Nacional

Iván Poduje advierte sobre proliferación de campamentos en la RM: “El hogar hacinado con el COVID-19 explotó”

El urbanista revela que las tomas de terrenos en la capital superan el promedio de otras regiones como Valparaíso, donde crecieron un 40% en tres años.

Por , 1 de Agosto de 2020
Click to enlarge
A fallback.

A pocos días de que el arquitecto y miembro del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) del Gobierno, Iván Poduje, entregue un estudio sobre el aumento de campamentos en la Región Metropolitana, reveló algunos detalles que contendrá el análisis. De acuerdo al urbanista, la mayor revelación será que “el hogar hacinado con el COVID-19 explotó”.

“En la Región Metropolitana el número -de campamentos- es más grande, es decir, tenemos más tomas que Valparaíso en proporción, pese a que allí las tomas de terrenos han aumentado un 40% en tres años. Santiago tenía 5 mil familias en campamentos hace algunos años y hoy el número es mucho mayor”, contó Poduje.

El adelanto ocurrió en un conversatorio transmitido por Youtube y organizado por el ex director del Servicio de Impuestos Internos de Michelle Bachelet, Ricardo Escobar.

Si bien Poduje explicó que hasta hace algunos años Chile se diferenciaba del resto de América Latina porque “el déficit de viviendas correspondía a personas en condición de hacinamiento o que vivían en viviendas irrecuperables”, luego agregó que, “esto está cambiando en Chile”.

“Porque los hacinados se enfermaron más con el COVID y murieron más. Las mortalidades han sido más altas no sólo en las comunas más pobres, sino, en las con más hacinamiento. Han aumentado las tomas de terreno, cosa que nadie sabe porque la conversación de ‘la calle’ es dirigida por lo que dicen unos señores que están muy poco en las calles”, continuó.

La segregación social en la Región Metropolitana

Durante la conversación el urbanista también contó que además de la proliferación de las tomas de terreno y campamentos, la Región Metropolitana es víctima de la segregación social.

Fenómeno que estaría dándose con fuerza en comunas como La Granja y La Pintana. Al respecto, el especialista afirmó que “aquí se hicieron erradicaciones forzadas en dictadura de los campamentos y se armaron bolsones de segregación”.

“Hoy eso representa 200 mil viviendas en condiciones de alta segregación con control de bandas, mayoritariamente barras bravas y narcotráfico. Son los lugares que se activaron con el estallido social”, agregó Poduje.

Por último, el arquitecto criticó a los periodistas y rostros de la televisión nacional que se habrían sorprendido con la aparición de las barras bravas en la Plaza Baquedano durante el estallido social de octubre del 2019.

Según planteó, “muchas veces se idealiza el estallido porque la gente que lo idealiza vive en Providencia, Ñuñoa y Las Condes (…) pero esos cabros vienen de la periferia donde roncan, donde mandan y tiran todo el tiempo estos fuegos artificiales que emocionaban a estos rostros”.