comunicado, la Municipalidad de Antogafasta anunció que la máxima autoridad comunal quedaba suspendida de sus labores, hasta que concluyan las investigaciones por los hechos que se le acusan.

“Se han configurado los requisitos establecidos en la normativa vigente que produce la incapacidad laboral de la máxima autoridad comunal”, señalaron desde el municipio.

Asimismo, detallaron que durante este periodo tomará el cargo la administradora municipal de Antofagasta, Claudia Meneses, pero debido a que cuenta con licencia médica, su puesto momentáneamente lo ocupará el director de Obras, Juan Gálvez. Todo esto, mientras los concejales definen el reemplazo definitivo.

Caso Main

De acuerdo a los antecedentes del Ministerio Público, fue entre 2015 y 2016 cuando el municipio de Antofagasta -bajo el mando de Rojo- contrató, a través de la Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS), los servicios de la Consultora Main Comunicación para realizar supuestas mejoras digitales en la comuna.

Sin embargo, y de acuerdo a la denuncia, la empresa de José Miguel Izquierdo, ex asesor del presidente Sebastián Piñera en su primer mandato, no habría tenido como real objetivo las mejoras digitales, sino que el contrato habría estado enfocado en asesorar a la alcaldesa para conseguir una reelección.

El cuestionado contrato alcanzaba la suma de $23.722.428, cifra que habría sido cubierta con dineros de los presupuestos de Educación y Salud, asignados a la mencionada corporación municipal.

Además de Rojo e Izquierdo, en este caso también se vio involucrado el ex secretario de la corporación, Edgardo Vergara, y el administrador municipal, Héctor Gómez, quienes fueron formalizados por el delito de fraude al fisco. Posteriormente, en julio de 2019, la alcaldesa fue reformalizada y se le sumó a su causa el delito de negociación incompatible.

Durante el tiempo que se ha investigado el denominado Caso Main, la defensa de Karen Rojo ha sostenido que es inocente, y que esperan que las evidencias logren acreditarlo.

No obstante, la versión de Rojo tambalea ante la confesión realizada por Izquierdo en su declaración a la fiscalía, en la que confirma que prestó servicios de asesoría política y comunicacional a la autoridad, con el fin de reposicionarla y ampliar las chances de una reeleción.

En su primera declaración, el ex asesor de Piñera aseguró que luego de que explotara el caso -entre 2017 y 2018- se reunió en al menos tres ocasiones con Héctor Gómez, quien le habría indicado que la mejor decisión era mentir en el caso y que debía declarar que solo habría brindado servicios a la CMDS.

De acuerdo a lo señalado por el Ministerio Público, en la preparación del juicio oral contra la alcaldesa de Antofagasta se contará con el testimonio de 173 testigos, cuatro peritos y el análisis de 371 documentos.

El fin de la ruta

Durante los últimos meses, la alcaldesa ha sido el rostro de Antofagasta, cuyos 400 mil habitantes miran con temor el aumento de casos de coronavirus y el barco sin timón en el que se convirtió la comuna.

Hasta la fecha, y según datos del Ministerio de Salud, se han confirmado 3.777 casos de COVID-19 en Antofagasta, posicionándose como la segunda ciudad con más contagiados a nivel regional. Sólo es superada por Calama, que acumula 3.847.

Sumado a todas las labores realizadas para evitar el aumento de personas contagiadas en la comuna, la alcaldesa también debió preocuparse de las polémicas que anunciaban el final de su mandato en el municipio.

El pasado jueves, el procurador fiscal del Consejo de Defensa del Estado (CDE), Carlos Bonilla, lanzó la bomba sobre la gestión de Karen Rojo al sostener que “ya no es alcaldesa”.

Adelantándose al aviso oficial del municipio, Bonilla reveló que la jefa comunal está inhabilitada para ejercer cargos públicos, por lo que todas las acciones, decisiones y gastos serían considerados como nulos.

Incluso, Bonilla lanzó información aún más polémica, ya que indicó que esta situación podría traer para la jefa comunal problemas aún mayores, ya que -según la fiscalía- desde el 12 de junio que está inhabilitada y desde ahí hasta la actualidad ha estado disponiendo de recursos de la municipalidad, lo que podría considerarse como malversación o fraude al fisco.

Ante tales afirmaciones, la respuesta de la alcadesa no tardó en llegar. Por medio de su abogado, Fidel Castro, insistió en su inocencia y señaló que el CDE no tendría la competencia adecuada ni las atribuciones para determinar si puede o no seguir ejerciendo su cargo.

“Como hemos manifestado reiteradamente, el asunto de una eventual suspensión transitoria de doña Karen Rojo se encuentra sometida a los tribunales de justicia, y son ellos quienes deberán pronunciarse al respecto. Ninguna autoridad puede inmiscuirse en tal asunto. Eso incluye al Consejo de Defensa del Estado, que es querellante en la causa, y por tanto, un interesado”, indicó el defensor legal.

Respecto a las acusaciones contra Rojo, Castro explicó que “esta investigación y acusación han sido sólo consecuencia de una visión de túnel de la fiscalía, que desconoce los propios antecedentes que recopiló y que apuntan a la inocencia de todas las personas”.

“Lo que manda es el derecho a sufragio, y el derecho a sufragio de Karen Rojo sigue vigente y mientras siga vigente de acuerdo con los registros del Servel, que es el organismo que determina quiénes pueden votar y quiénes no, puede seguir en el ejercicio del cargo”, agregó Castro.

Para el 15 de septiembre está programado el juicio oral por el Caso Main, y de acuerdo a lo destacado por el Ministerio Público, cualquier persona que comete un delito que merece pena aflictiva pierde sus derechos ciudadanos, lo que es aplicado sin importar el cargo que ostente la persona.

Asimismo, señalan que la alcaldesa de Antofagasta podrá retomar todos sus derechos y podrá seguir sus funciones una vez que termine el juicio, solo en caso de que sea absuelta.